La regulación del negocio de los datos

El mes pasado Google unificó la política de privacidad de todos sus servicios y levantó toda una polémica con ello. Esta semana Facebook modificó sus condiciones de uso y las quejas no tardaron en aparecer. Hasta Pinterest, que aún no ha perdido su halo cool, está recibiendo críticas por cambiar su política de privacidad y no mejorar los aspectos más criticados (como informar al usuario si el gobierno ha solicitado su información). El principal activo comercial de todas ellas es nuestra información personal, recogida en cada uno de nuestros clicks.

Marta Franco publica un artículo que analiza en profundidad parte de los problemas que se derivan del hecho de que en torno a nuestra vida privada y nuestros pequeños actos cotidianos (rigurosamente registrados) se esté organizando una gran industria que será la gran dominadora de los tiempos por venir. El artículo cuenta con aportes, entre otros, de David Maeztu y yo mismo, que lanzo la que para mí es la pregunta clave a este respecto: «cabe preguntarse no ya si se recogerán todos nuestros datos (algo casi inevitable), sino quién tiene acceso y bajo qué condiciones».

Creo que el reportaje es un buen punto de partida para conocer cómo está la situación a este respecto. Se puede leer ya online en Diagonal Web.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

One Comment

Submit a comment