Hackear camiones gracias a la RFID, uno de los mejores hacks de 2007

Sobre la tecnología de identificación mediante radio frecuencias (RFID) se puede decir muchas cosas, pero desde luego no se puede decir que sea segura. La inseguridad derivada de su uso en pasaportes, en tarjetas de crédito, en pagos sin dinero en efectivo (existentes también en otros pagos «sin contacto»), en zapatos o en transportes públicos ha sido comentada anteriormente.

Como única ventaja a todas estas desventajas se nos expone siempre la misma única ventaja: el ahorro de tiempo en las colas y en el inventariado. Dejando claro que el ahorro de tiempo en inventariado y en fábricas no conlleva el etiquetado individual de los productos (sino de los enormes palés donde se empaquetan para su traslado) parece claro que el etiquetado individual de los mismos se relaciona únicamente con la intención de facilitar nuestros pagos, utilidad que reside sobre todo en una falacia que con algo de tiempo me gustará desmenuzar (no sería tan largo) en los próximos días.

¿Qué sucede con el etiquetado RFID de los objetos, ya sea individual o colectivo? Pues que permite la identificación de los mismos sin tan siquiera abrir el paquete (como sucede con los pasaportes), la casa (quizá en el futuro habrá ladrones que inspeccionen los objetos de valor que hay en su hogar desde fuera de casa), o el camión que llega a cualquier sitio.

Y es precisamente esta última utilidad la que ha sido incluida como uno de los hacks más llamativos del año que acaba de concluir, precisamente por la facilidad que ofrece a los ladrones para identificar los objetos que hay en un camión antes de proceder a su robo. ¿Está lleno de muñecas de famosa o de arroz? Mejor no lo robamos, ¿Está lleno de carísimos componentes tecnológicos, relojes, televisores, …? Entonces sí.

Evidentemente, en un mundo donde el etiquetado RFID de los productos se hace de forma individual (un producto = una etiqueta), el camión no es más que la versión pro de lo que le puede suceder a un bolso cualquiera en un apretado pasillo del metro de tu ciudad preferida. Ese es el problema. La RFID, una tecnología cuyo uso (cómo, cuándo, dónde, qué tipo de chips) se debe regular con urgencia.

El dominio publico y los malditos 70 años

Un post de Andy Ramos nos trae una noticia que debería ser buena (y no es que sea mala, no me malinterpreten) pero de tan diluida y floja se me torna agridulce antes mismo de tragármela del todo.

Comentaba él acerca de la entrada en el dominio público de la obra de muchos autores muertos a lo largo de 1937. Y no es que eso sea una mala noticia, es que sinceramente no puedo alegrarme de tener que esperar 70 años desde la muerte de un autor hasta la entrada de su obra en el dominio público.

Al fin y al cabo, incluso concibiendo la restricción de copia como un beneficio para el autor (algo que creo, era más cierto antes de vivir en la sociedad digital de lo que lo es en la actualidad), ¿quién se está beneficiando de ese monopolio una vez muere el autor? Desde luego, alguien que no es el autor (por razones obvias).

Y ¿por qué no me alegro? Porque en lugar de pensar en todos esos autores, pienso en los que nos quedan por el camino y en que a este paso y según la legislación actual habrá que esperar hasta 2070 (¡dos mil setenta!) para que la obra de Rafael Alberti (por poner un ejemplo), ilustre gaditano y poeta de la generación de 1927, entre al dominio público. Y eso sin contar con que la legislación en materia de restricción de copia extiende su duración más y más de forma acelerada desde la década de 1980. El mismo Ravel, el del bolero, del que también habla Andy, está atrapado en estas leyes que harán que su bolero no entre a dominio público a los 70 años de su muerte. Este sistema es absolutamente deficiente, y no puedo alegrarme los 1 de enero porque 3 autores pasen a dominio público; hace falta una modificación a la baja de la duración de este monopolio, pero ya.

Ritmo bloguero, comentarios pendientes y própositos para nuevo año

Está feísimo entrar en la casa sin saludar a los presentes, que es precisamente lo que yo hice ayer. Por eso esta anotación va para comentar un par de detalles.

Se acabaron las fiestas y supongo que el ritmo de blogueo habitual (es decir, una anotación cuando me da la gana AND el tiempo/trabajo lo permite) volverá próximamente.

¿Qué pasó en estos días? Muchas cosas, algunas importantes sobre las que volveré seguro: La UE quiere regular el p2p (Público), Privacy International publicó su informe 2007 (gracias Chuso), y el rally más famoso del mundo se ha suspendido tras una amenaza terrorista amplificada enormemente por la megafonía mediática occidental. Sobre todos estos asuntos volveré seguramente porque se relacionan directamente con lo que aquí estamos reflexionando y van a definir una tendencia para 2008: el control de la red largamente ansiado por los poderes económico y político podría comenzar a definirse peligrosamente este año, en el que la batalla por blindar nuestra privacidad debe entrar en la agenda pública para evitar que sea aplastada por quienes ansían conocerlo todo acerca de todos.

Casi nada, espero que junto a todo esto también se me acumulen noticias positivas. Por cierto que como no jugué ni a predecir el 2008 ni a ponerme metas ahora voy a al menos a dejar claro uno de mis propósitos para este año bloguero: terminar un libro, a ver si fuera posible. Por ahora esto es todo, permanezcan a la escucha; pronto habrá más.

Algunas cifras para entender la política del miedo

Sé que es un tema con el que no se juega, por eso pido que nadie se lo tome como un juego. Soy respetuoso con las cifras, pero equidistancia no equivale a verdad. No puedo guardarme esta reflexión.

Ronda 1

  • Civiles muertos en las torres gemelas: ~3000.
  • Civiles muertos en Irak: ~ 151000, reconocidos por la OMS (seguramente más). Incluso se han usado armas químicas.
  • Civiles muertos en Afganistán: Ni estimaciones tenemos, pero mueren tantos como en Irak.
  • Civiles muertos a causa de Malaria (en el mundo): Un millón al año.

Ronda 2

  • Civiles muertos en las carreteras (en España): Más de 3000, sólo en 2006, algo menos en 2007, por primera vez en 40 años.
  • Civiles muertos a manos de eta: 855 (hubo 4 desde la fecha de la referencia que apunto), en total durante los mismos 40 años.

Preguntas y respuestas

  • ¿Medidas excepcionales y de dudosa constitucionalidad aprobadas para la erradicación de los muertos en carretera? Ninguna.
  • ¿Medidas excepcionales y de dudosa constitucionalidad aprobadas para la lucha contra el terror? Empezar y no parar.

Conclusiones

  • ¿De verdad que el mayor problema del mundo es el terrorismo? Por favor, dedíquense a gobernar (y no a darnos la espalda), por el bien de todos. Ya está bien de farsas. En el fondo lo dijeron en su día: es un enemigo difuso y la guerra será larga. Hay que separar a terroristas de asesinos: terrorista no es el que asesina, terrorista es el que domina a través del terror, y a nosotros nos tienen sometidos a terror mediático, el mismo terror mediático que ha conseguido que una amenaza acabe con el rally más famoso del mundo.

Proteger las opiniones ofensivas

«Y siempre que pienses en la Libertad de Expresión*, lo primero que deberías recordar es que ésta está diseñada específicamente por los redactores de la constitución para proteger las opiniones ofensivas y a los oradores ofensivos. Después de todo, nadie trata de censurar a los de otro tipo.»

Mike Godwin, abogado de la EFF.

(*): Primera enmienda en el original, Mike Godwin es estadounidense.

Dedicada a todos los que responden diciendo «¿hasta dónde llega la libertad de expresión?» cuando algo les ofende, sin pararse a pensar que la libertad de expresión significa precisamente poder decir aquellas cosas que no gustarán a todos. Vale que hay que cuidar el abuso, pero a menudo la gente muestra una facilidad asombrosa para sentirse ofendido.

*** Otras frases de Mike Godwin: ¿Papá, dónde estabas tú?.