En los medios

Hoy se puede leer en el El País un especial sobre neutralidad de la red. En él David y yo, en nombre de Las Indias, firmamos una pieza. Se titula Una pésima idea, se puede leer aquí en la versión online, pero también aparece en la edición en papel de hoy :)

Quiso la casualidad que escribiéramos el artículo sin conocimiento del escandaloso movimiento entre Google/Verizon, que se anunciaría unas horas después, y sobre el que todo desmentido parecen excusas baratas. Hablar sobre Neutralidad de la red no podría ser más pertinente.

Además de eso, en el programa Siglo 21 de Radio 3 estaré hoy lunes de 12 a 1 hablando de RFID, de su uso y sus implicaciones. Otro tema de actualidad estos días, sin duda.

Y por ahora esto es todo. Próximamente más :D

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

12 Comments

  1. He pillado el programa por los pelos (mi conexión no da para escuchar el podcast), pero me ha dado tiempo para escucharte. Breve y al grano. :)

    El artículo también está muy acertado. Cuando los medios hablan de neutralidad a veces se ponen muy esotéricos. Vuestras observaciones sobre la Televisión 2.0 y el peligro para la innovación son muy palpables…

    La jugarreta de las grandes telecos presionando a la FCC (caso Google/Verizon) me reafirma en pensar que las redes ciudadanas como guifi.net pueden acabar siendo la salvación de Internet (como la entendemos hoy en día).

    • El artículo creo que nos quedó muy guapo. El especial en sí está muy bien, el artículo de Rosa JC también es muy, muy bueno. Es genial que se pueda defender algo como la neutralidad de la red desde un medio con esa repercusión, porque realmente nos estamos jugando la neutralidad de la red y el día que falte nos arrepentiremos :)

  2. Muy acertado relacionar en vuestro artículo la neutralidad con la Internet móvil y llamar la atención sobre el hecho de que es desde el ámbito de los móviles con Internet que se está colando la limitación a la libertad. Me ha resultado clarificador.

    • Creo que es un aspecto clave: los cambios culturales son muy complicados de lograr porque tocan a las cosas que tenemos muy interiorizadas, que creemos con firmeza. Sin salir del discurso sobre Internet, llevan 15 años diciéndonos que la música tal y cual, y la piratería y blebleble. No han logrado nada, nos llaman ladrones y piratas (y generan con ello equivalencias morales peligrosísimas y falaces), y nos da igual todo y seguimos bajando música porque seguimos creyendo que es justo. En el móvil tenemos asumido, porque siempre fue así, que absolutamente nada se obtiene sin pagar el precio justo: desde los SMS a precio de comunicación con el Hubble a la última novedad de la App Store de mi fabricante, todo se paga… ninguna cifra es exagerada, pero todo se paga. Y esa cultura está alcanzando a Internet. Si se impone el cambio será rápido, porque no requerirá formatear millones de cerebros: millones de cerebros ya creen que en el móvil nada se obtiene sin pagar un extra. Ahí está el reto, asumir que Internet es como es y debe seguir siendo así, incluso en los móviles :)

      • Al hilo de la «movilización» de Internet, mucho ojo a la propuesta final de Google y Verizon: nada menos que una división de Internet en tres bloques, cableada, sin cables, y «servicios añadidos», con la neutralidad tan sólo exigible en el primero y la excusa de que así se permite el desarrollo de «nuevos servicios» o se facilita el crecimiento de un mercado «más competitivo y rápidamente cambiante» (puntos 5 y 6). Lo que conseguirían así sería justamente apartar la innovación de las manos los pequeños, cerrando el mercado a nuevos competidores y volviéndolo a concentrar en unos pocos que puedan permitirse jugar en esos niveles artificialmente privilegiados. Lo de diferenciar por el tipo de acceso ya clama al cielo… (vía OSNews).

        (Por cierto, acabo de ver lo de La octava planta, ¡puñetas, demasiado tarde! :( )

        • En la propuesta final de Google-Verizon hay un doblez que pasa casi desapercibido, pero no es despreciable. Las constantes menciones a la «public Internet» nos remiten a algo más. No necesitamos referirnos a alguien como Jose el-de-solo-una-cabeza. Asumimos que todos tenemos una cabeza, no necesitamos esa palabra especial para solo-una-cabeza. Si hay una «public Internet» es porque en ese documento se asume la existencia de una Internet no pública. En el desmentido de Google-Verizon, el subconsciente los destapa. El implícito en ese desmentido es que existen dos Internets diferentes. La red no sería neutra, habría una divisoria…

          Malditos.

Submit a comment