Los datos de la administración pública disponibles para las empresas

No creo lo que veo. Después de todo el debate que nos traemos con los datos personales y el uso que las empesas hacen de éstos (publicidad sobre todo), después de llegar a la conclusión de que la publicidad la tenemos que frenar nosotros porque los publicistas no lo harán (de eso comen). Ahora llega la administración pública y nos deja con la boca abierta.

Se realizan abusos con nuestros datos, a veces incluso por parte de la administración (Generalitat analizando informes médicos para ver el uso de la lengua). Convertir en legal el abuso. Claro, el estado dice que lo hace para favorecer el empleo, pero el verdadero motivo es que ahora no podrán multar a las empresas por disponer de información personal. Brillante.

¿Favorecer el empleo dando datos de la administración? Está por ver qué datos serán transferidos, pero vayámonos a los historiales médicos o al estado civil. No creo que tu historial médico (todos tenemos achaques antes o después) en manos privadas te ayude a encontrar empleo. Ni que una empresa pueda saber que recientemente «pusiste cese temporal a tu relación». Quién sabe si estás deprimido y borracho; o rejuvenecido… y borracho.

¿Quieren fomentar el empleo? ¿Qué hay de la revolucionaria idea de ayudar a los emprendedores que apuestan por el autoempleo? ¿Qué hay de desincentivar la compra de vivienda, que actualmente tiene una rentabilidad del 15% por desgravaciones? Los inversores saldrían a la calle con su dinero y eso crea empleo. Decir que dar mis datos personales y privados a una empresa ayudará a crear empleo es una aberración.

Un párrafo del BOE de 17 de noviembre de 2007:

La información generada desde las instancias públicas, con la potencialidad que le otorga el desarrollo de la sociedad de la información, posee un gran interés para las empresas a la hora de operar en sus ámbitos de actuación, contribuir al crecimiento económico y la creación de empleo, y para los ciudadanos como elemento de transparencia y guía para la participación democrática. Recogiendo ambas aspiraciones la Directiva 2003/98/CE, de 17 de noviembre de 2003, del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa a la reutilización de la información del sector público, se adoptó con la finalidad de explotar el potencial de información del sector público

Tiene gracia que se acuerden de la «transparencia y la participación democrática» cuando se trata de dar información pública a las empresas y no cuando se trata de la adopción de estándares abiertos y software libre en la administración, verdadero vehículo para la transparencia en este sentido.

¿Qué mecanismos llevan al estado a pensar que las empresas facilitarán nuestra participación democrática si la función del estado es principalmente impedir que las empresas tengan una influencia proporcional a su riqueza? ¿El lobo cuidando del gallinero?

Para rematar la jugada tenemos de nuevo el papel de la Comisión Europea como ordenante al que no se le pueden pedir cuentas. El gobierno está transcribiendo a la legislación estatal una directiva europea de 2003. ¡Están obedeciendo órdenes! ¿Les suena el argumento? Claro, es el consenso de Washington. La creación de estructuras supraestatales ademocráticas que puedan gobernar el mundo sin miedo a que las siguientes elecciones puedan hacer fracasar sus planes. Así llegamos al corporativismo actual que presume como cierta la hipótesis de que cualquier empresa privada actuará mejor que una pública. Lo llaman economía, pero es ideología. Cualquier gasto será mejor si es realizado por una empresa privada. Un dogma.

Estoy indignado. Deudas de privacidad, corporativismo y morro (el morro suficiente para convertir en legal lo increíble). Esto nos lo ha contado Acalpixca, que también está que echa humo. Y a ver si tenemos suerte y alguno de los abogados-bloggers que habitan la blogosfera (pueden leer a algunos en mi feevy) se moja en este asunto. Será interesante conocer la opinión de alguien que realmente conozca esta materia.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

3 Comments

  1. Un par de cosas.
    Primera e importante: cuando se habla de historiales médicos hay que cambiar la persona. “Tu” historial medico en un centro de salud publico no es tuyo. Esos datos, aunque sobre tu persona, son del médico y del centro.

    Dicho eso, el proceso para consultar datos de un historial es complicado. Cuando yo quiero consultar “mis” datos de “mi” historial medico, tengo que rellenar un impresito con las razones que tenga para consultar esos datos y, solamente si el director del centro lo autoriza, tendré acceso a esos datos. Imagina ahora cuando alguien que no sea yo quiera consultarlos…

    Las otras cosas no sé, pero los historiales médicos estan muy muy protegidos, al menos en Cataluña.

    Por cierto, el enlace sobre la noticia de los informes medicos está mal. No habla de la Generalitat (catalana o valenciana), si no de la comunidad de Madrid.

    Y sobre eso, cada dia me harto de triturar papeles, no solo de documentos oficiales, si no de cualquier papelito que contenga un solo dato personal de cualquier paciente. Incluso las hojas con las listas diarias de cada médico.

    • Hola Arnau,

      Ante todo, gracias por tu comentario. Perdona que confudiera el enlace, me refería a esto y confundí la referencia: http://espana.barrapunto.com/article.pl?sid=06/01/10/1323207

      Me alegra saber que las cosas se toman en serio, cuando hipotetizo (¿se dice así?) sobre el abuso relativo a historiales médicos lo hago porque me parece un asunto límite. Por supuesto gravísimo ha de ser el incidente que llegue a tanto, lo más normal es suponer que darán datos de otro tipo (aunque no alcanzo a saber cuáles).

      Repito que me agrada saber que las cosas se hacen bien. Espero que sigamos así :)

    • ¿y que te hace pensar que la ley no permite que esos datos que trituras ahora no se pueden vender a una empresa?

      el ministerio de la vivienda acaba de publicar el Viernes 14 diciembre 2007, la ORDEN VIV/3649/2007, de 29 de noviembre, por la que se regulan los ficheros de datos de carácter personal del Ministerio de Vivienda. (para ceder o vender a entidades financieras).

      estan especifiados los datos, asi que sin comentarios.

Submit a comment