Renfe y la usabilidad recóndita

Renfe actualiza su página web. A primera vista es un rediseño sencillo (ahora apuntan al dominio .com, por cierto) con continuísmo enorme en la imagen corporativa (explicación hacia el final de este mismo post, ver último párrafo) pero aprovechando más el ancho de las pantallas panorámicas comunes actualmente y con una nueva apariencia más ligera y menos estresante. También es más fácil ahora encontrar y comparar tarifas de lo que ha sido hasta ahora.

Considerando de dónde veníamos, parecería que todo está bien, si no fuera por dos detalles bastante molestos:

  1. Marcar algunas casilla de verificación con Firefox es como jugar a las quinielas (nunca sabes si vas a acertar) ya que el texto le cae justo encima.
  2. Tras seleccionar billetes y demás pasos habituales en toda compra online, justo cuando debes confirmar el pago no aparecen las horas de tu viaje.

Increíble que a estas alturas de la vida, con Firefox bien instalado en una cuota de usuarios superior al 30%, no hayan probado la página en este navegador. Pero lo terrible es lo otro. Para decirlo claro: justo en el momento más importante de la compra, someten al cliente a una incertidumbre brutal por no mostrarle las horas de su viaje en el paso de confirmación de pago. ¿Quién habrá sido el lumbreras que ha decidido innovar con este cambio?

Renfe actualiza su página, pero tranquilos: lo hace sin asumir el riesgo de despistar a los usuarios con cambios en la que va camino de ser su principal imagen corporativa: a estas alturas de la vida, su web sigue siendo una porquería.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

12 Comments

  1. Y no solo falla en la usabilidad, se han colgado la medalla de la doble A pero casi todos los formularios usan enlaces con javascript para el envío en vez de usar botones de formulario y en muchas páginas embeben el contenido en un iframe.

    • No miré tanto: me cabreé con lo de no mostrarme la info del billete en el paso de confirmación de pago y no me dió para hacer un informe exhaustivo que, visto lo que cuentas, resulta catastrófico.

      ¡Un saludo!

  2. De entrada ya es un fallo de usabilidad que tenga que pinchar en un enlace para poder comenzar a comprar un billete, que supongo que es, o llegará a ser, o a Renfe le interesa que sea, la principal acción que hagan los usuarios en su web.

    Las compañías aéreas tienen más que aprendida esa lección desde hace años. Ellos viven de vender billetes y eso hay que hacerlo lo más fácil posible al usuario. Pero claro, Renfe no vive de eso y pasa lo que pasa…

    • Eso exactamente lo he dicho muchas veces: la página de Iberia me parece ejemplar en ese sentido, siempre me quejé de lo mismo «¿tan difícil era que el directivo de renfe se reuniera con el diseñador de la web y le dijera “abre iberia.com, quiero una página como esa con los colores de renfe”». Muy duro todo… pero están solos, son puro monopolio.

  3. No quiero decir nada porque criticaría tantas cosas de la web que me daría para un libro. Sencillamente bochornoso, lo que había y lo que hay. Al final terminas comprando el billete por teléfono (mi tarjeta da problemas, probablemente por la letra eñe de mi apellido, o vete tú a saber por qué). Con el lavado de imagen, esconden aún más las tarifas web y estrella. Y mil cosas más. En fin, ojalá llegue el día en que tengamos una web en condiciones… quizás será un primer paso para tener una red ferroviaria en condiciones (leed las últimas declaraciones de Blanco sobre futuros recortes). Saludos.

  4. Me ha encantado encontrar este Post ya que acabo de estrellarme contra la nueva Web de Renfe. La anterior aunque mejorable, ya la tenía por mano y consultaba fácilmente las posibles ofertas. En esta, nada de nada. Encima los muy prepotentes no ofrecen un mail para que puedas comunicarte anónimamnete con ellos. He tenido que decirlo en la Web del Ministerio de Fomento.
    Como suele decirse: ¡si algo funciona, no lo arregles!
    Gracias por darme la oportunidad de desahogarme.

    • Yo me estampé también contra la web: fue casual que fuera a comprar un billete justo el día del rediseño. La web es un desastre, lo peor de todo es que la anterior tampoco iba bien. Tendrían que construirla completa desde cero. Mientras se limiten a evolucionar lo que tienen, no funcionarán porque lo que están evolucionando es un bichín que realmente funciona regular…

      ¡gracias a ti por comentar!

  5. Eso me ha dicho la telefonista. He tenido que hacer por teléfono lo que por web no podía, que era cambiar un billete de fechas, pero me decía que no existía el tren de vuelta. Se lo he comentado a la chica que me ha atendido por telefono, primero me ha preguntado que qué navegador usaba, cuando le he dicho que el Explorer su siguiente pregunta ha sido que a ver si he entrado en la pagina desde Google. Qué malos son los de Google que han creado una página paralela a la de Renfe que funciona fatal.

Submit a comment