¿Por qué el DRM es una trampa a evitar? El caso de Google Video Store

Los sistemas de gestión de restricciones digitales (DRM, Digital Restrictions Management) son una trampa para las personas que gastan su dinero en alquilar contenidos de este tipo. Da igual dónde se compren estos archivos, ya sean en iTunes, en la tienda de Zune (Microsoft), ya sea en forma de CDs con sistemas anticopia o ya sea en la tienda de vídeos de Google, que próximamente presentará su cierre.

¿Qué pasa si pagas por descargar un archivo con DRM y la tienda cierra y desactiva la verificación del DRM del archivo? Pues que tu archivo dejará de funcionar y tú habrás gastado tu dinero en balde. Y eso es lo que le va a pasar a todas las personas que en su día acudieron a la Google Video Store (tienda de vídeos de Google), que ahora va a cerrar dejando a los usuarios en la estacada (SMH vía Slashdot).

Google se ofrece a compensar con crédito en Google Checkout a las personas que habían comprado algo en su tienda, en lo que parece una extraña visión de lo que es una ruptura unilateral de un contrato: 1- Google y el comprador acuerdan un servicio de alquiler de visionado de archivos con restricciones; 2- Google rompe el contrato de prestación de servicio unilateralmente; 3- Google te obliga a gastar el mismo dinero en lo que quieras pero utilizando sus créditos. Algo así como un «vale por …».

¿Pero qué coño es esto? ¿Cuántas veces hemos visto al defensor del consumidor alertando (sobre todo en rebajas) en TV que tenemos derecho a reclamar la devolución del dinero, y no un vale para gastar en la tienda…? Pues a eso juega Google, a las peores tácticas de la tienda más cutre de tu ciudad. Pero que lo haga una de las empresas más grandes del mundo ya suena a agresión. Un motivo para jamás pagar por un archivo con DRM (cada euro que gastas apoya algo, yo de tí no pondría mis euros en un sistema así).

Saliendo de ese punto concreto, cambiar el sistema de DRM es algo que otras tiendas han hecho a menudo, por ejemplo Microsoft, para así descolocar un poco el mercado que pretende montar negocios paralelos con su servicio. En el caso de Microsoft el caso era tan ilustrativo que incluso traicionó a sus socios comerciales (empresas que habían licenciado su tecnología de DRM para vender archivos en sus tiendas). Está claro que en un entorno violento como es el de los DRM, el campeón mundial de hijoputismo tiene mucho que ganar. Así que niños, tengan cuidao, no vayan con malas compañías. Si quieren música y además sienten el deseo irrefrenable de pagar por ella pueden ir a su tienda habitual y comprar un CD de los de toda la vida (vigilen que no tenga anticopia) o ir a tiendas que venden música sin restricciones basura como eMusic.

Por eso el DRM es una trampa a evitar, porque no es un acuerdo en el que las dos partes se dan un apretón de manos y acuerdan cómo van a realizar una transacción comercial. Es una imposición de una parte sobre la otra. Imposición de cómo, cuándo, cuánto tiempo, dónde y quién podrá usar algo. Es inaceptable y siendo algo duro diría que si lo aceptas mereces lo que te caiga encima, por no defender tus derechos como persona y como comprador. Pero no lo diré, tan sólo diré que no recomiendo a nadie gastar su dinero en servicios que te piden algo a cambio de nada, y eso es precisamente lo que hacen los DRM.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

3 Comments

  1. Durante medio año fui cliente de eMusic y mi experiencia con el servicio que ofrecían no es positiva. Aunque, efectivamente, la música que venden no lleva DRM, y eso es una verdadera ventaja, el resto de inconvenientes que presentaba en aquel momento me impidió seguir con ellos.

    El catálogo de Magnatune es mucho más limitado, pero el sistema de venta es muy interesante. Puedes regalar copias de lo que compras, descargar en diferentes formatos y sabes exactamente cuánto de lo que pagas (porque el precio lo pones tú) va al artista.

    • Ajá… Gracias por el apunte… yo no he comprado en eMusic (yo compro discos «sólidos»), pero sí conozco un par de personas que estaban contentos con el asunto :-

      De todas formas, puestos a hablar de catálogo reducido…. Magnatune no tiene muchas cosas, aunque sé que el modelo es envidiable… de momento no tiene de parte a mucha gente (bandas y pequeños sellos, quiero decir).

Submit a comment