HTC Magic, Vodafone y los virus

Que te compres un nuevo teléfono y éste traiga de casa un virus casi es motivo para exigir que te devuelvan la pasta que te haya costado, que tu nuevo teléfono traiga hasta tres troyanos es motivo suficiente para que despidan a todo el departamento de control de calidad de la empresa que te vende el teléfono.

Si estos días has comprado un HTC Magic al operador Vodafone, ándate con cuidado porque leo en SbD que la gente de Panda Security ha encontrado no uno sino tres virus en el teléfono: Conficker, un cliente de botnet y otro virus que se encarga de robar contraseñas de acceso a Lineage. Todos capaces de recoger información sensible que haya en todo ordenador al que se conecte el teléfono y que sea susceptible de ser infectado.

Así que sí, el teléfono venía completito, completito. La infección reside en la tarjeta de memoria, ya que Windows es incapaz de montar el sistema de archivos de Android. Está por ver que haya muchas unidades infectadas o que sea algo esporádico debido a sabotaje (¿empleado cabreado?) o mala restauración de alguna unidad reparada/revendida. En todo caso, tengan cuidado ahí afuera.

Sobre el spam de Vodafone

Hace casi un mes me lamentaba de la enorme cantidad de publicidad no deseada que recibía de la mano de Vodafone.

El post fue un éxito absoluto y se montó una conversación muy interesante con decenas de comentarios. Uno de esos comentarios (varios, de hecho) los firmó Glez, y en él me recomendaba llamar al 123 para dejar de recibir publicidad no deseada. Esa actuación tiene toda la lógica, pero tan acostumbrado está uno a ser ignorado que ni lo había intentado. Sin embargo, me dije que probarlo me iba a costar sólo unos minutos de mi tiempo, así que decidí que llamaría para revocar el permiso que (en algún momento) debí darle para usar mis datos con fines comerciales.

La realidad es que llamar al 123 funcionó a las mil maravillas. No volví a recibir publicidad, lo cual significa que el sistema se actualiza realmente rápido (recibía unos 3 mensajes al día).

Así que dicho queda: ¿te molesta la publicidad de Vodafone? Pues llama al 123 y revocas los permisos para usar tus datos con fines comerciales. Así de sencillo.

Y lo pongo en un post en portada porque bueno, después de la queja airada (y merecida) del otro día, pues pensé que era justo decir que han sido diligentes con el cumplimiento de mi petición (hecha con la Ley orgánica de protección de datos a mi favor), y que seguramente a alguien más le vendría bien saber que haciendo una sencilla llamada de teléfono se puede librar de una buena dosis de mensajes incómodos.

El spam de Vodafone

Cada mañana igual, cada día igual. Podrá llover o hacer sol, podrás dormir o tendrás que madrugar. Será lunes, jueves o martes. Otoño, verano, primavera.

Lo único que no te va a faltar ni un sólo día es tu ración de spam de Vodafone. Eso nunca falla. Cada mañana, cada tarde. Ayer, como siempre, recibí varios mensajes (sms + 2 mms), el día acaba de comenzar y yo ya sé que de aquí a final de día recibiré mi ración, incluso de publicidad engañosa en los que Vodafone ya ni siquiera vende servicios sino se mete a tombolista.

No sé cuánto tiempo llevo siendo cliente Vodafone. Con contrato debo llevar casi 5 años. No he cambiado ya de compañía porque no he tenido tiempo de mirar ofertas pero casi con seguridad eso sucederá este verano (ya hace meses que cumplí la permanencia de mi último terminal). Les aseguro que me marcho de esta compañía igual que me marché de ONO harto de tener que buscar su número de atención al cliente gratuito.

No es que Vodafone no sea barata (que no lo es), es que estoy hasta las pelotas harto de que me manden una cantidad inadmisible de publicidad.

Si se cumple la permanencia y no vamos de cabeza a renovar el móvil (y a regalaros otros 18 meses de tiranía), es porque no nos da la gana. No hace falta que me lo digan 3 veces al día porque no es que no sepa dónde están las tiendas Vodafone, que por desgracia no han dejado ni una esquina libre en mi ciudad, sino que no compensa firmar un contrato de permanencia mínima que me atará a una empresa que luego me acosa a publicidad.

Y machacándonos a mensajes de mierda no ayudan a su causa.

[Mañana más sobre los temas de siempre, pero entenderán que si no puedo rajar en mi blog, ¿dónde voy a hacerlo?]

Actualización (2009-07-10): Un mes después, un nuevo post sobre los cambios en este tema.

La VoIP en el móvil y la neutralidad de la red

Un amigo (¡hola Alkar!) está estos días indagando sobre conexiones a internet baratas y móviles tanto para España como para el extranjero (estos trabajadores modernos…) y me comentaba una situación muy molesta que para él parecía haber pasado inadvertida pero que para mí era algo más conocida (aunque sólo de pasada) desde que decidí queRead More…

Vodafone va a grabar llamadas a su servicio de atención al cliente.

con la finalidad de ofrecerles cada día un mejor servicio es posible que algunas de sus llamadas al servicio de atención al cliente sean grabadas para evalua l calidad del sevicio q les ofecemos, en cualquir caso si no desea qu sus llamadas sean grabadas indiquelo a cualquiera de nuestros agentes de atención al cliente

Con esta locución me ha recibido esta mañana el servicio de atención al cliente de vodafone. Me parece horrible que se lancen a grabar llamadas, porque lo harán, porque la mayoría de las personas ni lo van a pensar y, menos aún, van a molestarse en indicar al teleoperador que desean que esa conversación no sea grabada. Me parece horrible porque para analizar el servicio pueden hacer audiciones en directo a sus teleoperadores y así observan cómo de ágiles son al responder, qué trato dan al cliente,… NO hacen falta grabaciones, no hace falta en absoluto.

Yo, por mi parte, he comenzado mi charla con el teleoperador con esa frase: “En primer lugar indicarle que deseo que esta conversación no sea grabada” pero sé que la mayoría de la gente no lo hará, y me parece un cambio de postura bastante amenazante para los usuarios. ¿Qué será lo próximo? Nos comen terreno…