Patentes médicas: El pensamiento que incumplía la ley…

Traduzco algo de el artículo (necesario registro gratuito para leer el original) de Michael Crichton (sí, ÉSE Michel Crichton) aparecido en The New York Times el pasado 19 de Marzo. [NOTA: Las negritas son mías]

Este ensayo incumple la ley

– La tierra gira alrededor del sol.

– La velocidad de la luz en el vacío es constante.

– Las manzanas caen de los árboles por culpa de la gravedad.

– Niveles altos de azúcar en sangre están vinculados a la diabetes.

– Niveles altos de ácido úrico están vinculados a Gota.

– Niveles altos de homocisteína están vinculados a enfermedades del corazón.

– Niveles altos de homocisteína están vinculados a carencias de B-12, por eso los doctores deberían medir los niveles de homocisteína para ver si el paciente necesita vitaminas.

EN REALIDAD, no puedo hacer la última afirmación. Una corporación ha patentado ese hecho y pide el pago de una licencia para su uso. Cualquiera que haga público ese hecho y anime a los médicos a probarlo está amenazado de denuncia y deberá pagar la licencia. Cualquier médico que lea los resultados de las pruebas realizadas a un paciente e incluso piense en deficiencia de vitaminas está infringiendo la patente. Un juzgado de la corte federal sostuvo que incluso el mero hecho de pensarlo viola la patente.

Vía: All the Code you Never Gave me

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

One Comment

Submit a comment