Se nos cayó el apellido

Desde hace unos minutos este blog ya no se llama Versvs’ Blog, sino Versvs, así a secas.

¿A qué obedece esto? ¿Es que esto ya no es un blog? Claro que esto es aún un blog, que nadie se ponga nervioso.

Lo que sucede es que hace ya mucho tiempo que no me sentía cómodo con ese nombre en inglés. No con la palabra blog, eso da igual. en castellano se ha impuesto igual (podréis encontrar algunos que os hablen de weblogs, menos aún os hablarán de bitácoras). Lo que me estaba produciendo la muerte a pellizcos era el apóstrofe; el genitivo sajón, como nos lo enseñaron a llamar en el cole, de un idioma en el que se daba nombre a un blog pero en el que jamás escribí por aquí.

Como ponerle El blog de Versvs era tremendamente largo y aburrido, lo he acortado. Y se quedó en Versvs, sencillamente. Total, el cambio es pequeño en la práctica, tan pequeño que seguro que muchos ni se habrían dado cuenta, pero interesante en el trasfondo. Al menos desde el cristal que yo lo miro. Las lenguas nunca son neutrales y yo ahora estoy más agusto. Con qué poco se alegra uno, coño.

Éste era otro cambio pendiente postergado largamente, pues en el logo antiguo ponía Versvs’ Blog y el no-cambio de tema me hizo prolongar también esto. Al final con los acelerones olvidé tocar eso; pero ya está hecho.

PD. También he aprovechado para hacer en el nuevo tema algunos de los cambios retoques que me recomendasteis cuando pedí opinión la última vez. Continuaré poco a poco, que ando justito de tiempo.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

6 Comments

  1. Una alternativa hubiera sido (no sé si es común en Andalucía) como se suele hacer con las casas de comida tradicionales: Casa Versvs,… o como dicen los grancanarios Ca’Versvs :)

    De cualquier forma, felicidades por el cambio de diseño y por el nuevo-viejo nombre!!

    • Ay, eso me pasa por hacer los cambios con nocturnidad, alevosía, y demasiadas horas de trabajo encima. Sí que se usa mucho aquí lo de “casa pedro” para ventas, mesones y tabernillas tradicionales. Es de un punto tan guapo que ahora me da cosilla no haberlo hecho! : D

      Y sí, de nuevo, en el fondo cortamos por la vía de enmedio y decimos “en cá juan”. Como alternativa, con determinante: “¿dónde vas a estar?” “en cal juan” :_D Vivan las hablas locales (no tan locales, porque mira que estamos lejos de las islas) :)

Submit a comment