Y muchos se sorprenden

Interesante post que descubro gracias a Pere Quintana en el que un programador cuenta su experiencia al sustituir su portátil por la combinación de un tablet de Apple + su propio servidor Linux en remoto. Resumiendo, está contento. De todas formas, me gustaría resaltar una frase que me ha hecho rebajar el valor de todo lo que había leído antes:

And yet not everything is perfect. I love having my data on a remote server and I’m deeply happy with my indefatigable Linode. Surprisingly, the weak link in all of this has become the iPad. And not just because of what it by design can’t do, but because the internet is moving towards richer and richer web apps and Mobile Safari still feels like a toy browser.

Using Google Docs has been a pain all year and it isn’t getting any better.

«Surprisingly?»

I don’t get it. Hace mucho que hablamos de la tabletización de la informática de usuario precisamente porque los tablets encarnan como ningún otro dispositivo la gran aspiración de eliminar la autonomía del usuario a través de sistemas operativos limitados. (Ni siquiera los móviles aspiraban a obsolescer nuestros portátiles hasta que hubo tablets con el mismo sistema operativo que el móvil.) Y sin embargo hay usuarios avanzados que se sorprenden de que el iPad sea la pieza limitante a la hora de trabajar 100% sin portátil.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment