La Málaga de…

Hace unos meses, dando vueltas por Internet vi un proyecto llamado El Madrid de, una web en la que leer entrevistas a personas con un único hilo conductor: Madrid. El proyecto es cosa de Juan Andrés Milleiro y me gustó lo que leí, me gustó esa manera de ver y describir la ciudad por laRead More…

Solsticio sin fuego

Ayer noche estuvimos en la playa. Se celebraba el solsticio de verano con la niebla más densa que nunca se vio en una noche como ésta. Una niebla que no era, ni con mucho, lo más extraño. Lo más extraño fue comprobar que habían prohibido encender hogueras en la playa. Miles de años celebrando estasRead More…

Los baños del Carmen

Los baños del Carmen

«Yo me senté, me quité los zapatos y hundí los pies en la fría arena. A lo lejos sonaron las campanas de la iglesia. Miré a mi alrededor. La arena, el mar, el horizonte. No había indeseables a la vista. Estaban en la iglesia, perdiéndose todos los milagros».

Alfredo de Hoces, Fuckowski, memorias de un ingeniero.

El balneario hoy estuvo muy tranquilo. Ese sitio es diferente, pero en un día tranquilo es verdaderamente cautivador, maravilloso.

Reconocimiento al Devolucionismo

Ayer estuvimos en Málaga, donde se celebraban tanto la Libre Software World Conference, de la que hablamos brevemente hace unos días. Aprovechando el evento, tuvo lugar la entrega de los premios de la Iniciativa Focus al conocimiento libre, donde se rindió un sentido homenaje a Carlos Atarés. [Foto: Jose Alcántara (yo, para entendernos) recogiendo elRead More…

LSWC, el fork

«En Software Libre se hacen forks de todo, pero hacer un fork de una conferencia abandonada es una novedad. Así es la Libre Software World Conference promovida por Andalibre, ASOLIF y el Ayuntamiento de Málaga.»

Sergio Montoro, acerca de la Libre software world conference que sustituirá a la cancelada OSWC.

Dice Sergio que si la junta hubiera cedido la organización del evento cancelado a los organizadores de la nueva conferencia alternativa se habrían ahorrado tanto el dinero como el escándalo. Cabe preguntarse, de todas formas, si era éso lo que interesaba a los burberries o se la traía al pairo, visto lo visto que no les importó sacrificar una de las pocas marcas globales con que contaba la junta, con los tiempos que corren y tal y como está el patio.

En todo caso, la cancelación de la OSWC y su mutación posterior tendrán una buena consecuencia: la de librarnos de la esquizofrenia que sufría el mismo desde que, hace años, algún lumbreras decidiera denominarlo usando en español el término software libre y en inglés el más que ambiguo open source. Esos términos son muy diferentes y responden a prioridades muy, muy diferentes. La nueva conferencia nace con esa ventaja, además de la ventaja de estar capitaneada por Asolif y Andalibre y no por los mismos que quieren desandar el camino de años mudando a toda la Junta a SAP y comprando Microsoft.

Ah, la página de la Libre Software World Conference funciona y todo. Qué de cambios, oiga.