Lavabit, Groklaw, Manning: la NSA dispara al mensajero

Dos de las consecuencias del conocimiento público del espionaje masivo mantenido por la NSA y otros servicios de espionaje estatales son la toma de conciencia general de que vivimos bajo vigilancia y el cierre de servicios destinados a ofrecer comunicaciones seguras, o información crítica proporcionada de forma anónima a través de Internet: el arrinconamiento judicialRead More…

Alemania estrena la nueva ley de la STASI

Hace ya muchos meses avisamos de la aprobación en Alemania y Suecia de una ley que permitiría la intercepción y espía de las comunicaciones de los ciudadanos alemanes (y suecos), aprobadas por los respectivos estados; sucedió en junio de 2008 y avisamos en aquel momento. Al hilo de estas mismas decisiones estatales, en Esta Europa NO se habló también hace un tiempo (octubre de 2008) al respecto: La STASI europea se amplía. A falta de dos días para estrenar nuevo año, leemos en La vanguardia (vía Elliot) que pasado mañana 1 de enero, entra en vigor la ley alemana que se aprobó el pasado mes de junio. Van a por nosotros. 2009 schlecht beginnt, liebe Kollegen.

En UK van a monitorizar todos los correos electrónicos

Acojona de sólo leerlo. La nueva ley sobre datos de telecomunicaciones que quieren aprobar en el Reino Unido prevé guardar un registro de todos los mails enviados (Directgov via Slashdot).

Está claro que con la aprobación de la retención de datos de telecomunicaciones (aprobada en febrero de 2006) esto era cuestión de tiempo, pues también van a registrar todas y cada una de las webs que se visitan y, en definitiva, toda nuestra actividad. Esto no es más que un ataque más en la lucha por poner internet bajo absoluto control gubernamental y no difiere mucho de las leyes aprobadas por Suecia y Alemania.

En la anterior legislatura, el gobierno de Zapatero ya traspuso la directiva europea de retención de datos a la legislación estatal, como comentamos en El fin del anonimato en telefonía móvil y la inmigración ilegal.

Cuánta hipocresía gasta la UE. La misma UE que se queja públicamente porque las empresas de internet almacenan los datos durante más de 6 meses, es la primera interesada en conservar todos tus datos de comunicaciones y analizarlos. Parece que cuando hace tiempo hablábamos de la voluntad del gobierno europeo (al que ninguno de nosotros ha votado) de crearse a sí mismo un monopolio de retención de datos no íbamos equivocados en absoluto.

*** Relacionado: Como y por qué cifrar el correo