No es ciberguerra, es la sociedad de control

El artículo que publica Schneier sobre nacionalismo e Internet es una lectura imprescindible: describe cómo Internet prometía desterritorializar y acercar a las personas y, sin embargo, esa promesa está lejos de cumplirse cuando vemos el rampante nacionalismo en todos los frentes de la Red. Su diagnóstico: el poder descubre Internet y la quiere controlar, la opinión pública no se mueve con los hechos, sino con la retórica (y de ahí las continuas alusiones a la ciberguerra, aunque de momento no sea más que espionaje). Los perdedores: las personas, nosotros que vemos cómo hay 2 lobos (Estados y sus proveedores) y una oveja (las personas de a pie) votando democráticamente el menú de la cena.

Os dejo con el cierre y os recomiendo enfáticamente la lectura de la columna completa:

Nationalism is rife on the Internet, and it’s getting worse. We need to damp down the rhetoric and-more importantly-stop believing the propaganda from those who profit from this Internet nationalism. Those who are beating the drums of cyberwar don’t have the best interests of society, or the Internet, at heart.

Es una crónica de lo que advertíamos hace ya un lustro: la llegada de La sociedad de control. Qué desafortunadamente vigente está ese libro.

Qué mejor que quitar peso a esos medios de comunicación masivos, y a esos periodistas luditas, y tomar un rol activo sobre qué leemos, y cómo.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

7 Comments

  1. Cuando he leído “nacionalismo e internet” he pensado en “Nación Facebook”, “Nación Twitter”, “Nación Google”, … y las fronteras entre ellas. Luego he visto que no iba por ahí la cosa.

  2. Pues a mi no me parece descabellado hablar de ciberguerra. Stuxnet es más que espionaje. Desde luego comparto el fondo del artículo -como el nacionalismo y los sectores capturadores de rentas utilizan la semántica de combate para manipularnos- pero eso no quita para que el conflicto sea real. Nos condicionan en el sentido de que utilizan el miedo para que pensemos en un único sentido, el de mantener el status quo, pero el problema existe, y quiza sería más útil orientar la reflexión a que este es un problema intrinseco a los estados-nación, al tecnoimperialismo, la propiedad intelectual…

    • Entiendo lo que dices, y nada más lejos de mi intención que abrir «debates nominalistas».

      Stuxnet es una herramienta tan sofisticada, su desarrollo costó tanto tiempo, tanto dinero (en el desarrollo mismo, pero también en su contexto: guardarlo en secreto, colocarlo sin que se detecte nada… dejarlo allí larvando hasta el momento adecuado) que obviamente sólo está al alcance de algo como un Estado; seguramente, incluso no al alcance de cualquier Estado.

      No obstante: no deja de ser espionaje. El espionaje ha existido siempre. Pero los «servicios de inteligencia», la sistematización del espionaje, de la recogida de información para procesado ad hoc y futuro, eso es algo genuino que no se vio hasta el s. XX.

      Podemos definir ciberguerra como «espionaje entre estados». No me importa, siempre que tengamos claro que guerra es lo de Mali, y la ciberguerra, por mucho que tenga de pelea estratégica, está más cerca (actualmente) del espionaje que de la acción.

      Y por supuesto, como dice Jomra en su firma: mientras haya Estados habrá guerras. Otra cosa es que estemos preparados (como sociedad) para vivir sin Estados… que creo que tenemos mucho que aprender todavía.

  3. Si, desde luego esta muy verde lo de vivir sin estados, pero para que esto cambie el primer paso debe ser enfocar el problema de base, que es en lo que creo que Bruce no termina de apuntar.

    Respecto a si es solo espionaje sigo sin verlo claro. Me gusta el enfoque de Manuel Benet (http://www.securityartwork.es/2013/02/22/esto-ya-no-es-informatica-es-politica/):

    “Éste es un planteamiento poco desarrollado y algo simplista que sin duda da para mucho más, pero las acciones recogidas en el informe Mandiant no son acciones de espionaje ni robo de información. Son acciones de naturaleza política que forman parte de una estrategia mucho más amplia de carácter geopolítico. Decía Carl Von Clausewitz que la guerra es la continuación de la política por otros medios. La versión actualizada del siglo XXI es evidente: la ciberguerra no es otra cosa que una herramienta más de la política, con la diferencia de que aunque la guerra es jurídicamente ilegal, no existe tal consideración para la ciberguerra.”

    Al igual que el espionaje ha evolucionado a lo largo de los tiempos lo mismo podemos decir de la guerra. Los limites son cada vez más difusos. Podríamos hablar de ciber guerra fría XD. Por asuntos menores se iniciaron guerras pasadas, solo que ahora las guerras, a partir de 35º norte desde el ecuador, se plantean de otra manera.

    • Ante todo, gracias por el link y disculpa el retraso en responder.

      Muy interesante, yo no dudo de que lo que llamamos ciberguerra exista o no, ni de que sea un juego de poder entre Estados, más política por otros medios como bien recuerdas. Todo eso lo firmo.

      Lo que yo creo es que hay una cierta «inflación». Antes en la guerra moría gente, con la guerra fría algún dircom se puso las botas (desconozco si el término se acuñó en algún gabinete público o algún medio de comunicación): pues con toda la tensión de un clima prebélico (pese a ser post-bélico, si lo miramos bien xD), no llegó a estallar la guerra, no la guerra frontal entre la URSS y los EEUU (se pelearon varias veces con la excusa de la guerra de otros).

      En fin, que existir existe, pero yo creo que es espionaje. Y o yo estoy muy confundido, o el espionaje no es jurídicamente legal. Vamos, coge el Mossad a un iraní con un micrófono escondido y ya te digo lo absuelto que sale del juzgado… :)

      Para mí, lo que llaman ciberguerra es eso. Y mucho de lo que llaman guerra es ciberguerra (drones, llevan décadas atacando, aunque sólo ahora su actuación captura la atención pública). Al final es eso, supongo: si es guerra es guerra, y seguramente el ciber es un invento de los medios para poder vender como guerra algo que no lo es. La fuerza de los titulares, supongo.

      ¡Buen domingo!

Submit a comment