A vueltas con las bicis

Perdónenme que vuelva a hablar de bicicletas en lo que parece un offtopic sin precedentes (por la repetición). En realidad, no es offtopic: me reitero en mi queja y vuelvo a decir que se condena por condenar, se multa por multar, sin analizar debidamente las amenazas y los riesgos que desembocan en esa multa.

Hoy he visto dos noticias que me hacen pensar que mi post del otro día está justificado.

  • En Madrid circular por la acera en bici conlleva el doble de multa que hacerlo con una moto (El Economista). Nefasta evaluación de riesgo, que considera el doble de grave (y punible) una acción menos peligrosa, ya que la velocidad y el daño de una bici va a ser menor con casi total seguridad.
  • El número de ciclistas en Sevilla se multiplica por 7 en dos años hasta las 74.000 personas diarias, desde la introducción del carril bici (Diario de Sevilla).

¿Comprenden ahora por qué me quejo cuando digo que las multas a ciclistas en Málaga son enormes y que lo que necesitamos son más carriles bici?

Eso sí, si somos partidarios de arreglarlo todo con multas y sin plantear soluciones, siempre podemos aplaudir la nefasta gestión de ayuntamientos como el de Málaga o Madrid.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

4 Comments

  1. Estás hablando de derechos y deberes, estás hablando de palo y zanahoria, y de cómo con palos no se va a ningún sitio (bueno, sí, a crear un problema grande donde antes no lo había).

    En fin, lo de las bicis. Yo de joven en UK iba en bici (inconsciente que era, solo me daba “algo de cosa” cuando me adelantaban los autobuses de dos pisos… cosa de la juventud). En Barcelona desempolvé la bici cuando en el 2002 pintaron un carril bici por delante de casa y que me llevaba a la oficina casi en línea recta. Antes no me atreví.

    Yo estoy por los carriles bicis (la única manera de que alguien normal como yo se animase tras la locura de juventud fue de esa manera) pero por la calzada, porque la bici debería desplazar al coche, nunca al peatón. La normativa para ir en bici por la acera es dificilísima. En Barcelona intentaron definir “condiciones adecuadas” como que puedas hacer 3 metros en linea recta, si puedes ir menos es que haces zig-zag entre peatones, y designaron algunos paseos peatonales muy concurridos como “prohibidos” para la bici.

    En Asia hay dos sitios muy diferentes al respecto. China es una gozada. A mí me tocó ir en bici en una ciudad “pequeña” de ocho millones de habitantes y comprendí lo de la “masa crítica”, un enjambre (swarming) de bicis ocupando dos carriles de coche, imposible de invadir por un vehículo a motor. El otro extremo es Japón, donde hay muchíiiisimas bicicletas, pero van exclusivamente por la acera y a unas velocidades que hasta a mi me daban ganas de darles un bolsazo por cafres!!!

    En resumen, que tienes más razón que un santo. Siguiendo con el tema religioso, es un pecado que en Málaga, con semejante clima, no se potencie la bici como medio de transporte. ¿Lo veremos algún día por las buenas, o simplemente sucederá cuando la gasolina esté por las nubes y el coche sea impracticable? Yo soy pesimista.

    • «es un pecado que en Málaga, con semejante clima, no se potencie la bici como medio de transporte. ¿Lo veremos algún día por las buenas, o simplemente sucederá cuando la gasolina esté por las nubes y el coche sea impracticable? Yo soy pesimista.»

      Yo también soy pesimista… aquí todo se hace mal aposta o sale mal porque se hace cuando no hay más cojones que tomar una decisión.

      Yo no fui tan lejos con la bici. Yo puedo decir que donde yo las vi (Bélgica, Alemania, Suiza) tenían su hueco en la calzada en casi todas partes (en ocasiones desplazaban al peatón, casi siempre a los coches), y la gente es muy civilizada… incluso con el coche. Así que no había grandísimos peligros por eso.

  2. Desde luego sería mejor dejar la acera para los peatones y la calzada para todo tipo de tráfico rodado, con carril especial para bicis. En Sevilla, como sabréis (y si no os lo digo yo), se ha optado por desplazar al peatón en la mayoría de los casos. Aún así, creo que es mejor un carril bici regular que un carril bici inexistente. Y teniendo en cuenta el grave problema del tráfico, quizá haya sido mejor en muchos casos mantener una calzada intacta. Lo que sí está muy bien es la red que han hecho, que comunica casi casi cualquier par de puntos de la ciudad. ¡¡Incluyendo los barrios periféricos!!

    En cuanto a lo de las multas, por aquí también hay penalización para los usuarios de bicicleta por la acera (y para los peatones que caminen por el carril bici). Y prohibición de circular en bicicleta por las zonas peatonales del centro entre las 10 y las 22h.

    • Desplazar a los coches, siempre. Puestos a no tener carril bici, mejor uno como el vuestro, pero el objetivo es desplazar a los coches, porque una vez tienes un carril bici en la acera pierdes la opción de reclamar uno de verdad, donde de verdad tiene que ir: en la calzada.

      ¿Y qué hacemos con los coches? Estoy seguro que si en Sevilla hay 70.000 bicis donde sólo había 10.000, debe haber algunos coches menos… El asunto aquí es que al introducir las bicis en la rutina diaria, disminuye el número de coches y, por tanto, dejan de necesitar ese metro y medio que le dieron a las bicis… es un sistema en equilibrio. El equilibrio se rompe cuando se quitan las aceras, el número de peatones no va a descender por eso, pero los jodemos y les quitamos acera…

Submit a comment