Microsoft, Yahoo! y la crónica de una muerte anunciada

Microsoft + Yahoo!

Hace cosa de un año y medio, un terremoto informacional sacudió la red: Microsoft lanzaba una OPA sobre Yahoo!, el segundo pez del acuario web pretendía comerse al tercero.

Tras rechazar, aceptar, y anunciar que iba a meditar la oferta una vez más en un número de ocasiones que a la mayoría hizo perder la atención en el asunto, ahora tenemos el siguiente paso en firme de aquella, en el que Microsoft y Yahoo! firman un acuerdo de cooperación en búsquedas que posiblemente no va a convertir a ninguno de los dos en líderes del sector, pero confirma que la muerte de Yahoo! como actor de primera línea en la internet global era una evidencia apenas falta de confirmación.

Los términos del acuerdo los leímos via GigaOM:

  • El acuerdo es a 10 años.
  • Microsoft proveerá el buscador por defecto en todos los sitios de Yahoo!
  • Yahoo! cederá el 12% de los beneficios generados por publicidad en sus webs a Microsoft durante los 5 primeros años, y previsiblemente algo más -desconozco si está fijado o lo habrán de fijar llegado el momento- en los 5 últimos.

Básicamente, Yahoo! va a subcontratar el buscador de Microsoft y recibir pasta por ello. Los beneficios, toda vez que Y! va a compartir parte de los ingresos publicitarios de sus webs con Microsoft (reduciendo el flujo de caja efectivo) vendrán vía reducción de costes. Pongamos: dejando de poner recursos económicos en el desarrollo de un buscador que no van a estar utilizando (tienen subcontratado el de Microsoft para los próximos 10 años). Se supone que Yahoo! va a seguir desarrollando su buscador, pero una compañía que necesite maquillar sus cuentas no hará una gran inversión en un intangible como es el desarrollo de un producto que no está siendo usado y del cuál no dependen los beneficios a corto y medio plazo (10 años), así que en mi condición de escéptico, voy a dudar de que ese desarrollo se haga al nivel necesario.

El acuerdo tiene multitud de pequeños aspectos, pero la principal conclusión se obtiene por comparación de lo que ya sucedió a Yahoo! hace una década.

Muchos no lo recordarán, pero la internet de los 90 Yahoo! era un macrodirectorio al que todo el mundo acudía en búsqueda de webs [esto sí lo recuerda todo el mundo, no se pongan así, es la siguiente frase la importante]. Cuando los buscadores como tales, y no como meros directorios, emergieron, Yahoo! también comenzó a desarrollar el suyo. Pero poco tiempo después decidió subcontratar el buscador a una, entonces casi desconocida, compañía… llamada Google.

El resto es historia: cómo Yahoo! perdió la oportunidad de desarrollar un buscador que compitiera con Google, que aprovechó el tirón para depurar su sistema y convertirse en el gigante que ahora es. (De hecho, hace un año se rumoreó un anuncio en la misma línea que el anunciado hoy con Microsoft, aunque de infinito menor calado, con Google y ya dijimos que si Yahoo! aceptaba eso, iba directo al cadalso de los condenados.)

Sabiendo eso, resulta fácil imaginar cómo de duro ha debido ser para los actuales directivos de Yahoo! firmar un acuerdo de este tipo con Microsoft: Yahoo! va a pasar dos veces por el mismo calvario, sólo que esta vez las consecuencias serán más duras para la compañía y para todos nosotros, que veremos cómo la red se concentra aún un poco más, una red en la que cada vez más la infraestructura se usa como ventaja competitiva (de ahí estas estrategias de concentración), algo que a los simples usuarios de la red nos deja en franca desventaja.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.


One Comment

Submit a comment