La RFID llegará al transporte de Barcelona en 2011

Bus en Barcelona
[Foto: Dave Arquati]

Me entero vía correo electrónico (gracias, David) que la empresa de transporte público de Barcelona planea introducir billetes de viaje con RFID para 2011 (TransporteBCN.es).

La empresa de transporte se ha decantado por un sistema «sin contacto» comercializado por NXP (Philips), el sistema Desfire que utiliza RFID, aunque en la web de la ATM (ni en la del fabricante) no aparezca el término tabú en ningún momento.

Introduciendo este tipo de billete, la ATM espera reducir el tiempo de espera en la subida al autobús. Habiendo vivido ya más de 10 años en una ciudad con RFID en su transporte público (Málaga) puedo decir que la ganancia en tiempo es despreciable. Pero la mejora en monitorización de hábitos de transporte seguro que mejora bastante.

¿Quieren ahorrar tiempo subiendo al bus y que sea más rápido? Eliminen los tornos y la necesidad de subir por la puerta delantera. Entrada libre al bus, aumentas el número de revisores o la cuantía de las multas por viajar sin billete, de forma que o (1) te cojan muchas veces o (2) la multa por viajar sin billete sea muy alta, de forma que no sea rentable viajar sin billete, y todos lo compren antes de subir. De mi experiencia viviendo en países como Alemania o Suiza puedo decir que ese sistema sí es sustancialmente más rápido. Y que en ninguno de esos países he tenido que usar un chip RFID para montar al bus ni al metro ni al tranvía.

Si existe un sistema de embarque rápido al bus y no se usa, y en su lugar se implanta uno que no acelera el embarque al bus, hemos de deducir que la finalidad del nuevo sistema no es acelerar el embarque. Y habrá muchos posibles fines (monitorización, publicidad, mejor control interno de los viajeros, …), pero desde luego no ése que nos dicen. ¿Por qué mienten? Porque la verdad dañaría su imagen.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

19 Comments

  1. Que pena…mi ciudad que se las da de vanguardista y metrópolis tiene que implantar sistemas “para mejorar” el transporte pero mucho me temo, como bien apuntas, que tendrá otro uso muy diferente… ¿Habrá que comprarse inhibidores de RFID para ir por la calle? Todo esto me recuerda siempre a las películas de ciencia ficción del futuro donde la mayoría de la población vive escondida ¿Por qué nos mienten? Porque son políticos y burócratas, por eso.

  2. El RFID es una tecnología maravillosa que cambiará la manera de hacer muchas cosas para ser más eficientes. No voy a extenderme en ejemplos porque sus aplicaciones son innumerables.

    ¿No os dais cuenta de que el problema son las implementaciones del producto hechas por empresas como la mencionada NXP? A esta empresa no le interesa hacer los chips más seguros porque aumentan sus costes de desarrollo y fabricación. Con regulaciones que obliguen a certificar el producto en seguridad se acabo el problema.

    Sobre el cruzar bases de datos personales, la ciudadanía se debe movilizar y exigir leyes y transparencia en este asunto.

    ..

    Sobre la aplicación del RFID en el transporte público de las grandes ciudades puedo decir lo siguiente:

    -) Se ahorra tiempo al picar. Cuestión de segundos por pasajero que en situaciones de hora punta puede evitar embotellamientos. (Experiencia personal: Nuevos Ministerios, acceso desde Cercanías a Metro Madrid a las 9:00, entre un minuto y minuto y medio de cola es lo habitual)

    -) No se deteriora la tarjeta. (Experiencia personal: en esos mismos tornos me he quedado sin billete más de una vez -se borra la banda magnética o se parte el papel-, no hay personal de Metro Madrid, por lo que me tenido que colar de mala manera-).

    -) Toma de datos. Se puede saber con exactitud el número de viajeros que pasan por que tornos, a que horas, a donde se dirigen, etc. Los datos almacenados no deben contener EN NINGÚN CASO el nombre del viajero (aquí es importante que haya una ley al respecto). Estos datos son de excepcional valor para la planificación de nuevos accesos y vías que favorezcan el flujo de viajeros así como de frecuencias de paso adecuadas de los vehículos.

    Ojalá implanten RFID en Madrid dentro de poco, los tornos de Cercanías ya llevan preparados años.

    ¿Y sabéis qué? Me voy a entretener intentando romperlo, capturando datos. Y haciendo cosas como la que hicieron los chicos del MIT con el metro de Boston el año pasado (buscar la charla del DEFCON). Y aquí me voy a tirar el pegote de que gracias a gente como yo obligamos a las empresas a estar al loro y corregir sus fallos de seguridad. Pero por favor, no criminalizar la tecnología. LA TECNOLOGÍA TE HARÁ LIBRE.

  3. Recuerdo cuando estuve en Frankfurt , no habia tornos en el metro dirección el aeropuerto , pero si que habia que comprar billete , yo por desconocimiento no lo compre y viaje gratis , no concebia que no hubiera nada (tornos o puerta) que delimitara la parte con billete o sin billete , ¿de verdad estamos preparados para la alternativa que comentas?

    Soy un adulto responsable pero la mentalidad de centro europa por desgracia no es la misma que la de España

  4. Lo mismo me pasó en Oporto, el metro/tranvia no tiene tornos, se supone que tu compras el billete y lo validas en unos postes puestos tal efecto en las estaciones y en las paradas. No existen aglomeraciones, ni colas y todo es muy fluido. Y estoy hablando del “atrasadisimo” Portugal. Compré un bono por 24 horas y me moví sin problemas, eso si con vigilantes que subian y pedian al azar los billetes.

  5. Muchas gracias por los comentarios. Mañana os contesto elaboradamente, estoy cansadísimo hoy.

    Eso sí, me quedo con el apunte sobre Oporto/Portugal: resulta que un país que desde la óptica ejpañola es atrasadísimo y todo lo peor, pues en algunas cosas (y las que no nos enteramos, seguro que son muchas más) nos lleva la delantera.

    Saludos!

    • Y Lisboa usa RFID en los autobuses (en el metro la última vez que estube hace un par de años no). ¿Entonces son más atrasados por usar RFID? ¿Ves lo que quiero decir?

      Por favor… argumentos razonados.

  6. Hace tiempo que en algunas paradas de metro, como la de Universitat, veo lectores. Supongo que andarán de pruebas.

    Completamente de acuerdo contigo: si el objetivo es mejorar la velocidad de acceso, hay formas mejores de hacerlo. Incluso para realizar un seguimiento del uso de las paradas y de los recorridos, que podría usarse para mejorar el servicio, no creo que haya problema de hacerlo con los actuales bonos, sólo que al ser desechables (sobre todo en el caso de las T-10), la calidad del seguimiento sea menor, pero la privacidad es mucho mayor.

    La cuestión de los desechos es, posiblemente, lo único que veo a favor de las tarjetas “estilo RFID” (al menos lo que me llamó la atención en Londres). Si las tarjetas son reusables y se estropean menos, se generarán menos desechos, lo cual a nivel de sostenibilidad ambiental tiene sus ventajas.

  7. Por cierto, el argumento cultural de que “eso funciona en Alemania pero aquí nunca lo haría” no se sostiene. Por poner ejemplos culturalmente cercanos, el ya mencionado de Portugal o mismamente en Italia, donde la “picardía” suele ser infinitas veces mayor a la española.

    Es todo una cuestión de educación, como en le caso de la circulación de bicicletas por la ciudad: al principio la gente se intentará colarse muchísimo, pero a base de costumbre, controles aleatorios y sanciones, acabará funcionando. Además, los tranvías de media España ya funcionan así: sin tornos, con acceso por todas las puertas y controles a base de revisores. Todo ello con un índice de fraude realmente bajo. En el Tranvía de Tenerife, por ejemplo el fraude no alcanza al 0’02% de los viajes (1820 sanciones frente a 13 millones de viajes).

  8. barranquito, el fraude no se puede cuantificar, porque sólo cuentan los que pillan que son los que sancionan. El dato que aportas sólo indica que el fraude es superior al 0.02% (a saber de cuanto será en realidad, es casi imposible medirlo).

    Sin embargo, de acuerdo con lo de los tornos. En Atenas también va así el tema, de hecho te miran raro si intentas pagar billete en el autobús (normalmente se negaban a cobrarte y te decían que no entorpecieras el paso). Luego en Italia no se preocupan mucho porque te cueles (viaje por todo el país con el Interrail y en los trenes aunque no entendían que clase de billete era les daba igual. En el metro la gente de allí se colaba descaradamente delante de los guardas… creo que tienen la idea de que el transporte debería ser gratuito). Eso sí, en todos los autobuses y el metro hay carteles dejando claro que si te pillan pagas 20 veces el valor del precio del billete.

    Más que el fraude sería bajo, diría que es asumible y no representa unas pérdidas significativas. Normalmente cada semana suelo ver a unos cuantos saltar los tornos o que se ponen detrás de mi para pasar a la vez… lo que no saben es que yo tengo una visión periférica que te cagas y cuando veo la jugada pego el acelerón (más de uno se ha comido la mampara). Siempre es gente muy joven y gente tirada (los yonkis en Vallecas…) que de todas maneras no tienen intención de pagar (o se lo pedirán a alguien que pase por ahí). No veo a la gente de mediana edad colándose, aunque sea sólo por la vergüenza de que te pillen sin billete (amén de la multa).

    • Sí, de acuerdo contigo, más que fraude bajo (que también) se habla de fraude asumible o tolerable. Con los tornos también existe fraude. Incluso recuerdo en las guaguas como se colaba gente cuando iban muy llenas por las puertas traseras (hay gente para todo).

      Cierto que este fraude es complicado de medir con preciosión, pero al respecto, una cosa que me contaba un amigo que trabaja en la empresa que lleva el mantenimiento del tranvía de Tenerife. Por lo visto las puertas están dotadas con una especie de cámara que cuenta (con mayor o menor precisión, eso no lo sé) la gente que entra al tranvía. Eso se compara con el número de personas que han validado billete dentro del tranvía (los abonos mensuales y similares también se validan), y si hay un índice determinado de personas viajando por la gorra se moviliza a un grupo de revisores hacia ese tranvía. Eso unido a los controles aleatorios.

    • Sólo una apreciación en cuanto a Italia. No es que la gente se cuele por la cara delante de los guardias, sino que existen bonos mensuales a un precio razonable que los hacen accesibles a gran parte de los mortales. A veces te piden que lo enseñes, pero la mayor parte de las veces no. Por eso no hay tornos. Si viene un revisor (metro o guagua), se lo enseñas junto con tu DNI y ya está.

      De todas maneras, es cierto que el sistema es poco eficiente contra el fraude, pero sobre todo por la ausencia de revisores (en las guaguas nocturnas directamente inexistentes).

      Para no entendidos: Guagua = autobús

  9. Si no estoy equivocado en Santander os vamos a sacar ventajas, este mismo verano se va a implementar de forma general ese tipo de billetes después de probar con abonos de jubilados y estudiantes

  10. Mientras las tarjetas sean anónimas no hay problema de violación de la intimidad. Pero que se gasten un pastón, con lo mejorable que es el transporte público de Barcelona, solo por estar a la última, ese sí que es un grave problema.

    • Hay tarjetas que nunca podrán ser totalmente anónimas: todas aquellas que sean de uso unipersonal, como bonos mensuales y similares.

      Doy por hecho que las tarjetas con RFID serán recargables, con lo que las otras serían relativamente anónimas. Lo mismo no saben quien eres con nombre y apellidos, pero es como mucha publicidad de la red, tendrán tu perfil casi completo: sería fácil deducir en la mayor parte de los casos por donde vives, por donde trabajas, donde sueles salir de marcha o realizas actividades de ocio. Y luego las posibilidades a partir de eso en el futuro ¿y si a la empresa de transportes le da por explotar esa información comercialmente (hablo de publicidad)? ¿y si, como pasó con las tarjetas prepago de móviles, el gobernante de turno decide que «por nuestra propia seguridad» las tarjetas de transporte deben de estar identificadas y te obligan a presentar el DNI al retirar la tuya (con lo que ya tendrían tu nombre y apellidos)?

      Y lo más importante de todo ¿es realmente necesario y beneficioso plantearse este cambio y esa inversión?

    • Anónimas… pero menos. Hay formas de acotar. ¿Recuerdas el estudio ese de que muy poca gente vive y trabaja en el mismo código postal y que, por tanto, sabiendo esos dos códigos postales puedes saber quién es quién? Dime dónde te montas en el bus a las 8:00 y dónde te bajas a las 18:30 y te diré quién eres… incluso si tienes una tarjeta anónima ;)

      Que se gasten el dinero en mejorar la monetización de su servicio mediocre y no en dar mejor servicio, he ahí el problema, sin duda.

  11. Gracias por la información sobre los límites del anonimato.
    Respecto al código postal, hace tiempo que me intriga la cantidad de ocasiones en que te lo piden (además de pedirte la ciudad de residencia) ¿Curioso?

Submit a comment