Por qué abrir unos foros es buena idea

Hace un par de semanas abrimos casi sin haberlo planeado unos foros asociados a este blog. Más de uno se sorprendería del movimiento, ¿no eran los foros esa herramienta de la Internet de principios de siglo? ¿No habían quedado superardos por los blogs, y éstos a su vez por Twitter/Facebook y todo lo demás? ¿Qué hace un blog abriendo unos foros en 2013?

VS Foros

El asunto es que no es estrictamente cierto que los foros fueran superados por los blogs, y éstos por Twitter. Desde luego sí para unas cosas, pero no para otras. Los foros siguen siendo la mejor herramienta para debatir en pequeños grupos, como el formado por los lectores de un blog. Si ésa capacidad de debatir es nuestra vara de medir, de hecho, los foros son mejor que los blogs y los blogs son mejor que las herramientas construidas bajo el paradigma del timeline.

Dice Luis que vamos a contracorriente, y es posible. Pero no tanto como parece: Stack Exchange y Reddit son estrellas ascendentes, y muchos sitios web incorporan áreas de discusión (que se tornan espacios de trolleo cuando hay demasiados usuarios, por supuesto).

Los blogs son mejores para difundir una marca y un mensaje concretos, para glosar lo reflexionado por uno mismo con aportes puntuales de los demás, y para crear un posicionamiento público singular y obtener visibilidad. Y los servicios centralizados con su fugacidad y su dinámica de consumo acelerado y superficial de información son buenos para la comunicación de masas, al estilo de la televisión de toda la vida.

Los foros son el lugar en el que debatir y discutir de igual a igual.

En un blog eso no es posible (hay una parte –el autor– que marca el tema sobre el que se va a discutir, y comentar fuera de tema está mal visto en términos de netiqueta y además se corre el riesgo de que el comentario no sea aprobado). Por supuesto, podemos hacer un post respondiendo en nuestro propio blog, pero a veces el tema sobre el que discutimos no encaja en nuestro blog. No, la discusión entre blogs tampoco es la panacea.

Si pensamos en cómo de complicado es discutir en Twitter, donde los mensajes están tan limitados que no se puede introducir en ellos un argumento razonado, donde las conversaciones se entrecortan, se pierden, se bifurcan, y por último se pierden en las profundidades de un timeline que no diferencia la señal del ruido y condena por igual al olvido a todos sus contenidos, lo más probable es que desistamos y nos neguemos a participar en una discusión en esas herramientas.

Y ha sido así todo este tiempo. De hecho, muchos sitios web han intentado incorporar este mojo a su oferta. En España, Weblogs SL incorpora a sus publicaciones una sección de preguntas y respuestas que no termino de saber si les ha cuajado. Y Quora en Estados Unidos se presentaba a sí mismo como una suerte de aristocracia en preguntas y respuestas, muy VIP todo, pero pasado el hype la mayoría terminó por abandonar ese servicio y cada vez llegan menos enlaces a discusiones en esa web. Mientras tanto, Reddit, ese derivado de Digg y foro donde todo lo importante sucede en el debate bajo el enlace, causa furor.

No oyen hablar de foros porque no es el tipo de servicio centralizado que es lanzado por una startup recibe financiación de un inversor riesgo que luego llama a los medios para movilizar la voluntad de los editores, y los medios (tampoco los digitales) frecuentemente no hacen eco de lo que no mueve dinero. No es conspiración ni hay una historia supercomplicada que lo explique: la realidad es más parecida a la banalidad del mal, esos medios tan sólo están muy ocupados siguiendo el flujo del dinero y los titulares que ese flujo genera y por eso se olvidan de otros temas.

Una década de larga de blogs, y casi una década después de la irrupción del timeline, los foros siguen siendo el lugar en el que enzarzarte en discusiones de igual a igual. Hay aspectos en los que no han sido superados (ni remotamente) por todas las herramientas que vinieron después. De hecho, si analizamos la nueva generación de sitios post-Timeline, tenemos que los sitios de preguntas y respuestas con vocación productiva están ahí (no hablo, por tanto, de ese Ask.fm que causa furor entre los adolescentes como el ya difunto Formspring causó furor hace 4 años entre los que eran adolescentes hace cuatro años; alrededor de esta frase se puede iniciar otro post, por cierto).

Por tanto, el objetivo principal de abrir unos foros asociados a este blog es recuperar un espacio de discusión que sea útil, fructífera (aunque esta palabra asuste un poco jeje), y no se encuentre atada a las veleidades de un servicio como Twitter, donde debatir es imposible, donde las conversaciones son horribles, y si se debate en alguna ocasión algo provechoso… mañana quedará enterrado en el pozo de la Línea de tiempo como si no hubiera sucedido nunca, en lugar de quedar accesible (que es lo que permite seguir construyendo sin reinventar la rueda y los debates).

Los nuevos foros que hemos abierto no son perfectos, y de hecho el principal handicap que tienen ahora mismo es que tan sólo una decena larga de personas se animan a participar. Pero permiten discutir sobre cualquier tema, o comentar un enlace, o sencillamente obtener ayuda sobre algún tema concreto, en formas que servicios como Twitter no hacen posible. En cierto modo, los foros son más «sociales» (ya saben, en términos conversacionales y dospuntoceristas) que todo lo que los marketinianos de medio mundo se empeñó en llamar «medios sociales».

Y por supuesto, como lectores habituales o casuales, estáis invitados a participar en ellos.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

6 Comments

  1. A contracorriente, a contracorriente… me quedo con las listas de correo. Sí, ese medio defenestrado y que hasta cuando en una encuesta a Nielsen le sale en segundo lugar lo obvian ( http://jotarp.org/node/5103 ). Las listas comparten con los foros muchas características. En lo que se diferencian, normalmente me quedo con las listas (al menos, para grupos pequeños). A no ser que haya alguna característica de los foros que para la ocasión sea una “sine qua non”
    Un comentario no da para ser exhaustivo en sus similitudes y diferencias (¿alguien ha hecho algo así?). Una aproximación: http://jotarp.org/libro/ceylc/el-correo-electronico-y-otros-medios-foros-blogs-rss-y-redes-sociales.html
    (parte de un libro que está al 80% y que terminaré para el 2020 ;)

    • Por supuesto, las listas de correo son una herramienta excelente. Para grupos de trabajo mucho mejor supongo. Hablo de foros porque me ciño a la web. Y podemos argumentar que las listas de correo pueden tener archivos públicos accesibles desde la web (cosa cierta), pero entonces también podemos decir que a ciertos foros (como Discourse) podemos postear desde el correo, y responder comentarios desde el correo directamente (cosa también cierta).

      En fin… y ese libro al 80% ya promete ser carne de feedback, a ver si le echo una lectura :)

      • Ese es el tema: llevados hasta sus últimas posibilidades, las listas y los foros se solapan al 90% (por poner una cifra). Es ese 10% el que, por gusto o necesidad (no tengo listas en mi servidor; necesito una portada web más vistosa), debería ser decisorio.

  2. Salud

    No voy a decir que no si sí, que diría aquel. La diferencia con abrir otro tipo de portales más «personales» es que necesariamente un foro requiere de un número mayor a uno de participantes, el resto de portales no. Foros y listas de correo, tanto da que da lo mismo.

    Mientras más espacio de debate y diálogo, mejor.

    Hasta luego ;)

Submit a comment