Esto no es un debate en la red

Proponen desde 20minutos iniciativas para que haya un debate pre-electoral en la red. Enseguida se pegan a ella muchos medios (incluso El inmundo y el ¡Qué país!) deseosos de tener un aura dospuntocerista.

Puede parecer un avance pero es todo lo contrario: un retroceso. Y no es un retroceso porque lo sea como tal, sino porque parece un avance allá donde no hay nada porque tendremos debate à la YouTube, pero bajo esa seda de modernidad se esconde la misma mona de siempre: nada habrá cambiado si un debate en la red, un artefacto distribuido y poliédrico, queda absurdamente limitado a dos partidos políticos. Si el problema es hacerlo en YouTube, en Tele5, en La Sexta o en TVE no hay ningún problema porque (desde el punto de vista del ciudadano) no hay nada que discutir. Sinceramente ese será un problema para los que quieren monetizar el debate, no para mí.

A mí me preocupa que los grandes monstruos sean tan miedicas que se asusten entre ellos. Porque en España hay dos que ni siquiera permiten acceso a los demás partidos tradicionales (y eso que éstos les apoyan cuando se trata de llevar la contraria a la ciudadanía, pues son igualmente tecnófobos).

Por eso, porque las oportunidades de un debate moderno en la red se desperdiciarán en un nuevo enfrentamiento vacío en favor del MDM, es por lo que este debate en la red corre el riesgo de suponer un retroceso y no un avance. La red puede hacer cosas buenas, pero no se harán solas, tenemos que hacerlas entre todos. Y si todo el problema sobre el debate en la red pivota en torno a si se hará en Twitter/Terra o en MySpace y no en torno a quién expondrá sus ideas (¿Por qué no hay al menos 4 o 5 debatientes?) pues sinceramente me la pela.

Y peor aún si permiten enviar preguntas a través de twitter. Si ya en el Evento Blog hubo sesiones que «con PageRank menor de 6» no leían tu pregunta, no te quiero ni contar el timo de la estampita con el Twitter en un debate PSOE/PP. Pero eso sí, de cara a la galería un debate dospuntocero con preguntas ciudadanas y todo, putamadretío.

Ese no es el debate que yo quiero (y no soy el único), un debate vacío desde su concepción e indeseable por la inmerecida sensación de modernidad y ciberdemocracia que desprende. Todos mentirán, pero no importa porque nadie los estará escuchando. No, no es un debate en la red, nada ha cambiado: es el espectáculo de siempre traído hasta nosotros porque nosotros ya no les hacíamos caso estando tan lejos, en su Olimpo. Pero la verdad es que viniendo hasta aquí no quieren salir del Olimpo, sino izar su bandera bicéfala allí donde nosotros queremos izar la bandera de la opinión ciudadana.

Actualización (un par de horas más tarde): Gracias a Rosa JC me entero que también hay mucha más gente que quiere que haya un debate de verdad y no esa cosa que (parece) nos quieren colar. ¿Tú también quieres un debate de verdad? Pega tu queja a la bandera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *