La trampa semántica

El anuncio de la Ley para pagar sosteniblemente a nuestros amiguetes ha tenido consecuencias inesperadas.

La primera ha sido la revuelta más interesante, potente y bonita que ha habido en nuestra internet en varios años. Están siendo unos días emocionantes. De esta primera consecuencia salimos beneficiados.

La segunda, más sútil, beneficia al Estado. Por cómo se ha planteado la ley se está debatiendo en unos términos que no nos convienen nada. La gran marea ciudadana grita, enfurecida, «cerrar páginas webs compete a los jueces», y no nos falta razón. Pero analicemos profundamente lo que estamos diciendo. El Estado quiere poder para cerrar páginas que infrinjan derechos de autor y quiere poder para saltarse el Estado de derecho básico, ignorar la separación de poderes propia de la democracia y ejercer ese derecho de cierre desde un órgano completamente dependiente del parlamento.

Y, ¿qué responde la gente? La gente responde «ese poder es cosa de los jueces». Parece que si el cierre lo medita un juez, nuestros derechos fundamentales son menos vulnerados. Y resulta que se está debatiendo el limitar (seriamente) la libertad de expresión para defender la restricción de copia. ¿Nos hemos vuelto locos?

No: ni con jueces ni sin jueces, equiparar la infracción de derechos de autor con comportamientos delictivos graves (no daré ejemplos) me parece descomunal. Descomunalmente equivocado, quiero decir.

—-
Como ejercicio para hoy les hago una pregunta: ¿cuánto tiempo hace que no leen la Declaración de independencia del ciberespacio? No dejen de leerlo ahora mismo, antes que pase más tiempo. Dice cosas como ésta:

Vuestros conceptos legales sobre propiedad, expresión, identidad, movimiento y contexto no se aplican a nosotros. Se basan en la materia. Aquí no hay materia.

y ese final…

Crearemos una civilización de la Mente en el Ciberespacio. Que sea más humana y hermosa que el mundo que vuestros gobiernos han creado antes.

Leyendo lo que el Estado tiene que ofrecer a internet, la proclamación que Barlow hiciera allá por 1996 es más válida y necesaria que nunca. Háganse el favor de leerla, son solo tres minutos.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

17 Comments

  1. Me quedo con lo positivo, porque son muchas las malas noticias que tenemos en este nuestro mundo, y tú lo sabes perfectamente. Cientos de internautas, pensando y opinando POR FIN han hecho el ruido necesario para que se los tome en serio.

    Y después de que de una vez por todas se den cuenta de que no vamos a permanecer callados, vendrá el momento de reivindicar otras cosas. Primero reconocimiento de nuestar existencia, de nuestra realidad, luego reivindicaciones (con las que se puede estar o no de acuerdo, pero ya habrá tiempo para ello).

  2. ¡Gracias a los dos!

    Rykn, esta tarde hay una concentración a las 8 frente a la subdelegación del gobierno en paseo de Sancha. Sólo por si estás interesado y no has tenido tiempo de leer muchas webs hoy. Yo, y muchos más, intentaré acudir. A ver qué tal se da.

  3. Páginas delictivas, las hay y siempre las habrá, por ejemplo de pornografía infantil, por lo que hay que poder cerrarlas (mediante el juez de guardia) y restringir su acceso lo máximo que sea posible.

    La cuestión es quien decide, ¿un experto en leyes que fundamenta el cierre en base a una ley? o ¿un funcionario de alto nivel en la administración esto es “designado políticamente” perteneciente a una comisión? Creo que la respuesta esta clara en un estado de derecho y libertades.

    No saquemos los pies del tiesto por favor.

    • Está claro que leer está sobrevalorado.

      ¿Puede saberse qué me estás contando? ¿Dónde he dicho que no haya que cerrar las páginas delictivas? Pido, con extremo sentido común (extrañamente, el más común de los sentidos si nos atendemos a las protestas de estos días) que no se equipare colgar una foto o poner un enlace a un eLink con otro tipo de delitos (de nuevo, no daré ejemplos).

      Antes de dejar un comentario vacío y sin leer el post, por favor, medítelo. Agradecemos la conversación, más aún si se nos lleva la contraria y se nos hace replantearnos nuestras posiciones, pero el trolleo no es lo nuestro.

      Gracias.

    • Ese argumento lo esgrime ignorantemente mucha gente. La pornografía infantil y demás delitos serios que se cometen por la red tienen su propia regulación y tipificación como delito que permite el cierre de esas páginas y la detención de esas personas.

      Pero NUNCA confundamos eso con la propiedad intelectual. Porque el detenido por pornografía infantil no sale preso por haber pirateado la película que cuelga (huevos tendría XD), lo hace por un delito completamente distinto.

      No confundamos la velocidad con el tocino.

      EDITO: y se me olvida apuntar que, al menos, esas personas son juzgadas.

  4. Se me ocurre algún comentario acerca de lo que has escrito, pero mejor te lo cuento esta tarde/noche después de la concentración y con una cervecita delante ;)

    Hasta luego figura!

    P.D.: Tu blog me dice que lo que estoy intentando escribir es spam. Será que a esto no le gusta las cervezas xD

  5. Completamente de acuerdo en el rechazo a la ley, en los peligros a largo plazo, en los objetivos a largo plazo, y en la declaración de Barlow que es casi un libro sagrado.

    Pero no estoy tanto de acuerdo en lo bonito que ha sido el movimiento.

    Vale que nosotros queramos una profunda reforma de los derechos de autor para hacer posible una economía basada en el conocimiento libre, como el movimiento del software libre lleva años demostrando.

    Pero a las decenas de miles de apuntados en los grupos pro-manifiesto de Facebook; los cientos de twitteros que, escribiendo desde su Windows, han repetido una y otra vez las mismas referencias, todo el día de ayer, para ver si conseguían alcanzar el “trending topic”; los miles de comentaristas en blogs, foros y noticias diversas; a la gran mayoría de estos, lo que les importa es seguir bajándose pelis gratis. Nada más. Y si les contáramos nuestros motivos, si realmente intentaran entender el “nuevo modelo” que ellos piden y que nosotros proponemos, dirían que no funcionaría.

    Recuerda lo que han dicho en Las Indias, adherirse a un grupo de Facebook es gratis. Y no vale nada. A la mayoría de los que han formado este “movimiento” se les puede aplicar perfectamente la viñeta “derechos adquiridos” de Fontdevila en Público. Creo que es importante que los que sí tenemos buenas razones, nos acordemos de esto.

    • Tienes toda la razón. El movimiento, como toda turba, puede detener la acción, pero no puede (ni podrá) canalizar una alternativa. Ha sido así desde que yo recuerdo (Seattle, quizá, la primera gran cosa que se paró gracias a Internet; y tampoco ahí hubo una respuesta canalizada que cambiara las cosas).

      No va a ser diferente ahora. Pero la protesta tan sólo pretende bloquear eso, si intentamos decir al gobierno qué hacer, y para eso reducimos las miles de opiniones a 1 con la que nos plantamos frente al Estado… entonces habremos perdido, por suicidio, al renunciar a nuestra diversidad.

      Gracias por el comentario. Los que tenemos motivos nos pensamos (y mucho) si poner el manifiesto, al final lo puse porque pensé que ponerlo (aún con dudas) era mejor que no ponerlo. No me arrepiento. Aunque, como tú dices, ahora toca seguir pensando y ver exactamente qué queremos hacer. Yo no represento a nadie… y cada vez me aburre más ir de hada madrina (infligiendo finales felices).

      Un saludo!

  6. bueno la gente quiere bajarse cosas gratis de la misma manera que hace un siglo se dedico a escuchar radio gratis, y que yo sepa no se sabe de lamentos mercantiles de los que inventaron el broadcasting (que parece que no les fue mal) diciendo, que barbaridad! quieren escuchar radio gratis! acaso cuando van al teatro a escuchar musica o ver una obra, no pagan una entrada?

  7. Estoy contigo que el manifiesto es mejorable (también teniendo en cuenta el poco tiempo con el que se hizo no esta mal) y que el debate real debe ser si hay que redefinir los “derechos” de la propiedad intelectual con las nuevas tecnologías.
    De todas formas creo haber leído por algun sitio que los que se reunieron con la “menestra” sinde (por no decir un insulto) ya señalaron que si lo que se quiere es perseguir a las paginas que se lucran a costa de la propiedad intelectual ya existe el marco jurídico, etc apropiado.
    Aqui la única solución que veo es que los internautas que pensamos que la propiedad intelectual está tan obsoleta como el derecho de pernada montemos un lobby para defender nuestros derechos quitar el puto canon y dar por el c*** a los “creadores”.
    Por cierto ahora me viene a la cabeza el otro día en que estaban “creadores” y el rey en no se que acto y salen diciendo que están en peligro de extinción que si hay que cuidarlos……
    Esto es de locos, cuatro aprovechados fastidiando a todo un país.

  8. Veo bien el Manifiesto como orientativo pero es excluyente, Internet es para todos, incluidos los gobiernos, para todo aquel te tenga ordenador. Sobre lo del juez o no juez tienes parte de razón, pero yo la completaría con la figura importantísima de un abogado defensor. Esto abre muchas posibilidades y libertades aunque medie un juez “desfavorable”, además de la celebración y publicación del juicio con asistencia física ciudadana o su derecho.

    La clave para mí es el ánimo favorable al interés general, que primero busca teoría razonada ante las acampadas de opiniones muchas veces enfrentadas, cuando la obtiene pasa a la acción. Así creo más en la seguridad demostrativa de nuestro mensaje que en la autoridad de nuestro conocimiento ético, lo demás es estrategia de acción ante la realidad social que queremos cambiar o influir.

    Hay que pensar como internet más allá de nuestro blog, de nuestra web, de nuestro/s idioma/s, más allá de nuestro teclado individual o personal, para servir un par de horas mensuales o ratos al interés general de Internet en su búqueda continua del equiluibrio adecuado entre la colectivad o ciberuniverso y cada uno de sus individuos los navegantes, sin que medie o predominen los intereses comunes de otros grupos. Pensar como internet, ¿alguien se atreve?. Yo me lo estoy pensando… ;-)

    • Internet es para los gobiernos, pero con la diferencia que aqui dentro los gobiernos no gobiernan a nadie. No son ni más ni menos que tú o que yo y no tienen preferencia en sus publicaciones ni tampoco capacidad para decidir qué puede y qué no puede haber en internet.

      Eso viene de lo que se ha venido llamando “neutralidad de la red” y es uno de los principios que la rigen. ESO es ley en internet para mí, y no la Ley de Economía (in)Sostenible.

Submit a comment