Luego dirán que la culpa es nuestra

Volvemos a la carga con un curso breve para empresarios necios. «Aprenda a apoyar consumos alternativos de sus productos gracias a una política de precios incorrecta».

Para ello, nos basaremos en dos comparaciones de precios de productos muy diferentes que tienen en común, únicamente, que son ofertados en formato digital y en formato analógico de-toda-la-vida.

Primer ejemplo. Amazon, captura de pantalla tomada el 7 de agosto de 2010 sobre los precios de The Flaw of Averages: Why We Underestimate Risk in the Face of Uncertainty, un libro al que le tengo echado el ojo.

Precio comparado en Amazon, formato Kindle y papel

Esperen, que hago la cuenta… 17.70/18.40 = 0.962. Esto es, Amazon quiere que creamos que los costes derivados del almacenamiento y distribución (así como el coste en capital inmovilizado en stocks) es del 3.8%. ¿De verdad nos lo creemos?

Segundo ejemplo. Multicines Málaga Nostrum, en una foto (borrosa) tomada con mi móvil el pasado 23 de abril.

Precio comparado en Cines Málaga Nostrum, formato digital y analógico

Precio de la proyección normal, 7.00 euros; precio de la proyección digital, 7.30 euros. CineSur quiere que creamos que la distribución digital de la película (¡viva el router!) le supone un sobrecoste de… 30 céntimos, independientemente de la tarifa a la que te acojas. La peli digital siempre vale 30 céntimos más.

Luego dirán que la gente se baja los libros de Internet, y las películas. Y que Megaupload is killing the radio star. Pero es que alguien les dijo que con lo digital iban a reducir costes en distribución y nadie les dijo que el precio final debía ajustarse también a la realidad, que la gente no es tonta del todo, aunque a menudo lo parezca.

Y esto es todo en nuestro curso «Aprenda a apoyar consumos alternativos de sus productos gracias a una política de precios incorrecta». Espero que les sea útil, también como consumidores, y se vayan a la competencia de estos señores siempre que vislumbren señales de que les toman por panolis.

4 opiniones en “Luego dirán que la culpa es nuestra”

  1. Ahora, gracias a Libranda, puedes hacer la prueba en las tiendas españolas que venden libros electrónicos. Hay cosas chanantes.

    De las mejores que he visto: La Odisea a 9.95 (o alrededor de ese precio, hablo de memoria) en la Fnac, versión con Adobe DRM. Teniéndolo gratis en Gutenberg, estos todavía intentan hacer negocio con tonterías de este calibre.

    1. Venga hombre, es que mira qué manía con encontrar las cosas gratis eh, ¿pa qué buscas? ¿por qué no compras directamente en Libranda? ¿Gutenberg? ¿Ése qué hizo pa que le pongan su nombre a una web de piratas? xD

      ¡Un saludo, Rinzw!

  2. Imagino que la política de precios que está aplicando ahora, en pleno despegue del libro electrónico, les estará resultando adecuada; si no, serían muy estúpidos. En cuanto alcance altitud de crucero, deberían modificarla y ajustarla a su estructura de costes, porque de mantenerse se llegará a la misma situación que está viviendo la música.

    (En cuanto al libro, en The Book Depository —que conocí aquí por algún comentario— la versión electrónica está a 10,87 euros —un 18% menor que en Amazon—; la de papel, a 14,58 euros con g.i.)

    1. Claro, supongo que alguien piensa que con esos precios les va bien, no sé… yo creo que están matando la posibilidad de que emerja un mercado (admitámoslo, no hay en la lectura de libros un mercado tan amplio como en el de música), y que va a costarles caro :)

      ¡Y gracias por el chivatazo de The Book Depository! :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *