¿Quién ha perdido con el fin de la huelga de guionistas americanos?

Los guionistas yankees acaban su huelga y sacan una buena tajada allá donde antes no sacaban nada.

Los análisis se sucederán: unos mantendrán que los guionistas salieron victoriosos y otros que fueron las productoras las que han logrado callar al niño con un caramelo. Lo que no dirá ninguno es quién ha salido perdiendo, y esos hemos sido nosotros. Una pena, porque durante un momento pareció que habían entendido el problema y encontraban otro tipo de solución.

Porque ahora cada vez que se reproduzca una película/serie/lo-que-sea habrá que pagar al guionista. El guionista trabajó un día, pero cobrará infinitos. ¿Se imaginan que por acudir hoy a mi trabajo me pagaran el resto de mi vida? Casi mojo el pantalón de pensarlo. Eso es lo que estos chicos han conseguido.

Copyright fortalecido porque, ¿acaso no se imaginan quién va a pagar esa nueva porción de tarta? Las productoras subirán sus precios para que el coste al final caiga sobre nuestros hombros. Igual que sucede con todo este tipo de canones.

Así que ya tenemos el nombre del perdedor: yo, tú, él, nosotros, vosotros, ellos. Perra vida, en estos asuntos siempre perdemos los mismos. ¿Solución? Negarse a pagar un duro por esto. Precios mantenidos muy por encima de su valor por una industria que abusa de su oligopolio. Con mi pasta no, por supuesto.

Y no digo todo esto porque me interese mucho lo que sucede en los EE.UU., apenas si veo series yankees (sólo House, y nunca con regularidad) y de las españolas directamente paso, sino porque las malas costumbres se extienden como la peste y esto no es más que una nueva valla para el cercamiento digital. Y en este país donde el gobierno trata taaaan bien a los mercachifles del entretenimiento… no tardarán en aparecer iluminados. Tiempo al tiempo.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

2 Comments

  1. Yo dejé House, es un producto industrial.
    A los niños, les gusta que les cuenten una y otra vez el mismo cuento. Eso es una serie, el mismo cuento, con pequeños cambios.
    Casi todo lo demás, es industria. Mucho arte como Ang Lee, en L*st, Caution o La boda de Mia, dos de las mejores películas y poco industriales. A ver cunado volvemos a contar historias como en el SXVIII.
    ¡Salud!
    [No quiero que tu blog salga en los buscadores, por mi culpa: *=u]

    • Si nos atacasen (que no somos tan famosos, jeje) no sería culpa de lo que aquí digamos, sino de la falta de entendederas y de la intransigencia de los atacantes :)

      Llega la holganza, sí. Yo veo House cuando me la encuentro (no mucho porque no suelo ver la tele). Me distrae, pero la verdad es que no he visto dos episodios seguidos, no sé de temporadas ni nada… De las demás tampoco sé nada. Yo soy más de pelis creo, en 2 horas puedo seguir con otra cosa, exigen menos dedicación ;)

Submit a comment