Los baños del Carmen

Los baños del Carmen

«Yo me senté, me quité los zapatos y hundí los pies en la fría arena. A lo lejos sonaron las campanas de la iglesia. Miré a mi alrededor. La arena, el mar, el horizonte. No había indeseables a la vista. Estaban en la iglesia, perdiéndose todos los milagros».

Alfredo de Hoces, Fuckowski, memorias de un ingeniero.

El balneario hoy estuvo muy tranquilo. Ese sitio es diferente, pero en un día tranquilo es verdaderamente cautivador, maravilloso.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

4 Comments

    • Sip… y, además, tras años de intentar detener ese plan parece que al final ese sitio (y las historias que contiene) se perderán para siempre. Ya aprobaron el aumento de presupuesto (un 400% del inicial, hasta las 400.000 euros…) para llevar a cabo la destrucción. Qué pena, sí.

  1. Dime si contemplando esa estampa no sientes parecido a D. Manuel Alcántara ….

    POR la mar chica del puerto
    andan buscando los buzos
    la llave de mis recuerdos.

    (Se le ha borrado a la arena
    la huella del pie descalzo
    pero le queda la pena.

    Y eso no puede borrarlo.)

    Por la mar chica del puerto
    el agua que era antes clara
    se está cansando de serlo.

    (A la sombra de una barca
    me quiero tumbar un día;
    echarme todo a la espalda
    y soñar con la alegría.)

    Por la mar chica del puerto
    el agua se pone triste
    con mi naufragio por dentro.

    Manuel Alcántara

Submit a comment