RFID en el IEEE Spectrum

Chip RFID El número de marzo de IEEE Spectrum incluía varios artículos sobre RFID (gracias Carlos) que no he podido comentar hasta ahora. Uno de ellos es de Amal Graafstra, famoso por los implantes subcutáneos de RFID que se hizo. Se titula Hands on y relata un poco su idea de todo. Porqué se puso el chip y porqué lo hizo el mismo.

Amal cuenta en este artículo [nota: disculpen si lleno esto de signos de escepticismo] que entre las desventajas de verichip se encontraba que «la compañía requiere a los médicos que registren cada implante en una base de datos especial. Sus etiquetas tienen un recubrimiento especial que permite el crecimiento de la carne a su alrededor, aprisionando la etiqueta [nota: está demostrado que puede llegar a migrar, pero fijarla sería fundamental para evitar problemas mayores de salud] pero haciendo de su eliminación una tarea difícil y dolorosa». Luego señala otros inconvenientes como que VeriChip te obliga a implantártelo en el brazo (más arriba del codo), de modo que para abrir una puerta tienes que levantar el brazo, algo que le pareció más molesto aún que sacar la llave (una razón de peso, sin duda). La solución que encontró a su gran dilema vital fue utilizar un chip RFID como los de las mascotas (¿te sientes animal o persona?). Cuenta también las innumerables ventajas que le ve al asunto y que el uso de este chip no ha puesto en peligro su vida, aunque también admite que no podría evitar un ataque dirigido a su persona (si eso no es una desventaja suficiente…).

Hay un segundo artículo de la IEEE Spectrum, que firma Kenneth Foster (catedrático de bioingeniería de la Univ. de Pensylavnia), analiza en profundidad el debate ético y de seguridad inherente a la tecnología RFID. Antes de comenzar nos pone en situación [el enlace y la ciudadanía española son cosa mía, el origínal decía US Citizen]

Se necesita: Ingeniero de sistemas con experiencia en diseño de controladores de motores de alta potencia (5-100 kW). Imprescindible ser ciudadano español y poseer un implante RFID de control de acceso válido y compatible con la norma ISO1443.

¿Suena futurista? Hoy, sí; dentro de diez años quizá no.

Comentan (evidentemente) a VeriChip, pero también los extravagantes experimentos en bares de ciudades como BCN, en los cuales tener un chip-RFID-tarjeta-de-credito implantado se convertía en un elemento cool, de moda. En general no comentan nada que los asiduos de este blog (u otros de temática parecida) no supiéramos ya, pero es interesante las preguntas que se hacen: «Silverman (CEO de VeriChip) propone implantar el chip a los inmigrantes pobres en busca de una vida mejor, pero ¿no será ese implante extensivo a ingenieros, médicos, …?». La respuesta, que en el artículo no la dan, ya la conocemos en este blog, son consecuencias de la justicia preventiva. Sin dejar de mencionar que me parece profundamente clasista, marginador y xenófobo implantar a inmigrantes pobres colombianos. Pero no olvidemos que esa es tan solo la excusa.

Otra pregunta importante que lanzan tiene que ver acerca de la propiedad de los chips RFID. Cuando nos contratan nos dan habitualmente una tarjeta RFID para acceder al edificio de nuestra empresa, al parking del mismo, a nuestro departamento… (suerte que tengo mi cartera). Usamos la tarjeta pero ésta pertenece, contractualmente, a la empresa (cuando nos despiden hay que devolverla). ¿Quién posee el chip implantado? ¿El trabajador o la empresa? Cuando hace 15 años jugaba a Ciberpunk y te hacías implantes biónicos a cambio de convertirte en una propiedad latente de una corporación (podías ser reclamado en cualquier momento al servicio de la misma, bajo precio de pagar con la vida si te oponías) nunca pensé en la posibilidad de que esa situación llegase a dejar el universo futurista. Desde luego que esto parece menos extremista, pero ¿quién te lo asegura?

La pregunta sobre la propiedad del chip lleva a otra pregunta interesante: ¿Quién es el dueño de los datos contenidos en el chip? En el caso de VeriChip por motivos médicos, ¿quién es el dueño de mi historial médico? ¿y de mi libro de familia? ¿y de mi información biométrica? ¿Puede la etiqueta ser leída sin consentimiento de la persona que la lleva implantada? Bueno, para esta última tengo respuesta: el chip RFID se puede leer, y punto. Está hecho para ser leído en cualquier circunstancia, a menos que te metan en una bolsa de aluminio (y créeme, nadie quiere ir en una de esas bolsas de forense) se podrá leer. Si no te gusta este planteamiento no te lo pongas, si algo hemos aprendido de la informática es que los dispositivos son siempre menos seguros de lo que dicen sus fabricantes.

Como colofón sacan una conclusión: los chips RFID no son válidos para la identificación de las personas, son demasiado inseguros y hay que plantear una alternativa completamente distinta (proponen biometría, pero tampoco estoy tan a favor de la fiabilidad de la biometría, ademas de que luego nos arrancarán el dedo para robarnos el coche). Un artículo largo que se ramifica a base de enlaces que profundizan en distintos aspectos y que por eso mismo he tardado tiempo en leer.

*** Relacionado:

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

5 Comments

  1. Mi principal “problema” ante este tipo de cosas es que no termino de ver la diferencia entre “chipear” a la gente y tatuarles un numero en el brazo. En el fondo, el tema del marcado animal ha seguido el mismo camino: antes era un tatuaje ahora es un chip…

    • La idea es muy similar, pero peor…. El tatuaje lo tapas con ropa. El chip te lo leen a distancia aunque nadie pueda verlo (ni siquiera tú). Pero tienes razón en que la idea es difícil de ver, son muy parecidas… pero todas las diferencias son a peor.

  2. pIEPienso que el implante de ese chip, solo les conviene a los dueños de la mcompañia que lo invento, a los grandes del mundo. Pues que ellos lo lleven.Los demas debemos busacr mas a de Dios , leer la biblia, pues solo con leer Apocalipsis nos damos cuenta de que esta pasando en realidad. Porque esa empresa no implanata un sistema para cabar con la pobreza de afrida y anivel mundial, con tantos paises pobres que tenemos. Acabar con la guerra entre paises es mas importante que llenarle el bolsillo a los mas ricos del mundo. Ya es hora que las Iglesis desempeñen su funcion en el mundo, y no la informatica. ¿Donde queda la Conciencia del HOMBRE?

    yAIRA MARTE

Submit a comment