¿Phorm regresa? Sí, y no viene solo

¿Recuerdan a Phorm? Una empresa que se hizo indeseadamente popular hace un par de años cuando los grupos pro-libertades y pro-privacidad denunciaron que el sistema que proponía Phorm, basado en la intercepción del tráfico para el trazado de perfiles comerciales y la inserción de publicidad, era demasiado invasivo e irrespetuoso con nuestra privacidad, lo que provocó la negativa de los ISP británicos a usar estos sistemas, junto con el hecho de que estos sistemas están en una dudosa situación legal. Levantaron tal escándalo que corrieron a esconderse; hasta la misma Comisión europea (conocida por lo poco que respeta nuestras libertades) movió pieza contra Phorm. Han estado en el agujero dos años, pero acaban de volver a la luz… y no vienen sólos. En esta ocasión Phorm se mueve desde Estados Unidos y, junto a Kindsight, propone exactamente lo mismo que hace dos años: intercepción de tráfico para trazado de perfiles comerciales.

6 respuesta a “¿Phorm regresa? Sí, y no viene solo”

  1. A mí todos estos temas me hacen pensar cómo de caro sería montarse un acceso a internet tipo cooperativa… Para que estados y telecos dejen de darnos la murga, vaya.

    1. Supongo que habrá que comprar acceso directo vía satélite… como los obreros de la I Internacional compraron tiempo de teléfono para coordinar sus acciones cuando Inglaterra y Francia planeaban jugársela ;)

  2. Pues yo incluso veo positivo que aparezcan propuestas como ésta. Serán un aliciente y un incentivo más para la utilización del cifrado de datos y del enrutamiento por capas.

  3. Esto tiene mucho peligro, alguien sabe si hay alguna herramienta que detecte que estás siendo “monitorizado”?

    1. Mmm si lo hacen bien supongo que será muy difícil de detectar. Sólo si comenzaran a servir anuncios sucios entre las peticiones get que mandes lo podrías notar. Pero no creo que te comiencen a colar «interstitials», la experiencia de uso sería muy negativa y se les vendría abajo el sistema de monitorización y perfilado comercial… que es lo verdaderamente terrible.

Comentarios cerrados.