¿Phorm regresa? Sí, y no viene solo

¿Recuerdan a Phorm? Una empresa que se hizo indeseadamente popular hace un par de años cuando los grupos pro-libertades y pro-privacidad denunciaron que el sistema que proponía Phorm, basado en la intercepción del tráfico para el trazado de perfiles comerciales y la inserción de publicidad, era demasiado invasivo e irrespetuoso con nuestra privacidad, lo que provocó la negativa de los ISP británicos a usar estos sistemas, junto con el hecho de que estos sistemas están en una dudosa situación legal. Levantaron tal escándalo que corrieron a esconderse; hasta la misma Comisión europea (conocida por lo poco que respeta nuestras libertades) movió pieza contra Phorm. Han estado en el agujero dos años, pero acaban de volver a la luz… y no vienen sólos. En esta ocasión Phorm se mueve desde Estados Unidos y, junto a Kindsight, propone exactamente lo mismo que hace dos años: intercepción de tráfico para trazado de perfiles comerciales.