Paninflación, inflación en todas partes

«Employers are themselves distorting the jobs market with job-title inflation, which has recently accelerated because a fancier-sounding title is cheaper than a pay rise. Firms are awash with an excess of chiefs and directors, such as Director of First Impressions (receptionist) and Chief Revenue Protection Officer (ticket inspector). This is not just a laughing matter. Job-title inflation has economic costs if it makes the jobs market more opaque and makes it harder to assess the going pay rate.»

- Editorial en The Economist (vía Mi macedonia)

Más allá del chiste de esa empresa de 3 trabajadores con CEO, COO y CTO (en las que a veces el COO es también CCO, y ya puestos podía ser también el liberado sindical de CCOO y terminamos con los chistes), me recordó ciertos argumentos muy oídos durante el año pasado (y que ahora que regresa Benicassim, seguro volverán a oírse). Argumentos tipo «es que mi valor en el mercado es de tanto» en boca de titulados sin experiencia volverán a oírse, siendo tanto el salario deseado de profesionales cualificados con toda la experiencia del mundo ya a sus espaldas.

El argumento, en todo caso, apunta a que parte de esa desconexión con la realidad es consecuencia de esa inflación de cargos por parte de los empleadores. Recordemos que no solo ahora hay cargos directivos para todos, sino que los honorables titulados que los ostentan tienen, además, notas más altas, en otro episodio de derrota de la transparencia necesaria para la emergencia de una meritocracia real.

En fin, lean el artículo y en un orden de cosas mucho más relajado se acordarán de cosas como los tamaños (y nombres) de las patatas del McDonalds, o ese hotel inolvidablemente cochambroso de aquellas vacaciones que, por lo demás, salieron perfectas (aunque el hotel fuera un asco). Yo me acordé también del monstruo que se comía el lenguaje y la insostenibilidad de la palabra sostenible.

Doctor en Química laser. Consultor especializado en gestión de conocimiento con software libre. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red. Fundador de Cartograf.

2 Comments

  1. Leí el artículo cuando salió el newsletter y me pareció divertidísimo. No te olvides de añadir la inflación de millas y puntos de regalo de los aviones que hace necesario tener cada vez más millas para el mismo billete. Soy uno que padece eso.

    • Ni me lo menciones, en otro tiempo que volar mucho (varias veces al mes) y así reuní muchos puntos… que en su día pudieron servir pa un viaje mu guapo (pero no tuve tiempo –o ganas–), pero por no usarlos y debido a esa inflación luego me dieron pa un viaje de mierda… xD

Comments are closed.