Impunidad ante abusos con la retención de datos

Garda

¿Qué sucede cuando un policía abusa de su acceso privilegiado para curiosear en el registro de llamadas de una persona, siempre disponible por obra y gracia de la directiva europea de retención de datos?

Nada. Eso es lo que sucede, al menos si nos atendemos al caso de un policía irlandés que decidió hurgar en los registros de llamadas de su expareja.

¿Cómo vamos a estar contentos con la retención de datos? No es posible cuando vemos que el registro masivo que los Estados han instaurado sirve precisamente para lo que dijimos que servirían, que la privacidad de las personas sufre precisamente las violaciones que dijimos que sufriría y que, además, la jugada sale gratis al fisgón.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

3 Comments

Submit a comment