Una vez más, la (porquería) de web de Renfe

Es un clásico de la Internet española: la web de Renfe. Ha estado ahí desde el principio para regalarnos chascarrillos y chistes y burlas y de todo.

Pero ya no me salen más chistes, porque es que lo de la web de Renfe no tiene ni chispa de gracia. Porque tantos años con una web de mierda. Una web que por más que actualicen sigue sin funcionar, y eso que seguro que se gastan una millonada cada vez. De hecho, seguro que para renovar esta web han pagado sin rechistar los cheques que luego no pagan en medidas de seguridad. Como si lo viera.

El flujo de los acontecimientos ha sido:

  • He intentado comprar un billete. Como quiero factura, y el sistema te recomienda loguear antes de rellenar los datos, pues lo he intentado; sin éxito.
  • El sistema no recuerda mi usuario. Voy a intentar recuperar mi contraseña, pero el enlace da error. Ah, es que hay que poner el nombre de usuario en el formulario de login y luego darle a recuperar contraseña (todo muy normal, vamos).
  • El sistema no envía la verificación al correo asociado a ese usuario, sino que me pregunta el nombre de mi mascota. Vaya, es que la web no deja completar el registro sin escoger una pregunta sin sentido. No sé qué respondí en su día, porque la verdad es que jamás tuve ni tengo mascota.
  • Voy a intentar crear otro usuario, y santas pascuas. El sistema no me deja poner mi contraseña porque «sólo se aceptan letras A-Z, números 0-9, punto ., guión – y guión bajo _»). Gracias Renfe por obligarme a usar una contraseña insegura; viendo lo fácil que será recuperar mi cuenta el día que alguien obtenga acceso no autorizado me quedo mucho más tranquilo.
  • En realidad, no he llegado ni a poner una contraseña insegura (aunque lo he intentado, porque el sistema no me deja registrarme porque dice que ya hay otro usuario con mi NIF (dato que el sistema pide para registrarse). Vamos, que el sistema sabe que yo ya tengo un usuario y no me deja hacer otro.
  • Ni me dejan acceder a mi cuenta, ni me dejan cambiar la contraseña, ni me dejan registrarme.

Gracias Renfe, no veo el día en que entre al mercado español alguna empresa francesa o alemana para darles a ellos todo mi dinero y no viajar nunca más con vosotros.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

28 Comments

  1. Yo puedo añadir otra buena sobre el registro de usuario: Resulta que los periodistas con carné de prensa tenemos descuento (un 25% en todos los billetes, aunque sean sólo de ida) y hasta hace unos meses este descuento sólo se aplicaba si comprabas el billete en persona en las taquillas, ya que en la web no había manera de validar tu condición de periodista en ningún sitio.

    Bueno, pues hete aquí que decidieron arreglar esto y nos enviaron un orgullosísimo mail diciendo que ya lo tenían solucionado, que era tan fácil como crear un usuario nuevo, y en ese paso (sólo en ese paso de nuevo registro) había una opción para marcar que eres periodista y así luego te saldría la posibilidad del descuento. A mí lo primero que se me ocurrió fue preguntarles que qué pasaba con los que YA teníamos un usuario en renfe, asociado además a unos puntos de la tarjeta tempo. Bueno, me contestaron que “anda, pues tienes razón, a ver si se soluciona” (eso los de la federación de prensa, los de renfe ni mú). Luego hice como tú, me intenté crear un usuario nuevo, pero… adivina… igualito que en tu caso, que mi dni ya está en su base de datos, no me puedo crear otro usuario… pero tampoco puedo asociar mi condición de periodista en el actual, así que así estoy, que sigo comprando en taquilla los billetes (cuando no hay tarifa web). Supongo que todo el mundo tiene una batallita que contar sobre la web de renfe…

    • Es un esperpento. El tema aquí es que si yo quiero una factura (dado que el procedimiento offline implica enviar el billete a ellos por correo convencional y blebleble un follón infinito) necesito comprar online logueado con mi usuario, algo que ahora es imposible. Tócate los cojones, qué ganas de que venga DB dando un servicio de verdad y envíe a los enchufados acomodados de Renfe al ostracismo (o a la quiebra, lo que quiera el destino).

  2. Pensando al revés, y siendo malvado, puedes hacerle la vida imposible a cualquier persona de la que te sepas el DNI (paso 1: saberte el nombre; paso 2: googlear el nombre hasta que el sujeto aparezca en alguna resolución del BOE con todos sus datos) y trollearlo, haces una cuenta con una contraseña cualquiera y una pregunta/respuesta irreconocibles, lo metes todo en una botella y lo tiras al mar. Pero no le pones tapón a la botella, para que se hunda.

    Listos. Has jodido a una persona de por vida porque el sistema no le dejará crear nunca un usuario. No me den las gracias, dénselas a los lumbreras que aprueban esta web y luego la validan. Que son así de buenos en su trabajo porque pagan con nuestro dinero, claro.

  3. Espera, que hay más, si estás en el extranjero y quieres comprar un billete no puedes ¡porque no acepta tarjetas que no sean de bancos en España! Es decir, un guiri quiere preparar desde Texas su viaje y comprar los billetes con antelación y no puede al no tener ninguna tarjeta de sucursal española. Renfe: facilitando el turismo. Te hago la ola y RT ahora mismo.

    • Cuando viví a en Francia tuve este problema muchas veces. En la SNCF tambien puedes comprar billetes de RENFE, pero tenían un cupo y a veces lo tenían lleno aunque el tren iba vacío. Era un problema. Yo ahora, desde el sofá, con el móvil, puedo comprar un billete de avión entre Taipei i Dubai y no puedo comprar un billete de tren entre Francia y España (bueno, ahora con los AVEs está cambiando, ya que los trenes que van a París desde BCN son de la SNCF y no de RENFE).

  4. Por cierto, has visto los enlaces para cambiar de idioma? “Benvingut (C)” y “Benvingut (V)”.

    Esto es muy común en las webs de instituciones públicas españolas.

    Un día tendrá que crear la opción “Bienvenidos (A)”, para Andalucía, por ejemplo.

  5. Case study: este otoño, en la oficina de RENFE en Santiago de Compostela, billete hasta Barcelona, pongamos 100€. Mirando en el teléfono, 49€. Cuando le preguntamos al maromo, nos miró con cara rara y dijo “es lo que hay, compradlo en internet”.

    Tras una hora de intentarlo mediante el teléfono, al final tuve que llamar a mis padres para que compraran el billete desde un ordenador y mandaran el localizador por correo electrónico… rezando para que no fallara nada.

    PS: si no recuerdo mal y no lo han cambiado, el mismo billete tiene una zona para poner el CIF y todos los datos y que ‘sirva’ como factura.

    • La culpa es tuya, mira que ir a molestar al pobre de la ventanilla, que se sacó las oposiciones para trabajar en ventanilla precisamente para que nadie ni nada más lo molestara el resto de su vida… jajaja

      • Yo, que he ido mucho a la ventanilla (por lo del carné de prensa que comentaba antes) he de romper una lanza a favor de todos los que me han atendido. Cuando veían que había una tarifa online más barata que la de mi carné, me avisaban y me la compraban ellos mismos (creo que oficialmente no lo pueden hacer, pero mira, siempre me ha tocado gente maja).

  6. Yo he conseguido por error listar todas las reservas (centenares) de billetes de toda España al intentar consultar las mías. Me guardé pantallazo por curiosidad. Y lo mejor es que podía anularlas como si fueran mías.

    Y eso ya son palabras mayores…

  7. He sufrido esa web muchas veces. Justo ayer estaba comprando el billete para la visita abulense de rigor y me quedé un poco a medias (aunque al final salió bien la cosa). Han sido muchas las ocasiones en las que he tenido que salir “corriendo” a la estación a por el billete porque la web no iba como debía. Pero debo decir que tengo la sensación de que ha ido mejorando con el tiempo. Sigue sin ser una maravilla, pero funciona de lejos mejor que hace unos años.

    Y un día con unas cervezas te cuento como un consultor implicado en el proyecto de renfe me intentaba argumentar que la web estaba bien ;)

  8. Otra anécdota.

    Mi madre, que vive en Menorca, quiso comprar un billete. Lo quería comprar con antelación, porqué no quería hacer cola en la estación, no tenía mucho tiempo. La idea era llegar al aeropuerto, coger un taxi para ir a la estación y coger el tren. Esto se hace más tranquilo con el billete en mano.

    Quiso comprar el billete por teléfono. Cuando terminó, el operador le dijo que tenía que ir a comprar el billete a la estación más cercana. Mi madre se quedó de cuadros. Evidentemente, no hay estación alguna en Menorca. Al final, se lo compré yo por internet y se lo mandé por e-mail.

  9. Lo de la web Renfe ha sido y es desesperante. La empresa que le haga competencia, si eso ocurre algún día, tiene mucho ganado sin hacer nada. Otra anecdota más analogica: durante una de las paradas del alvia mi padre se baja para tomar el aire, se pone a hablar con el revisor que esta al lado de la puerta pensando que así sabrá cuando subirse, la puerta se cierra y les deja a los allí. Mi padre le pregunta al revisor y este le dice: ¡Flipo, esto es la primera vez que me pasa!. Reclamo y solo consiguio que le dejaran subir en el próximo.

  10. Por cierto, recientemente han sacado una nueva aplicación para móviles. Por lo poco que la he probado no tiene mala pinta, algunas cosas que mejorar pero bien. O no se si tratandose de Renfe el listón lo tenía muy bajo.

    • El listón estaba bajo. No he probado esa aplicación para móviles, pero sería un ejemplo clásico de una toma de decisiones mal hecha. Para una persona que compra un billete de AVE desde el móvil, ¿cuántas personas lo compran desde casa? Un billete de AVE no es algo que se compre de manera superimpulsiva. Pero claro, alguien le dijo al señor directivo que hay que estar en los móviles… De la web se ve que no le dijeron nada.

      • Si, puede ser. Pero también contentan a los usuarios más habituales (por ejemplo, no teniendo que imprimir el billete) que al final son los que más dispuestos estan a hacer ruido.

        Otra anecdota análogica de buen servicio: compro en taquilla y le digo que me haga factura, el personal me dice que lo puedo hacer yo rellenando el billete por detras. Le digo que eso no lo valida hacienda, el me dice que con eso vale, discutimos…le digo que porque entonces tengo que enviar los billetes fisicos a su sede central para que me envien las facturas. Me dice que muy bien, que el no puede hacer más…se cruza de brazos y mira al siguiente de la cola. Es todo tan cansino…

Submit a comment