WikiLeaks y la escenificación mediática del poder

Estoy harto de WikiLeaks. Entiéndanme bien: me parece fantástico que haya muchos sitios en los que la gente pueda expresarse y contar aquello que quiere contar, pero estoy harto de la escenificación mediática, de que nos presenten a Assange como a un héroe, arrogándole prácticamente el papel de salvador último y, sobretodo, único de la Red.

Estoy harto de WikiLeaks y lo estoy desde que comenzó el culebrón mediático, la «heroéficación» de Julian Assange.

Desde un punto de vista estricto, ¿qué fallos (y luego veremos que no lo son) tiene el planteamiento de WikiLeaks?

  • Principalmente, ser un acceso web, y no una red p2p puramente distribuida en la que circulen documentos.
  • Poseer una carácter extremadamente personalista, centrado en su fundador, el ahora mundialmente conocido Julian Assange.

¿Bug o Feature? Por montar servicios web mucho más inofensivos, en principio, que WikiLeaks vimos cómo empuraban a un montón de personas. desde Napster a The Pirate Bay pasando por una serie de sujetos que harían de esta enumeración algo demasiado aburrido.

¿A santo de qué Assange consigue ser elevado por encima de los cientos de miles de activistas que en las últimas décadas han luchado por hacer de Internet el agujerito por el que se colaría, desde el más allá a la palpable realidad, un mundo mejor? ¿Quién lo busca y quién otorga el favor?

Este sábado estuve viendo un muy interesante documental llamado Autonomía Obrera sobre los movimientos autónomos de obreros organizados que fueron responsables de una gran cantidad de movilizaciones y huelgas en la década de 1970. Uno de los entrevistados cuenta lo siguiente (aprox., a partir del mínuto 9:30):

«Ellos [CCOO] nos querían para eso: para hacer la huelga, hacer bulto, para hacer algún dirigente que otro… que esto funciona así: me invitaron en el año 72-73 a una reunión, en una iglesia de Sant Boi, y da la casualidad que una persona [de CCOO] de las que había allí me avisa “vete de aquí que en media hora, tres cuartos de hora, viene la Guardia Civil a detenernos porque la hemos llamado nosotros”. Era para darse fama, salir en los diarios, así la GC los detenía y en los medios anunciaban “Fulanito de tal, trabajador de tal, dirigente obrero”. Dirigente obrero que, claro, no significaba nada, pero así le daban un cierto prestigio dentro de la fábrica a las personas de CCOO, así creaban un líder.»

Desde el principio me pareció, aunque no lo habría expresado en estas palabras antes de ver este documental, que en la encumbración mediática de WikiLeaks había mucho de eso: creación de un líder, convertir a alguien que no es otro más de los infinitos nodos por los que fluye información en una red distribuida en alguien especial, un interlocutor, alguien corrompible una vez que la generación de escasez artificial (de intermediarios, en esta ocasión) comenzase a operar.

Y en otra ocasión hablaremos de si los secretos electrónicos son una falacia. Es posible que ese afán por encumbrar a un hipotético líder, por cambiar la sensación de espontaneidad por una de esto es como en los viejos tiempos sea un signo más de descomposición, pero me temo que es aún peor: ha sido así siempre y tan sólo se está repitiendo el esquema que el sistema usó para sobrevivir durante. La descompisición, no obstante, aparece cuando estas viejas estratagemas no consigan detener el derrumbe de un sistema que ya no se sostiene en un entorno digital y globalizado, pero bloqueen la creación de nuevos esquemas sociales éticamente aceptables; los éticamente cuestionables (como los cárteles del narco en México) siempre encontrarán su hueco.

Y hay quien ve como errónea la elección de algunos de esos medios, pero a mí me parece que la realidad es aún más escalofriante: el hecho mismo de escoger y priorizar a unos medios selectos el acceso a los datos equivale a realizar una genuflexión infinita, reconocer que los diarios siguen teniendo razón cuando la Red subvirtió su lógica hace mucho, cuando los diarios son ya una rémora que nos serán tanto más útiles cuanto antes dejemos de leerlos.

Digamos que WikiLeaks permite filtraciones que quizá sólo son posibles en Internet, pero digamos que hay muchos otros sitios. Sean vocacionales o puramente puntuales, las campañas y sitios para filtrar información a la Red han existido desde siempre, ¿quién no conoce Cryptome, haciendo exactamente lo mismo desde 1996?

Digamos, también, que WikiLeaks con su estructura no solamente centralizada sino extremadamente personalista sirven principalmente a su fundador (Assange es ahora figura mediática y a buen seguro está ganando una pasta) y a los medios, que se reivindican como aquellos a los que Assange necesita para lograr la repercusión que Internet, ese «caos», no lograba para su obra.

Volviendo a mitad del post: ¿bug o feature? Para la finalidad del proyecto, seguramente bug; pero sería muy cándido pensar que no fue diseñado así a propósito. Y si fue diseñado a propósito, ¿no habría que pensar que el fin último era otro y que estaríamos hablando, más bien, de una feature?

Sean felices y tengan cuidado ahí afuera, donde campan a sus anchas dirigentes blogueros elegidos por ellos para hacer de intermediarios y encumbrados con el ánimo último de destruir la diversidad. ¿O es que nadie recuerda ya las reuniones con Sinde? La misma cosa. Esto es la misma cosa.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

49 Comments

  1. ¿Alguien ha leído a estas altura algo que perjudique al gobierno de EE.UU.? Hasta ahora sólo conocemos chismorreos: Que Putin es machista y autoritario, que Berlusconi asiste a fiestas salvajes, que Zapatero es un “izquierdista trasnochado”, etc.

    No ha salido nada jugoso y transcendente. Los únicos que salen peor retratados son los gobiernos de la península arábiga que en privado piden a EE.UU. una intervención militar contra Irán o confiesan sus relaciones bajo cuerda con Israel.

    Vamos, que EE.UU. son las hermanita de la caridad.

    • Claro que lo perjudica, la sola fuga de la información lo perjudica, y en cuanto a la diplomacia, los paises por más que solidaricen en teoria con lo que le está pasando a eeuu, se van a cuidar más de sus diplomáticos y la información sobre Afganistán e Irak no los deja nada bien parados; qué todos sabiamos los abusos a los derechos humanos de ellos con sólo ver a Guantánamo? sí pero otra cosa es verlo en forma visula y por escrito.
      Y que para rematar no le puedan hacer nada porque la primera enmienda de la Constitución que ellos tanto predican lo proteja? es lo máximo.

  2. Estupendo alcanzar un mundo cuasi perfecto con personas cuasi perfectas pero mientras tanto alegrémonos y seamos generosos con los imperfectos que nos acercan a la utopía.

  3. Hombre, estoy de acuerdo contigo en casi todo, pero con todo y con eso, celebremos el éxito de Wikileaks como el de la demostración del potencial liberador de la red. ¿Lo de los periódicos? Bueno, una campaña de publicidad que también sirve al ciberactivismo. Y Lobo, pienso igual que tu, pero en filtraciones anteriores (Afganistan) la cosa no es tan así. Aunque sólo sea desde un punto de vista cuantitativo, creo que – por más que no colme nuestras fantasías – Wikileaks al menos no es un hype más. Veremos como acaba esto pero de momento hay mucha gente ladrando, lo que demuestra que algo se está cabalgando.

  4. Una tarde de problemas informáticos y se encuentra uno esto lleno de comentarios… vayamos por partes.

    Como comentan Luis Oopsh y Lobo, el tema es de estrategia. WikiLeaks ha intermediado en unas filtraciones (curiosa metonimia ésa en la que el que desaparece el «garganta profunda» de esta historia para mayor gloria de Assange). Podían haberlo hecho de forma discreta como otros muchos sitios de Internet, pero han preferido las viejas formas: estrellato mediático. Y han preferido ese camino porque, como bien apunta Lobo, se han cuidado bien de no tocar excesivamente las balls a nadie…

    Claro que, como mencionan Luis de la Cruz y Artesano, lo que hace WikiLeaks es más bueno que malo. No lo dudo. No digo «qué mal WL, qué bien estos otros», digo que pese a estar bien, la mayoría de problemas (los que están haciendo de esto una noticia, btw) son derivados de decisiones no inocentes, no triviales, no insignificantes, que llevan al proyecto a ser una catapulta para su fundador… :)

    Y el enlace que dejas, Paco, es sencillamente fantástico.

    Y me molesta que todo el mundo compre la historia sin cuestionarse siquiera que Assange pudiera tener intereses personales cuando escoge, a todas luces, una arquitectura frágil e inequívocamente errónea para un proyecto de esta naturaleza.

    Y gracias a todos por los aportes, os contesto en bloque porque con la desconexión se me ha juntado todo :)

    • Pero creo que centrarse en Julian Assange, es sólo dirigir la mirada al mensajero y no al mensaje. Es imposible que él no se hiciera famoso, pero por ser famoso no quiere decir que no tenga méritos para serlo, pienso que sí es famoso se lo merece, porque es muy valiente y lo que hace es mandar un mensaje muy valioso: que no importa el poder y el dinero que cualquier persona, empresa o gobierno tengan, que todos pueden ser desenmascarados tarde o temprano y nada ni nadie lo puede impedir.

  5. Yo tambien ansiaba el análisis al respecto de Wikileaks de mis principales referentes en temas de la red…y estoy de acuerdo con el análisis pero matizaría algunas cosas…

    Con lo que mas de acuerdo estoy es con la personalización en Assange de los logros de Wikileaks. Con lo que menos con la sugerencia de que esta personalizacion no solo puede ser deliberada sino conspirativa.

    Por un lado, si bien es cierto que una red distribuida asegura su supervivencia a largo plazo independientemente de lo que le suceda a los nodos, la presencia de nodos grandes puede ser necesaria para amplificar una respuesta/información y, aunque no sea cierto en todas las ocasiones, para legitimar la información aportada. Nadie duda de que determinados experimentos colaborativos (por ejemplo la propia Wikipedia) se consideran hoy en dia herramientas legítimas de información. Y se consideran legítimas por, uno, su propia estructura y mecanismo deliberativo, dos, y no poco importante, su dimensión, su tamaño, su, aunque nos pese, poder. Wikipedia no deja de ser un nodo gigante, con su sesgo, pero un nodo poblado de colaboradores, sesgado por decenas de miles de personas y, por tanto, equilibrado. Un nodo resiliente en sí mismo.

    Wikileaks puede ser exactamente lo mismo. Pero en el caso de la información pública, luchando contra auténticos leviatanes, es necesaria una entidad ciudadana igualmente grande. Grande en tamaño (recursos, infraestructuras y colaboradores), grande en repercusión mediática convencional (para que sus aportaciones sean amplificadas rápidamente sin poder ser fácilmente desactivadas/deslegitimadas por los objetos de sus informaciones) y grande en nombre, para que lo que en ella se publique sea incuestionable.
    Que sea grande no quiere decir que pueda ser descentralizada…en el caso de Wikileaks, a diferencia de Wikipedia, la propia idiosincrasia del material con el que trata requiere de una cierta supervisión del material recibido y la filtración de aquello que realmente sea relevante. Osea, requiere cierta centralizacion de los datos. Pero no se me ocurre otra manera mejor de que un material informativo conflictivo para los estados (con todo su poder), pueda ser publicado y maximizada su repercusión. Por mas que creamos en una red distribuida, es ingenuo pensar que un material que filtre yo, sólo por difusión viral, pueda alcanzar relevancia. No estamos hablando de videos ingeniosos que se propagan por la red de forma masiva. Estamos hablando de cosas que requieren de “una marca de legitimidad”. Ahí es donde entran los diarios convencionales. Legitiman la información que se aporta. Así Wikileaks no solo divulga masivamente sino que se asegura que esa informacion sea considerada verdad inmediatamente. La información sóla, sin un trabajo detrás (de filtracion, estructuración y priorización, es decir, de periodismo) no sirve para nada. Probemos a dejar los cables diplomáticos sueltos en un servidor y esperemos a que clicken los ciudadanos.
    Sólo se me ocurre una forma de que esto pueda suceder de forma distribuida y legitima para la ciudadania, y es que, dado que existe Wikileaks, sean los propios implicados (los estados, etc) los que volutariamente incluyan en sus mecanismos la publicacion de la información generada. Harto improblable.

    El unico problema es que Wikileaks no pueda sobrevivir a Assange. No importaría que Assange haga de chivo expiatorio o de mártir si la estructura interna de Wikileaks fuera mas “democrática”, el poder mas repartido. Llo que no creo es que haya sido “puesto” ahí. Creo que, como en cualquier organización con estructuras jerárquicas de promoción no participativa, los que llegan arriba son los mas ambiciosos y menos escrupulosos. Assange entre otros muchos ejemplos. Puede que se haya cargado la organización, pero tampoco hay duda de que le ha dado notoriedad y relevancia (algo fundamental en la red). La teoria conspirativa sobre su persona es un recurso relativamente seductor pero, en mi opinion, poco fundado como acusación.

    Finalmente, al respecto de que las informaciones no son mas que humo, creo que para desmentirlo sólo hay que ver lo apresurados que todos y cada uno de los politicos implicados corren a desmentir, desacreditar o encausar al propio Assange.

    En resumen:
    – Sin entrar en cómo es Wikileaks (porque no tengo ni idea) Una organizacion grande, central, no tiene por qué no ser resiliente en su estructura interna e invulnerable a la pérdida de los nodos que la forman.
    – Que algunas organizaciones sean “grandes” es necesario si se quiere legitimidad y relevancia
    – Que se utilicen los canales de informacion convencionales es lógico si lo entendemos desde la premisa de que todavía estamos en transición desde una sociedad analógica, considerada legitima a una sociedad digital, abierta, distribuida y que todavía despierta recelos en su veracidad y legitimidad.
    – Que Assange busca notoriedad es evidente, pero eso no le quita valor a la propia idea de Wikileaks ni relevancia a lo desvelado.

    Un saludo a todos en mi primer comentario tras una larga etapa de voyeur por vuestros magníficos blogs.

    • Menudo comentario… imagino que fruto de todo ese tiempo leyendo en las sombras ;)

      1. No diría que Assange es «conspirador» sino que no es válido obviar el interés personal, que transpira a través de todos los aspectos del diseño del proyecto mismo.

      2. Wikipedia. Ufff, Wikipedia no me gusta. Me parece el último intento de uniformización ilustrado, en el que no ha lugar a leer diferentes versiones de los hechos. Si un documental bien hecho entrevista a unos y a otros, en Wikipedia eso no es posible: se impondrá una versión, no se consensúa nada; se impone una versión que debe ser coherente, se tachan todos los cambios que la contradigan. Me remito a lo que aprendimos hace ya muchos años en pleno debate sobre la wikipedia. Podría hablar de Moskovitz y la salsa de espagueti perfecta, pero me extendería demasiado.

      3. Creer que al Estado o a los gigantes corporativos les podemos ganar haciendo la guerra en el campo de batalla que ellos eligen –campo abierto, sin coberturas, donde sólo un ejército imperial bien armado puede tener éxito– es un error. A estos sistemas se les derrota en una guerra posmoderna: diversa, menuda, distribuida, franquiciada más que coordinada. Ir de frente contra el Estado con sus mismas tácticas (las de encuadrar a mucha gente en la búsqueda de una legitimidad imaginada) es el camino más corto para terminar aplastado bajo su apisonadora.

      4. WikiLeaks, ahora mismo, no podría sobrevivir a Assange más que como mera franquicia: uso mercantil de una marca fortalecida por los medios. Y ya ves tú el valor que puede aportar en esas condiciones; me quedo, una vez más, con Cryptome y su bajo perfil público.

      5. Desacreditar a Assange es una guerra preventiva. Como nadie sabe lo que podrá seguir saliendo, de entrada digo que no tiene credibilidad. Me pongo la tirita antes de hacerme el corte. Aunque vuelvo a estar de acuerdo con Lobo: no ha salido nada revolucionario. Me río de aquellos que reclaman los cables sobre propiedad intelectual y presiones al gobierno español, ¿pero acaso no lo sabíamos hace muchos años? Venga… algo nuevo, por favor. Y ojo, vuelvo a recalcar que no creo que sea una conspiración, sino que parte del mito WikiLeaks, el que nos dice que Assange pone en peligro su vida blebleble, es consecuencia de la propia ambición de Assange, que decide centralizar en su persona el proyecto. No habría nada de eso, si él hubiera escogido una arquitectura óptima para un sistema de filtrado de datos… pero habría perdido su minuto de fama (y unos euros) así que no lo hizo.

      C’est tout.

      • Pues la verdad es que unos cuantos años si que llevo en la sombra de lasindias…de los de un par de peldaños por debajo en la pirámide. Pero interesadísimo como lector en lo que decís.
        Volviendo a lo que nos ocupa:

        – Lo que siempre me ha costado acabar de entender cuando hablamos de redes distribuidas como estructura apropiada para enfrentar los distintos problemas (informativos, económicos, beélicos, energéticos, etc) o hacer mas eficiente su gestión, es una cosa que tiene que ver directamente con lo que yo hago (y ahora me explico).

        Una red repleta de información puede ser muy inútil (yo mismo, que me considero relativamente informado en temas de ciberactivismo, no conocía crytptome, por ejemplo) si a la información no se le da valor. La información tiene un componente objetivo, los datos, y uno subjetivo, el valor, el “kilómetro sentimental” que llaman algunos. Ese valor añadido se lo da: la magnitud de la noticia, la proximidad de la noticia y la veracidad de la noticia. En las dos primeras es igual quien la transmita. La tercera es crucial, porque si yo leo en el blog de las Juventudes Comunistas (por decir algo) que ha muerto Zapatero y el ministerio de interior lo desmiente (o El País, o Iñaki Gabilondo…), por veraz que sea la noticia no me la voy a creer. Puede que todos los “grandes” estén mintiendo y las JC tengan razón, pero la autoridad es la que da valor a la noticia.

        Yo digo que esto influye en lo que yo hago por dos cosas. Yo soy médico y me dedico a investigar. Encuentro la red coja en mi disciplina por dos razones diversas pero cuyo problema de base es común:
        – Mis pacientes leen y buscan en internet sobre sus enfermedades (y les animo a que lo hagan). Pero la falta de criterio (de autoridad, digamos) hace que lean lo mismo sobre homeopatía que sobre ciencia de verdad. Y, a veces, le dan valor a cosas que no lo tienen precisamente porque la información disponible no está jerarquizada. No existe nada que ayude a legitimar lo que alguien con conocimientos parciales sobre un tema pueda leer.No sólo eso, sino que además existen webs interesadas: Gente que trata de vender remedios para cosas incurables, páginas financiadas por lobbies farmacéuticos, webs de pacientes (que tambien son lobby)… Osea, muy difícil de hacerse una idea real. Tienes el contexto, vale, pero, obviamente, el valor de cada aportación a la web no es igual. Hay aportaciones mas valiosas que otras. Y ahí es donde no veo cómo se resuelve en una red distribuida la asignación del valor a la información.
        – Para solucionar un problema similar en la ciencia, cuando publicas algo, has de pasar una “revisión por pares”. Hay mucha ciencia y, dentro de ella, mucha mierda. Por tanto tiene que haber un sistema que asigne valor a cada cosa que se publica ya que, si no, la ciencia sería un magma de datos donde encontrar lo relevante sería imposible. En la ciencia actual, con todos sus contras, cuando alguien hace algo lo envia a una revista donde 3 revisores anónimos del tema en cuestión deciden si lo que presentas es o no valioso. Además, en función de lo importante que la comunidad científica encuentre tu artículo (gracias a las citaciones en otros artículos), ese articulo tendrá un factor de impacto calculable. Todos los artículos (buenos y malos) aparecen en un directorio del NIH (Pubmed), centralizado pero “neutral”, con lo que artículos de, a priori, revistas malas, si al final son lo suficientemente relevantes, pueden ser citados y, por tanto, ganar factor de impacto. Todo lo que se publique fuera de Pubmed no existe. Si se cae Pubmed se cae la ciencia mundial, osea que la ciencia mundial está muy lejos de estar distribuida. Si embargo esa estructura hace que el valor real de la “información” publicada se acerque bastante a el valor asignado por el sistema de categorización.

        Entonces, volviendo al principio, ¿como se asigna la relevancia, la legitimidad y la veracidad en una red distribuida en la que no existe un clasificador/legitimador/verificador cualificado?

        Ese es, para mí, el valor del periodista clásico en la información cotidiana. Mastica los datos para darles una coherencia contextual, los categoriza para darles un valor y responde con su responsabilidad profesional (incluso legalemente) como demostración de veracidad.
        Si hay alternativa a esto en una red distribuida, me gustaría conocer vuestra opinion (especialmente en los temas que me interesan, que son los médico-asistenciales y los científicos)

        Un saludo.

        • Uno de los últimos libros que leí (El bosque originario, de Jon Juaristi) al que dediqué unos posts decía que «La cultura de masas es ésa destinada a semicultos lectores de periódicos». Habla del s. XIX, si bien nada cambió –en absoluto– en el s. XX ni en lo que llevamos de s. XXI. Esa masa de «semicultos lectores de periódicos» son todas esas personas que sabiendo leer, no tienen capacidad crítica, debiendo aceptar las cosas tal como se las dicen. Dicho de otra forma, no siendo analfabetos formales, son casi analfabetos funcionales.

          El problema de esas personas que leen igual sobre homeopatía y sobre medicina sin saber discernir no es la falta de una autoridad con complejo de hada madrina que les enseñe cuál conduce al final feliz, sino que esa misma autoridad les mantiene en sistemas educativos donde, pese a gastar las dos primeras y más importantes décadas de tu vida, no parecen haberte enseñado lo más importante: a pensar por ti mismo.

          No creo que sea cuestión de autoridad, sino cuestión de adoctrinamiento para la servidumbre: para recibir la información con la medida a adoptar, no para pensar una respuesta uno mismo, mucho menos para cuestionar las medidas enviadas por el sistema.

          ¡Un abrazo!

        • Querolus,

          En la línea de lo que comentas hace poco escribí algo que me gustaría compartir contigo:

          http://jaimeizquierdo.blogspot.com/2010/10/los-libros-la-informacion-internet-y-el.html

          Espero que te parezca adecuado :-) Como verás, creo firmemente en el crowdsourcing. Si, en un escenario posible, los humanos nos volcamos en la “homeopatía” y pasamos de la “ciencia de verdad”, será porque así debe ser. En todas las disciplinas “saldrá” lo que debería haber salido, y a lo que salga, los humanos del futuro lo llamarán conocimiento. No sabemos a qué hemos renunciado en el pasado, sólo sabemos lo que tenemos hoy, y esta situación se reproducirá siempre.

          Versvs, en cuanto al hilo principal, y en la misma línea de esta aportación, estoy totalmente de acuerdo con la tesis número 1 de Lovink (qué gran enlace, por cierto). Con todos sus defectos, WikiLeaks es una punta de lanza, un Norte, un ejemplo de cómo continuar. Es la demostración de que algo se mueve, y eso tiene un valor incalculable. Haces bien en plantear dudas razonables sobre las motivaciones de Assange, pero creo inevitable que hackers de todo el mundo estén ya queriendo copiar el modelo con sus propias variantes…

          Este hecho me hace pensar que si de verdad alguien ha querido montar WL y toda esta parafernalia como un hecho puntual y controlado se les ha ido de las manos, porque a partir de ahora van a salir remedos de WL como hongos. ESTO ES LO IMPORTANTE.

          Muchas gracias por la oportunidad de comentar y un saludo muy cordial,

          Jaime

  6. Siento bajar el nivel del debate (mientras haya blogs como este hay esperanza), pero no me quedo tranquilo sin decirlo: “mi” el enlace anterior lo puso Juan Luis Chulilla (autor del estupendo blog Tinta-e) en un buzz en el que comentábamos este estupendo post de versus.
    Ya me siento mejor.
    Saludos.

  7. “el hecho mismo de escoger y priorizar a unos medios selectos el acceso a los datos equivale a realizar una genuflexión infinita, reconocer que los diarios siguen teniendo razón cuando la Red subvirtió su lógica hace mucho”

    Creo que es lo más esencial de tu post. Pero creo que es un esencial con doble filo: siendo cierta la genuflexión, en realidad es una en la que el rey muestra que está desnudo. El País se ha tirado a la piscina diciendo que son ELLOS los que “desvelan” los documentos. Han creado una operación para legitimarse como periodistas que dejaron de hacer (hace tanto, tanto) lo que wikileaks parece que hace. Y buscan legitimarse al no tener nada que ofrecer. El centrípeto Assange logra su objetivo y acallar críticas: ya nadie podrá decirle que es un irresponsable porque salga el nombre de los agentes secretos y confidentes, ahora eso es cosa de la prensa seria y allá ella. Es devolverle el brillo a un grupo de gente que, sin embargo, no lo recobrará. Periodistas, esa raza.

    Por cierto, quíteme el cripticismo a lo de otro día hablaremos de los secretos electrónicos.

    • Si no fuera por los periodistas, seguiriamos en la ignorancia y la ceguera,porque ellos han destapado muchos escándalos que de otra manera no hubieramos conocido, tanto así que en este caso tienen protagonismo y por el hecho de tenerlo no signifa menos para su valor, cuántos no han dado la vida por darnos a conocer la verdad.

      • Venga, venga… hace años que el periodismo es mero seguidismo escopetero («si no me pagas anuncios, te puteo; si me los pagas, me arrodillo»), con secciones enteras que incumplen la ley sobre publicidad al no poner, bien grande, que se trata de anuncios.

        Una vez hubo periodismo, y fue bueno. Hace muchos años que eso murió. Y esto es otra muestra de ello. ¿Inevitablemente famoso? No, y ojo, que me parece bien que se haga famoso. No me parece bien que se queje de los daños colaterales («me persiiiguen»), porque son consecuencia de sus aspiraciones, traducidas al mal diseño de su proyecto :)

        • Si es cierto que el periodismo se convirtió en un negocio y está al lado del poder, pero aún aunque pocos quedan periodistas valientes. Y Paul Assange dijo que precisamente la fama que esto le ha dado y de la que algunos le reclaman está equilibrada con el peligro y la persecución que está teniendo, y él precisamente le reclama a los periodistas que comodamente no informan sino lo que los poderosos les dan permiso de publicar y les hacia ese reclamo. Ya sea que te simpatice o no, Julian Assange y Wikileaks están haciendo una labor muy importante, aún por el sólo simple hecho de enfrentarse a una de las potencial mundiales como es eeuu y como él lo decía “el valor es contagioso”

  8. De acuerdo, debería haber muchos más wikileaks, de nosotros depende que haya más transparencia, no creo que este Julian controle el impacto mediático que puedan tener sus revelaciones. En mi caso estoy más harto de que no haya habido más casos como wikileaks. Y sobretodo:

    Sobretodo:

    1. m. Prenda de vestir ancha, larga y con mangas, en general más ligera que el gabán, que se lleva sobre el traje ordinario.

    2. m. Am. Abrigo o impermeable que se lleva sobre las demás prendas.

    • Esto es como invitar a un café a un amigo porque sólo tenemos dinero para dos cafés o invitarlo a un café con un sandwich mixto (y así desayunamos los dos como dios manda) porque teníamos un billete en el bolsillo. No se trata de qué mal uno y qué mal otro, sino de qué bien uno y qué mejor el otro :)

      Y Assange tenía motivaciones, no conspiranoicas como dicen en un comentario por aquí, sino interesadas: hago lo que quiero hacer y me reivindico como periodista moderno y adaptado al nuevo entorno, mira, uso Internet y sus posibilidades… que es, como dice Gonzalo, lo que los mismos periodistas que lo encumbran dejaron de hacer hace mucho. Lo que sucede es que hay muchos otros héroes anónimos, y así debe ser –no digo lo contrario–, que son invisibilizados en favor de éste tipejo que, al hacerles las palmas al ritmo a los medios, recibe como recompensa un azucarillo

  9. No sé por dónde empezar a comentar. Tu artículo es interesante. Los comentarios también. Creo que habrá que esperar para formarnos opiniones más desapegadas (en el tiempo) sobre Wikileaks.

    1) No coincido con la crítica al liderazgo/exhibicionismo de Assange. Es decir, veo el afán de notoriedad, pero me parece imposible que una organización alcance tantísima repercusión sin crear un “mito” (en la conferencia TED dice que escapó de una secta o algo así y muchos quieren ver ahí el origen de su ¿rectitud? moral y su fantatismo por combatir ¿la verdad?). Obama no habría ganado sin la narración aquella de “la audacia de la esperanza”. En resumen: comunicación es poder. Una cosa sin la otra… difícil.

    2) Creo que la diplomacia sí ha de reescribirse. Métodos, maniobras, relaciones entre países. Ya ha habido víctimas políticas con este proceso.

    3) De acuerdo, aceptaría que Wikileaks es sólo “gossip”. Sin embargo, el cotilleo ha inundado LA PRENSA DE REFERENCIA. Eso también es un hito, al menos para alguien como yo que estudió periodismo.

    4) Tienen delirios de grandeza cuando dicen esto: “WikiLeaks is the first global Samizdat movement. The truth will surface even in the face of total annihilation”. Sin embargo, algo de eso hay. ¿Acaso la primera víctima mortal del movimiento antiglobalización era especialmente relevante? NO, pero sí muy mediático y eso “escenifica” un cambio. Naomi Klein también vive del trampolín mediático. Todos lo hacen. Se trata de desplazar un asunto de interés a otro (la agenda, por momentos, adelgaza el tiempo dedicado a la crisis económica). Si habrá repercusiones más grandes, eso ya se verá.

    5) Para mí la mejor crítica que se ha hecho de Wikileaks son las diez tesis de GEERT LOVINK (http://networkcultures.org/wpmu/geert/2010/08/30/ten-theses-on-wikileaks/).

    6) Tu pensamiento político (en la palabra “político” entraría de todo) y el mío creo que son distintos. Más allá de la distancia, tengo absoluto respeto por tus opiniones… y Wikileaks hace que las enfrentemos :P

    • ¡Hola!

      Bueno, el enlace que dejas es, de verdad, interesante. Creo que es simplificar mucho pensar que porque veo sombras evidentes en la gestión pública de wikileaks (ese afán de notoriedad que tú mismo ves) no estoy a favor de lo que hace. Me parece fantástica la labor de WikiLeaks, me parece fantástica de verdad. Pero ojo, los «medios de referencia» que le hacen hueco se lo hacen porque ven en WL la oportunidad de reivindicar una lógica centralizadora que les mantiene con aliento en tiempos de abundancia de información. Por eso digo que en todo esto hay una componente importante de escenificación del poder hacia si mismo, sin desmerecer que la filtración que se ha publicado esta semana sea realmente una revolución.

      Por otra parte, veo campañas para reclamar unos documentos ¿filtrados? sobre propiedad intelectual y me pregunto, ¿hasta qué punto se ha filtrado y hasta qué punto los documentos son ahora propiedad de unos diarios que han pagado un pastizal por ellos y ahora los amortizarán? Si se reclaman mediante campañas públicas es que no están accesibles, si al final los poseen unos medios que son los «dueños», ¿qué aporta WikiLeaks sobre lo que hacen muchas otras webs que de forma directa y distribuida ponen información en Internet? :)

      Y, por último, nuestras diferencias no son tan grandes que nos impidan charlar y aprender :) Y te prometo que en mi próxima visita a málaga nos bebemos unos vinitos en la casa del guardia si me cuentas algo sobre el premio a ese cortometraje… ;)

  10. Le ponía a David la esencia de lo mismo que creo que debe comentarse en los hilos de aquí: Assange es lo que sea o lo que quiera ser, pero de modo consciente o no seguramente va a terminar provocando el gran puñetazo que termine con los guantes de seda de la represión gubernamental. Expulsados de Amazon (que viene a demostrar que depender de la nube era lo que temíamos, una risa), con congresistas americanos inventando leyes anti-Wikileaks, perseguidos por el gobierno francés, acorralados los gobiernos (¿quién dice que ahora no salen documentos de Rusia, Grecia o la Región de Murcia?), ya no les va temblar la mano en hacer más Hadopis y Sindes: va en ello su supervivencia. ACTA como recurso y metáfora para hacer servidor único como el chino. Dirán: se acabó la revuelta. Y los periódicos del establishment alabarán la medida en nombre de la democracia y su salvación.

    ¿Me he puesto muy catastrófico o me quedo corto?

  11. José,
    Magnífico el post como te dije, y estupenda la conversa…
    Apuntar algo que no he visto por ahí comentado.
    De los “grandes centralizadores” ha habido dos que no han cerrado las cuentas de WL

    1. Twitter ¿Razones?
    Mira esto
    http://bubbloy.wordpress.com/2010/12/05/twitter-is-censoring-the-discussion-of-wikileaks/

    2. Facebook
    Sin duda mayores las ventajas de tenerlos allí. Total la gente con su aborregada cultura de adhesión, no tiene incovenientes en decir “me gusta” wikileaks, creo que ya pasan los 800.000, pronto pasaran el millón. Mejor tenerlos allí, como bien sabes, la CIA invierte desde hace tiempo en herramientas para tenerlos monitorizados… Tremendo!

    • Totalmente, no necesitan borrar porque les quedan otros recursos (como a twitter) o porque no sea en absoluto necesario: exige tan poco compromiso como respuesta decir «me gusta wikileaks» que no vale la pena cerrar la fan page ésa.

      ¡Un abrazo!

  12. Estupendo análisis, y nivelazo del debate, con comentarios que lo enriquecen mucho. Muy interesante la conversación sobre centralización y descentralización y hasta qué punto esto se suma o no al circo mediático. A mí me parece muy positivo que se exponga, para quien no lo haya visto aún, la brecha enorme que hay entre el discurso oficial de los gobiernos y las sociedades civiles, y que la verdadera polarización en la que vivimos no es la del Norte y el Sur, no es la de los Estados buenos frente a los malos sino la de los propios gobiernos y los ciudadanos. Lo explica muy bien Chomsky en este vídeo: http://unmundollenodemundos.blogspot.com/2010/12/noam-chomsky-sobre-wikileaks.html

    Comparto también el análisis que he publicado hoy en Periodismo Humano sobre Wikileaks y los trapos sucios de los países árabes. En ese contexto, donde la desconexión del gobierno y los ciudadanos es más que alarmante, destapes como este son esperanzadores, por más problemas que puedan causar a la gente de a pie, ya que al menos algo se mueve en esas dictaduras que parecen eternas.
    http://alianzas.periodismohumano.com/2010/12/07/wikileaks-y-los-trapos-sucios-de-los-paises-arabes/

  13. No entiendo de lo que se esta hablando aqui; En lugar de denunciar los crimenes, trampas e ilegalidades que utilizan los grandes estados capitalistas (como los EU) para establecer su hegemonia, este articulo tiene a bien solo hablar acerca de la figura de Assange y si la estructura de Wikileaks es o no personalista.

    Porque centrarse alrededor de la fama de Assange? en lugar de la mala fama de aquellos estados cuyos trapitos estan saliendo al sol.

    Ciertamente creo que la labor de Wikileaks (que no solo es Julian Assange) es muy imprtante y en un momento en donde la gente culta, progresista deberia cerrar filas y demandar la transparencia de los estados y sus figuras utilizando a Wikileaks como herramienta hay figuritas que solo se dedican a escribir quejitas sin trascendencia real en una especie de campaña que solo puedo calificar de envidiosa; “que si al el lo invitaron a la tele y a mi no”.

    Parece hay una disociación de valores que no permiten que nos centremos en lo que es realmente importante que son los cables filtrados en Wikileaks y no la fama de el creador del portal o el funcionamiento del mismo, el hecho de que este caso haya tomado tanta presencia internacional es por el contenido y no por la forma.

    Wikileaks tampoco esta ahi para descalificar ningun movimiento social o ningun otro portal por la transparencia, eso son solo conjeturas subjetivas.

    Creo que se deberia hacer un esfuerzo para centrarnos realmente en lo importante y acusar a los criminales de cuello blanco en lugar de hablar de Julian Assange que no es ningun heroe, y si hay alguien que lo considere como tal cual es el problema? el problema es el sistema, el problema es que a los blogeros revolucionarios les moleste que les robe camara, esa es una actitud trastornada, que solo se puede explicar por el bombardeo ideologico del cual somos victimas los que vivimos en un capitalismo que premia el egoismo.

    La verdad en un mundo en donde se asesinan niños con granadas de fosforo a diario, que una bola de intelectualoides prepotentes solo tengan a bien dedicarse a criticar a Wikileaks me parece repugnante.

    Si no nos unimos viviremos el resto de nuestros dias con grilletes o bajo el agua, ustedes deciden, Julian Assange incluido.

    Hasta la victoria siempre.

  14. Sea o no personalista el tema de wikileaks yo creo que no es algo que deba importarnos, la importancia de este tema no es el caso particular sino el caso genérico y la defensa a la neutralidad en la red. Hace falta menos blabla y más apoyo a proyectos como dot-p2p que si bien han salido a la luz pública por el caso de wikileaks claramente son más importantes que lo que se pueda vender wikileaks. Hoy es wikileaks, ayer fué thepiratebay, mañana nadie lo sabrá, concentremonos en diseñar un sistema éticamente aceptable y al diablo con cuanto pueda ganar Assange que el futuro de la neutralidad no lo definirán casos particulares bajo ningún punto de vista.

  15. Y que tal que todo fuera parte del mismo sistema? Que Wikileaks fuera una patica salida del sistema, como por “hacer creer” a la gente, que “al sistema lo tienen cogido”.

    eso es como la guerrilla en Colombia que todo el mundo cree que es parte del mismo gobierno. si no hay guerrilla, no hay guerra y tampoco plan colombia y tampoco dolares para repartir.

    Si husmeamos en los origenes de “la democracia” podriamos llegar a conectar a Napoleon con Simon Bolivar y a estos con Bush, Los Clinton, Irak, Libia, Venezuela, Uribe, Santos, Chavez, multinacionales, etc., eslabones de la misma cadena.

    Creo que la necesidad de libertad no debe volver ciego a nadie y se deben unir muchas mas cosas que las que recientemente “el sistema nos muestra”. Recuerden que ha sido el mismo sistema el que nos ha mostrado lo que vemos. “Nos ha dejado ver chismes” con la mascara de “secretos”.

    Con Assange puede pasar lo mismo que con Kadhafi. Cuando este cumplio su parte del plan, siguio en su trono. O acaso esta en la carcel o muerto?

    Si el sistema esta tratando de despistarnos, lo esta logrando y con lujo de detalles. Una estrategia lujosa y aplicadita para la gran masa necesitada de heroes.

    un abrazo.

  16. Ah y se me quedaba en el tintero…

    Todo esto terminara “ante las conjeturas y dudas de la comunidad internacional, y la necesidad de establecer lazos de confianza mas fuertes”, se establecera …

    UN NUEVO ORDEN MUNDIAL. un solo gobierno. una sola ley.

    1984? Un mundo feliz?

    Alguna relacion a comportamiento de manada y pastores?

    Pusieron zanahoria y hacia alla van… mueven la zanahoria y hacia alla se mueven. Reemplacen Zanahoria por Assange y Mañana por otro heroe.

    PD. esto va hacia otro lado por debajo, y todo el mundo esta es mirando la superficie.

    Saludos.

  17. Parece que algunos quieren rectificar la debilidad de la Wikileaks actual haciéndola más distribuida y resistente:
    Un grupo de ex miembros de WikiLeaks anunciaron que planean lanzar una organización rival llamada OpenLeaks. Uno de los fundadores del grupo afirmó que el nuevo grupo era necesario ya que Julian Assange había debilitado WikiLeaks. Daniel Domscheit-Berg dijo que WikiLeaks “se había centrado demasiado en una sola persona y una sola persona siempre es mucho más débil que una organización.” Al igual que WikiLeaks, OpenLeaks permitirá a las personas enviarles información secreta.

  18. Pingback: http://www.biankahajdu.com/2010/12/17/vuelta-a-las-zta/.

    … volver una y otra vez a lo largo del itinerario. La distinción que se hace entre revolución y revuelta me pareció una de las ideas más sugerentes del texto y que recordé al ver el documental Autonomía Obrera. Ahora, al detenerme en la página de la Indianopedia sobre la comunidad real, me fijo en que, en la península del siglo XVI, comunidad era sinónimo de revuelta en un contexto que evoca el mito de …

  19. Pingback: http://www.biankahajdu.com/2010/12/07/de-lo-reciente-a-lo-relevante-del-como-al-quien/.

    … proyecto» en las solicitudes de subvenciones, que se acaban respondiendo con palabras vacías porque el sujeto del proyecto no es real, es imaginado. En el caso de Twitter, esto se agrava con una infraestructura centralizada que acaba sirviendo a los que les interesa la centralización ya sea para censurar, ya sea para controlar a …

Submit a comment