Estupidez

«La probabilidad de que cierta persona sea estúpida es independiente de cualquier otra característica de esa persona.»

Carlo Cipolla

He leído esta cita (desconozco si es textual) releyendo viejos posts del blog de Julen. La comparto y siempre uso una idea parecida como contraejemplo al discurso nacionalista. Pero explicar eso sería más largo que las escasas siete palabras que le quedan al post.

Bocados de Actualidad (101º)

Vuelve la sección itinerante, los Bocados de actualidad. La ronda centésima primera viene más cargada de lo habitual por el retraso, porque últimamente estuvimos algo parados y porque los últimos días han sido intensos a cuento de la última gran propuesta de ley que nos hicieron desayunar. Suena la ley innata de Extremo, un clásico reciente, y no os distraigo mucho más antes de dejaros con los enlaces.

  • Mi mesa cojea rechazando el premio al mejor blog vasco. Me gustó su explicación pero me quedó la duda de si también rechazaría el premio al mejor blog español. En todo caso, repito, la explicación me parece dignísima.
  • The Big Bang Blog y una petición: si regalan juegos de mesa, sean creativos y no regalen monopoly ni trivial.
  • Security by default y Elhacker.net haciendo uso responsable (y ejemplar) del software libre con el depurando el software (no libre) con el que gestionan sus foros.
  • Heterocósmicas y la verificación de la procedencia de los huevos según el código que tienen marcado.
  • Madrid me mata y vigila tú, vigila él, vigilamos nosotros.
  • Sonia Carbajal comenta la propuesta de los pornoimpuestos noruega que yo no tuve tiempo de comentar.
  • David Bravo y la enésima resolución judicial a favor de las páginas de eLinks.
  • Rinzewind y los mandamientos moribundos.
  • Furilo y las otras cifras del Alakrana.
  • Julen y el derecho a la imperfección.
  • ¿Es el nacionalismo una religión secular? Pregunten a Pere.
  • Sergio Hernando y un posible fraude investigado por Visa y Mastercard.
  • La última polémica con la LES ha hecho que nos olvidemos de Sitel, Pululante le dedicó un post a este asunto. Write Only Mode también volvió sobre este tema.
  • ¿Quién vigila al vigilante? nos avisaba en octubre de que el gobierno pretendía acabar con el p2p antes de diciembre. ¿Seguirán diciendo que no conocían el contenido de las reformas propuestas por el ministerio de cultura?
  • La pastilla roja cuestiona el éxito de Chrome en ¿es chrome otro fork de linux?
  • ¿QVAV? y la blanca navidad italofascista. Pánico.
  • Blogpocket nos recuerda algo importante: no pongas en internet lo que no pondrías en una postal.
  • Error 500 y el cierre de dos de los mayores trackers de bittorrent (The pirate bay y Demonoid).
  • JA Millán nos pasa una viñeta sobre la evolución cultural. Brillante :)
  • Pesle Mesle y le moi réel de Levi-Strauss, recordado con ocasión de la muerte de éste.

Sobre la Ley de economía sostenible tenemos aún algunos enlaces, pese a que le hemos dedicado ya algún post (ley para pagar a los que nos sostienen, la trampa semántica:

Bola extra:

  • Para cerrar un enlace (incluye vídeo) sobre El caminito del rey en el impresionante Desfiladero de los gaitanes (El chorro) en Málaga, por Málaga en blanco y negro.

Días verdes en Brunei

No leía nada de Bruce Sterling desde que hacía años (mucho antes incluso de comenzar este blog) leí La caza de hackers. Así que cuando decidí echar un rato leyendo Días verdes en Brunei apenas sabía qué me iba a encontrar.

Lo que me encontré es un relato tan breve (apenas 100 páginas) como encantador. No es que no sea un relato soñador, que lo es, pero lo es de una forma que te dan ganas de que algo de ese mundo pudiera llevarse a cabo.

Lo cierto es que de todas las lecturas recientes ha sido la que más gratamente me ha sorprendido. Si las últimas lecturas de Gibson (Neuromante aparte) han resultado poco menos que tortuosas y la tierra plana de Friedman resultó no ser plana en absoluto, los Días verdes en Brunei de Sterling ofrecen un poco de todo. Un poco de ese encanto hacker que nos estremeció en Criptonomicón, un poco de ese imaginar paisajes vividos cien veces, o incluso ponerle el rostro de algún que otro amigo a esos pasajes. Y, como anécdota, conocer el posible origen de la metáfora del bricolaje, a la que tantas vueltas hemos dado en tiempos recientes (y más que daremos).

Una lectura productiva de la que quieres un poco más, de modo que con seguridad volveré sobre Sterling más adelante, pero lo haré cuando tenga tiempo. De momento tengo en La Pila muchos libros y algunos llevan ya ahí demasiado tiempo.

La trampa semántica

El anuncio de la Ley para pagar sosteniblemente a nuestros amiguetes ha tenido consecuencias inesperadas. La primera ha sido la revuelta más interesante, potente y bonita que ha habido en nuestra internet en varios años. Están siendo unos días emocionantes. De esta primera consecuencia salimos beneficiados. La segunda, más sútil, beneficia al Estado. Por cómo …

Todos quieren tener el control

Ahora la misma UE que aprobó el paquete telecom hace apenas nada amenaza al Estado español si éste decide privar de acceso a internet a los usuarios de p2p. Está claro que ambas estructuras estatales (supraestatal, en el caso de la UE) tienen un conflicto de interés: no es sólo que ambos quieran ver internet bajo control, es que ambos quieren tener la voz de mando. Y está claro que ambos entes no dudan en hacerse la batalla entre ellos para que quede claro quién manda. Al final, a nosotros nos da igual quién nos apriete el cuello: la batalla por el poder político no cambia la situación básica. Y la situación básica es que los dos lobos están votando quién se come la oveja. Falta saber si la oveja tiene pistolas…

El acuerdo Facebook-Yahoo! y el rastro de tu navegación

Un acuerdo importante que se ha conocido hoy y sobre el que no he visto comentarios en castellano (tan cabreados como estamos con nuestro políticos y sus planes para nuestras libertades) y que me parece verdaderamente interesante es el acuerdo que han alcanzado Facebook y Yahoo! para que el servicio de identidad online del primero (Facebook Connect) sea utilizado en las webs del segundo (Yahoo!). (Nota de prensa de Yahoo!)

Entre los blogs anglos, GigaOM analiza las implicaciones del acuerdo para el sector, señalando su influencia en las últimas decisiones de Google o AOL. Está claro que el acuerdo es una victoria de Facebook, un varapalo para Google y otra piedra más de lastre en las alforjas de un Yahoo! que hace tiempo que firmó su condena hacia la fila de segundones.

Y, sin embargo, los grandes perdedores en este acuerdo somos, una vez más, los usuarios. Tanto Facebook como Google luchan por recoger toda la información posible relativa a nuestros hábitos de navegación. La publicidad en la red mueve una cantidad de dinero asombrosa y se alimenta de ese rastro que vamos dejando.

Google ya cuenta con mucha información al respecto (Analytics está instalado en la gran mayoría de la web, sirve más búsquedas que nadie y registra cada click -y cada click le enseña un poco más sobre nosotros).

El exceso de celo de Facebook en sus ansias por conocer todo lo que hacemos le llevó a firmar acuerdos tan violentos para nuestra privacidad que, después de recibir muchas críticas, incluso los jueces han ordenado detener algunos de sus sistemas de forma cautelar.

Que Yahoo! tiene en su poder algunas de las webs más visitadas es algo más que conocido. Que eso le otorga el poder de acumular mucha información sobre hábitos de navegación de sus usuarios resulta obvio. Y que Facebook pueda combinar sus ya abultadas bases de datos con la información de los usuarios de Yahoo! que decidan usar Facebook Connect es una mala noticia para los usuarios. Al fin y al cabo, la publicidad pretende separar a la gente de su dinero. Conociéndote mejor, Facebook podrá servirte mejores anuncios que, al final, te llevarán a gastar más dinero; y eso es así lo creas o no.

Con la puesta en marcha de este acuerdo en los primeros meses de 2010, usar Facebook (o Yahoo!) te saldrá un poco más caro en información personal. Y, cuando estés negociando la prestación de servicios, éso es lo más valioso que tienes de cara al futuro, por eso todos se pelean por esa información. Ahora, sólo tú decides si estás dispuesto a pagar ese precio.