La página de RENFE apesta

Qué quieren que les diga, la página de renfe siempre fue una castaña y yo siempre acababa comprando en la estación (que no me coge lejos), pero con la entrada de la dichosa tarifa web uno la intenta usar: la pela es la pela que reza el tópico, y un descuento nunca le viene mal a un mileurista.

Lo que sucede es que si ya vimos que comprar un billete de ave era incómodo, de unos días acá, la cosa está aún peor: de hecho está imposible. La página de timeout, o carga mal, o los trenes no muestran (oh wait!) el ansiado descuento (comprobado con otros trenes a la misma hora y día de la semana que en otras ocasiones sí lo tenían: ¿de verdad un tren para dentro de un mes y medio ya está lleno o es que no hay tarifas web?).

Por todos los dioses, ¿tan difícil era copiar la página de una aerolínea? ¿Alguien ha visto la página del Die Bahn o de la VRR? Comparado con un servicio normal, lo de Renfe es simple y llanamente vergonzoso.

Eso sí, la ministra va presumiendo por dondequiera que pasa… si es más fácil huir corriendo hacia adelante, eso se inventó hace tiempo.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

4 Comments

  1. teniendo en cuenta los tiempos que corren, en los que la mayoría de empresas serias se esfuerzan en facilitar a sus clientes los procesos de compra (otra cosa es cuando luego hay reclamaciones), RENFE es un triste ejemplo de empresa anclada en el pasado y con un sistema de venta/atención al cliente pésimo.

    lo de la web es sólo un reflejo de la actitud de la compañía en todos su ámbitos.

    por ejemplo aquí en Zaragoza, en la fría y desértica estación de delicias, hay sólo dos máquinas para venta anticipada, de las cuales una nunca la he llegado a ver en funcionamiento.

    pues bien, estas navidades, las DOS estaban fuera de servicio. antes, durante, y después de las navidades (ahora no lo sé, pero me apostaría algo a que siguen así).

    así que si comprar en la web es imposible, y hacer la reserva por teléfono para luego recogerla en la máquina tampoco es posible…

    sólo queda hacer cola en las ventanillas. esas donde nos espera personal de RENFE cuyo lema es “nos agarramos a cualquier cosa para currar lo menos posible”.

    eso claro, si tenemos la suerte de que hayan abierto suficientes ventanillas, porque de las 10 (si no me falla la memoria) que hay, nunca hay más de 3 ó 4 en servicio y 1 de ellas es sólo para “salidas inminentes”, y por mucha cola que haya en las otras y esa ventanilla esté vacía, jamás te atenderán.

    todo esto sólo tiene una explicación. sólo hay trenes de RENFE en este país. así que lo hagan lo mal que lo hagan, si alguien quiere coger un tren, tendrá que tragarse lo que le echen. esta es la política de atención al cliente de RENFE.

    • ¡Eso es todo un éxito! Yo he llegado a esperar 1h porque de las 15 ventanillas de la estación sólo había 1 abierta… se ve que el tiempo de los demás a ellos no les cuesta dinero ;)

      Y todo lo demás es una verdad como un templo: lo de RENFE es ostracismo confiado, no tienen competencia. Un problema…

  2. RENFE ES UNA PUTÍSIMA MIERDA

    Cualquier cosa de más que se diga, ya es redundante.

    Te lo digo yo que trabajé de informador.

    Bueno, y ya aparte, para AVE cercanías medianías y lo que quieras, tiene mas fallos que los discos duros con lector vertical

  3. No he visto peor página de compra que la de renfe, es una puta mierda y una basura, no me puedo explicar que me tire comprando un billete de ida a Oviedo 3 días

Submit a comment