Todos quieren tener el control

Ahora la misma UE que aprobó el paquete telecom hace apenas nada amenaza al Estado español si éste decide privar de acceso a internet a los usuarios de p2p. Está claro que ambas estructuras estatales (supraestatal, en el caso de la UE) tienen un conflicto de interés: no es sólo que ambos quieran ver internet bajo control, es que ambos quieren tener la voz de mando. Y está claro que ambos entes no dudan en hacerse la batalla entre ellos para que quede claro quién manda. Al final, a nosotros nos da igual quién nos apriete el cuello: la batalla por el poder político no cambia la situación básica. Y la situación básica es que los dos lobos están votando quién se come la oveja. Falta saber si la oveja tiene pistolas…