Transparencia

Denominamos transparencia a la cualidad de no intentar ocultar los errores propios, así como de explicar claramente qué hemos hecho para solucionarlos. Es una parte importante de toda gestión de crisis.

La transparencia e Internet

En el mundo pre-Internet, la transparencia era concebida como un problema. Mientras los flujos de información eran previsibles y controlables, muchos contemplaban la opacidad como una ventaja y la transparencia como la consecuencia de haber perdido la ventaja.

Cuando llega Internet, los flujos de información se hacen imprevisibles e incontrolables. Aunque es posible trazar la propagación de un mensaje hasta su raiz, no es posible impedir la propagación misma del mensaje.

Por qué es necesaria la transparencia

La transparencia es necesaria por dos factores principalmente:

  • Exponer nuestras ideas al escrutinio de nuestra comunidad nos permitirá mejorarlas.
  • Presionar para intentar que las críticas a nuestros errores queden silenciadas conlleva grandes riesgos reputacionales.

Ideas libres, ideas públicas

La transparencia se hace necesaria cuando los receptores de tus mensajes saben más que tú. Esto es lo que sucede en Internet, donde la audiencia es infinita.

Bajo estas condiciones, y por mucho conocimiento que atesoremos, todo lo que hacemos es susceptible de ser mejorado por otros. Todos nuestros errores son susceptibles de ser descubiertas. Y todos nuestros intentos por ocultarlos están destinados a fallar sin remedio.

Transparencia y riesgo reputacional

El riesgo reputacional no reside ya, por tanto, en la posibilidad de equivocarnos en sí misma, eso es normal y todos podemos cometer un error. El riesgo reputacional reside en la tentación de intentar aplacar las críticas sin entender que bajo toda crítica hay una necesidad insatisfecha, quizá debido a nuestros errores.

El intento de ocultar nuestros errores se interpreta en ocasiones como un intento por ejercer la ley del más fuerte, y otras como un intento de censurar opiniones y críticas. Ambas lecturas son muy dañinas para quienes apuesten por ese camino, y serán doblemente peligrosas toda vez que las posibilidades de tener éxito (conseguir tapar las críticas) son ínfimas.

Transparencia, seguridad y software libre

La transparencia, como fenómeno ligado a Internet, está también vinculada a la seguridad y al software libre.

En el caso de la seguridad, los sistemas más seguros no son aquellos que ocultan el código (lo que se conoce como segurida por ofuscación), sino los que exponen su código a cuantos más desarrolladores mejor, para todos tengan la posibilidad de encontrar fallos y proponer soluciones.

Por eso mismo, el software libre está mejor preparado para ser más seguro. No porque tenga menos fallos, todo software contendrá fallos, sino porque más personas están revisando el código.

Transparencia como ventaja competitiva

Así, mientras en la era pre-Internet la transparencia era vista como un estorbo, en la Red se convierte en una ventaja competitiva. Porque podemos usarla para exponer nuestras ideas en público, principalmente en nuestros blogs y mantener reflexiones enriquecedoras con otras personas que pueden realizar aportes a nuestra idea inicial, perfeccionándola.