La AEPD argumentando contra la protección de datos

Lo veo y no lo creo. Me pellizco, parpadeo, me froto [los ojos, malpensados] y sigo sin creer lo que veo. Me pasan un enlace aparecido en portada de Meneame donde se enlaza a una nota de prensa de la Agencia Española de Protección de Datos, descargable en formato PDF.

La nota de prensa se hace eco de la ponencia del actual director de la AEPD, Artemi Rallo, en el V Foro de las evidencias electrónicas. En ella, se dice que «el director de la AEPD propone el desarrollo de una norma con rango de ley que permita un equilibrio entre la protección de derechos de autor y el derecho a la protección de datos», y que para ello remitirá al gobierno una propuesta que regule legalmente este asunto.

Lo que sucede es que ese asunto ya está legislado. En España la copia privada no es ilegal, como nos quieren hacer creer. Sucede que mis comunicaciones deben ser privadas, acorde con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, pues es lo único que garantiza mi libertad. Y sucede que buscar el «equilibrio entre derechos de autor y proteción de datos» no es argumento suficiente para sacrificar mi libertad.

No señor. No estamos hablando de entrar a los ordenadores del CNI, robar información clasificada y usarla para desvalijar el oro del banco de españa. No. Éste hombre no quiere desvelar la identidad de peligrosísimos delincuentes, sino la tuya y la mía, la suya, la de todos aquellos a los que conozco: quiere traicionar todo aquello que el organismo que dirige dice defender. ¿Derechos de autor? Muy poco motivo para que sea el presidente de la Agencia Española de protección de Datos, el hombre que debe guardar mi privacidad a buen recaudo, el que azuce el fantasma de los derechos de autor frente al gobierno del Estado.

A todos los que estén respirando tranquilos sobre la solidez legal del carácter privado de sus descargas les recuerdo, muy puntualmente, que la pasada Ley de propiedad intelectual redefinió la copia privada de muy mala manera, pues la actual definición permite la ilegalización de las descargas y la eliminación de la propia copia privada legal. Les recuerdo, además, que tanto PSOE, como PP, como IU, como …. pleno en el congreso que teníamos entre 2004-8 votaron a favor de la mencionada LPI.

Háganse el favor de abandonar las luchas partidistas («y tú más») que tanto gustan a esa pandilla de mediocres que acostumbra a sisarnos los derechos con cada nueva reforma que nos hacen. Háganse el favor de mirar quién está a un lado y quién al otro de esa línea de tiza imaginaria: esto no es el PSOE malo ni el PP bueno (de IU ya ni hablo, cavaron su tumba ellos solos), ni viceversa. Esto es el poder contra el pueblo llano.

Señor Rallo, ¿cuál es su función? ¿Proteger mis datos o proteger los intereses de una escasa minoría frente al bien general? ¿Brindarme la privacidad que demando o erosionarla? ¿Trabajar para el Estado o para la SGAE (suponiendo que en tan sorprendente matrimonio exista régimen de separación de bienes)?

Pero, ¿nos hemos vuelto locos o este grado de estupidez es el que gastamos habitualmente? ¿Cuándo, sin darnos cuenta, pusimos al lobo a cuidar de las gallinas? Estamos jodidos.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

7 Comments

  1. Estoy completamente de acuerdo contigo en todo lo que has dicho en este post, pero hay una parte de tu discurso que no se como cogerla, por un lado nos cuentas que todos los políticos son iguales, que no nos representan (de acuerdo), pero por otro saltas con campañas como novamosasermenos.org en las que nos incitas a votar. Yo no puedo votar porque soy menor, pero el día que pueda creo que la mejor opción será no hacerlo, porque no hay ningún político que merezca ser apoyado, no fallan los partidos ni los políticos, lo que falla es el sistema.

    Pues eso a ver si me lo aclaras.

    Saludos ;-)

    • Es que parece raro, pero no lo es. Yo apuesto por el voto «liberado». Y ahora hay otra cosa más que explicar/entender ;)

      Voy. La mayoría de la gente que conozco vota a un partido porque cree que votar a otro no es «matemáticamente rentable». Digamos, alguien que quisiera votar a un partido protector de animales y piense que ese partido no lo vota nunca nadie… pero, ¿y si todos los que piensan eso lo hicieran? Sin pensar antes de contar las papeletas en lo que saldrá después. Votar no a ciegas, pero sí sin las tensiones de «es que vaya que gane Zapatero/Rajoy y lo odio y a mi pobre perrito no lo protegerá nadie de todas formas porque nadie vota al partido protector de perritos».

      Yo creo que la gran mayoría de la población no soporta a los tres grandes partidos, los votan como mal menor. Pero, ¿y si no lo hicieran? Y ¿si alguna vez votaran al partido que les dice el corazón y no al que les dice la cabeza? Hay partidos nuevos con los que discrepo, pero que aún no nos han engañado en el parlamento (quizá porque no han tenido la ocasión, no lo sé), como PIRATA, Ciudadanos, o algunos otros. Creo que en esos dos partidos hay gente con ideas nuevas, ¡seguro que hay otros!

      Votar a otros partidos es también un castigo a los partidos en el poder, pero no votar… es lo que les gusta. Apatía, que te abran el bolso, te miren la cartera y en lugar de arrearles una hostia en la boca te encojas de hombros…

      Y por último, en tanto la anarquía no sea viable (y no lo es), romper el sistema no es la opción, sino cambiarlo (en lo posible) utilizando las herramientas que nos da. Votar a partidos que reduzcan la intervención estatal en algunos ámbitos (como en nuestra vida privada ;)) tampoco es mala opción… y los hay.

      Eh tío, ¡no puedes dejarlo en sus manos! :)

      PD. Las últimas elecciones (tanto las andaluzas como las españolas) voté a partidos que no sacaron ni un representante, pero me quedé más ancho que tó.

      • Ahora ya si me resulta mas coherente tu postura, pero tengo varias críticas:

        -Tu dices que conoces mucha gente que vota al que le parece menos malo de los partidos mayoritarios (que solo son dos, no se a cual te refieres cuando dices que son tres, porque IU no es para nada mayoritario). Aquí llevas razón, hay gente que usa el “voto inútil” y según tu punto de vista si esta gente vota al partido que les dice el corazón se acabaría con el bipartidismo (no se en cuanto tiempo…), pero el problema de los partidos minoritarios, es ese, que son minoritarios y la única manera de que puedan hacer algo es convirtiendose en mayoritarios, cosa muy complicada. Los únicos partidos que pueden llegar a ser mayoritarios son los que estén mas cerca del centro, cualquier partido que se aleje será minoritario. El otro detalle es la gran cantidad de pequeños partidos, que igual tu votas a pirata, otro al que protege a los toros… estas divisiones provocan que el pais sea poco menos que ingobernable a no ser que haya pactos, y si los hay tu voto no vale para nada porque el partido hará el pacto que le de la gana para conseguir tal ministerio aun a costa de renunciar a alguno de sus principios. Lo mejor de todo es que para arreglar el daño hay que esperar cuatro años y hacer crecer a otro partido que sea minoritario para que sea capaz de hacer algo en el congreso; problema: pues que esto no se consigue de unas elecciones a otras, hace falta un proceso de “reciclaje de partidos” (desplazar a los que gobiernen en ese momento y no lo hayan hecho bien y meter en el congreso otros nuevos) que tardará varias legislaturas en ocurrir y mientras ocurre el que mande seguirá haciendo y deshaciendo a su gusto (y hablamos de años en múltiplos de 4). Ya el detallazo que falta para rematar todo esto es la ley de partidos, que imposibilita que un partido minoritario de ámbito nacional consiga nada, tenemos el ejemplo de IU:

        IU: Votos: 963040 Escaños: 2
        CIU: Votos: 774317 Escaños: 11
        PNV: Votos: 303246 Escaños: 6
        Fuente: http://www.soitu.es/elecciones/2008/generales/

        Por consiguiente la única manera de hacer algo útil es desplazar a prácticamente todos los votantes de PP y PSOE, y que voten a otros partidos (el reciclaje de partidos del que hablaba antes), y la verdad es que lo muy muy difícil, no se como lo ves tú.

        -Otra cosa, lo de “no dejarlo en sus manos”, me parece estupendo que tomemos cartas en el asunto, pero hacerlo solo mediante un voto cada cuatro años me parece cuanto menos… insuficiente, otra cosa serían huelgas generales, grandes manifestaciones, etc. medidas de presión que hagan ver al gobierno que el pueblo tiene una opinión y que él es quien decide lo que se hace y lo que no. El problema es que si todos los partidos con algo de poder están de acuerdo en una política antisocial entonces no les importa el voto de castigo porque todos ellos han votado lo mismo y en las siguientes elecciones la gente no tendrá a nadie diferente a quien votar (ej: el canon en españa o las enmiendas torpedo si hablamos de europa).

        -Y lo último, no se por qué va a molestarle al gobierno que algunas personas empiecen a votar cada una a un partido pequeño distinto, eso no va a provocar el ascenso de ninguno de esos partidos. La única solución sería que todos los que no estén conformes se pongan de acuerdo para votar a un partido ideal para que este tenga muchos votos y pueda hacer algo, pero ni existe ese partido ni es posible tal acuerdo.

        Bueno pues eso, igual esta un poco desordenado porque he ido escribiendo según me han venido las ideas, pero creo que mas o menos se entiende, a ver que me cuentas ahora ;-)

        • Vaya, diversificamos el tema… :D

          – Ley de partidos. ¿Hace falta un cambio? Sin duda. Pero se equivoca el que piense que el problema de la ley de partidos es que los grupos regionales tienen demasiado peso en el congreso. El problema de la ley de partidos es que no es proporcional. Quiero decir: 3 personas votan al partido A y 9 votan al partido B. Lo normal sería que los primeros tuvieran 1 representante y los otros 3 (triple de votos, triple de representantes). La realidad es diferente: los primeros quizá tienen un representante, pero los otros pueden llegar a tener 7. (la proporción la he inventado per no es descabellada, PP y PSOE tienen 10 veces los votos de IU y 90 veces los representantes…). Si hacemos una única circunscripción para evitar a los partidos regionales, les quitamos su voz política y nos atamos todos a una política central que quizá no nos gusta. ¿Y si todos los de Soria tienen una idea diferente al resto de España no merecen tener alguien que defienda esa idea, aunque sólo lo voten ellos? España no es Francia, no podemos (ni debemos, ni queremos) tener un parlamento “à la française”. Estamos bien así, aunque es urgente hacer de la ley electoral un sistema proporcional que respete un poco más a las minorías. Urgente.

          – No dejarlo en sus manos. Tú eres el mejor embajador, ningún ministro te representa mejor que tú (como canta La Mala). Cada vez que haces lazos con gente de fuera, para actividades, para juegos, para comprar cosas, para tocar música… eso es política exterior. Digamos, micropolítica exterior, pero lo mismo que el mundo está formado de átomos. Nosotros podemos hacer una política exterior macroscópica y tolerante con nuestros actos, no apoyando cosas que no nos compensan (y eso es decisión y criterio de cada uno). Al final, si la gente se involucra en lugar de mirar a otro lado, el resultado sólo puede ser bueno. La gente normal no va por ahí invadiendo países, el resultado sería seguro más tolerante :)

          – Organizar a la peña para que voten a un sólo partido es utópico xD Lo suyo es votar lo que cada uno quiera, si sale un resultado bueno bien, si no… a criticar ;) La tarea difícil (y la importante) no es esa, sino conseguir que la gente deje de votar a los de siempre por pura inercia electoral.

          Por otra parte, y copiando una cita que leí una vez: “No dudes jamás de que un
          pequeño grupo de ciudadanos clarividentes y comprometidos puede cambiar el mundo”. Margaret Mead. La verdad es que siempre ha sido así :)

          • Interesante.. vamos con mi respuesta:

            -De acuerdo en lo de la ley electoral, hay que cambiarla para dar voz a las minorias, el problema es que ahora mismo gobiernan dos mayorías que se van turnando en el poder, y ellos no quieren cambiar la ley electoral. Por otro lado están lo partidos minoritarios, que son los que quieren cambiarla, pero no pueden porque no tienen suficiente poder y no podrán alcanzarlo por culpa de la ley que quieren cambiar. Es un círculo vicioso del que es muy difícil salir, la única forma es robarle al PP y al PSOE muchos votantes. O la otra posibilidad es que la gente que ahora no vota vote y entre ellos y los votantes robados se consiga hacer algo, aun así sería insuficiente porque como bien has dicho la ley de electoral beneficia a las mayorías dandoles mas escaños de los que corresponden, de esta forma la conclusión es la misma de antes la única forma es hacer que los partidos mayoritarios dejen de serlo. Aunque creo que si que llevas algo de razón, porque si vota mas gente y estos nuevos votantes votan a otros partidos los mayoritarios serían menos mayoritarios, pero el problema persiste ya que si cada uno votamos a un partido ninguno de ellos llegara a nada. Sólo los que tengan mas votos (aunque menos que antes) tendrán verdadero poder para hacer algo. Porque mira, aunque metamos algunos diputados de otros partidos (iu, pirata, ciudadanos, upyd, etc.) igual entre todos ellos y exagerando consiguen 30 ó 40 escaños y aunque todos ellos quieran cambiar la ley electoral no podrán porque el PPSOE votará en contra del cambio, y son mayoría.

            -Me parece estupenda esa opinión, pero ya es lo que decía antes, hay que hacer mas cosas, no solo basta con un voto cada cuatro años. Además tienes que tener en cuenta que si el gobierno quiere hace lo que le da la gana, sin que importe nada. Ejemplo: guerra de irak.

            -Si, que dejen de votar a los de siempre, pero creo que siguen existiendo los problemas que he dicho antes, además hay otro problema es que parece que tu tienes fe ciega en que ese partido maravilloso al que votas va a hacer todo muy bien, viviremos felices y comeremos perdices, el inconveniente es que si este partido tampoco funciona solo queda probar con otro y toca desplazar a este, algo que te costará lo mismo que desplazar a los actuales, es ese reciclaje de partidos del que hable en mi comentario anterior.

            -Me gusta la cita que has puesto, pero yo la veo mas de acuerdo con mi postura, no con la tuya :D Porque si te dedicas a ir reciclando partidos según pasan las legislaturas (porque no me creo que exista ese partido ideal) siempre sera todo igual, en cambio si hubiera una revolución las cosas podrían cambiar y para desencadenarla hace falta ese grupo pequeño de ciudadanos. Además, mira, si la gente va dejando de votar, el día que haya unas elecciones a las que no vaya nadie, el gobierno no sabrá que hacer y el pueblo, en ese momento, se dará cuenta de que está cohesionado (todos están de acuerdo) y que ha llegado el momento de salir a la calle a pedir apoderarse lo que es suyo (el gobierno, su propio gobierno). Por último comentar que no es una cosa muy complicada el hacer una revolución, hay muchos ejemplos en la historia.

          • Bueno, creo que no estamos tan lejos :P

            Yo no creo que un partido nos vaya a solucionar la vida, de hecho creo que es imposible. Los partidos surgieron en un tipo de sociedad diferente (telégrafo) y pretendieron solucionar (con menor o mayor éxito) los problemas que existían en aquel momento. Ahora tenemos otro contexto: tecnología digital y electrónica. No podemos solucionar nuevos retos con herramientas del pasado :) Quizá parezca que funciona como siempre… y quizá eso sea precisamente lo que suceda: que por organizarnos como lo habríamos hecho hace 2 siglos perdamos las posibilidades nuevas que se nos abren.

            Dicho de otra forma, no existe el partido perfecto, nunca lo habrá. Por eso no creo en las adhesiones a los partidos. No son un ente sagrado y adherirte a todo lo que tengan que ofrecer es un acto de suicidio. Pero eso no significa que los votos no sirvan para nada, sí sirven. Y sacar 40 escaños entre grupos minoritarios es utópico en este país, pero con tener alguno para que la voz se oiga ya valdrá la pena.

            ¿Qué es para tí una revolución? Yo creo que tenemos la revolución a la mano, aunque no será una revolución como las que hemos estudiado (en las que se invade el palacio presidencial, se corta la cabeza al tirano de turno y se cambia el sistema). Pero tienen que llegar cambios y creo que los tenemos a la mano, de forma tranquila, pero sin desidia (actualmente el estado general es de desidia, pero ya he dicho que un grupo pequeño de personas puede cambiarlo todo).

            En fin, que tampoco quiero intentar convencerte de nada… son sólo mis opiniones. ¿No tienes un blog? :D

          • Pues ahora creo que si que estamos mas de acuerdo de lo que yo pensaba al principio, los partidos perfectos no son posibles, por ello no creo en ninguno. Los anarquistas en vez de organizarse en partidos se organizaron en sindicatos, y esta idea me parece mucho mas acertada.

            Respecto a lo que dices de la revolución también estoy de acuerdo, cuando pienso en la próxima no me imagino ninguna guillotina en la plaza del pueblo, sino una mas pacífica guiada por la inteligencia de la gente que se ha dado cuenta que hay que ir cerrando el chiringuito de mas de uno (y de dos), pero sin sacar los fusiles. Los cambios aparecerán por si mismos, todo cambia, pero si queremos que éstos sean buenos tenemos que traerlos, los que vienen por si solos no suelen ser buenos (65 horas, 95 años de derechos de autor, y un largo etcétera). El hombre siempre ha estado metido en política, luchado por un mundo mejor, esto ya no se hace (es lo que decías en el post de “no dejarlo en sus manos”), se ha dejado (porque un voto cada cuatro años para cambiarle el collar al mismo perro no es mucho hacer…) y se ha empezado a retroceder en derechos, lo que hay que hacer es movilizarse.

            En fin que al final pensamos mas o menos lo mismo, la única diferencia es que tu convencerás a la gente para que vote a partidos minoritarios para que se alcen voces alternativas y yo la convenceré para que salga a luchar por sus derechos, como se ha hecho siempre en la france. Porque todas estas cosas que se hablan en internet, en medios alternativos, de un modo u otro deben llegar a la sociedad.

            Y no, no tengo blog… bueno en realidad si, pero era sobre linux y además hace meses que deje de escribir, es lo que tiene el instituto que ya voy acabándolo y cada año me roba mas tiempo…

            Saludos ;-)

            PD: De todas formas por si te interesa mi blog era http://neobius.blogspot.com

Submit a comment