La neutralidad de la red, un derecho en peligro de extinción

Internet tal y como la conocemos actualmente está en peligro, más aún, se encuentra ahora mismo en peligro de extinción. Leí la noticia justo antes de marcharme a disfrutar de un necesario fin de semana, así que hasta este momento no he podido hablar del asunto. Sucede que los estados unidos han tumbado el concepto de neutralidad de la red definitivamente. ¿Qué es la neutralidad de la red? La neutralidad de la red es el principio democratizante de Internet. Lo que hace que cada persona tenga una voz, que se conozcan otras opiniones que no son las del poder establecido y lo que les da miedo. La neutralidad de la red es el equivalente electrónico del binomio democracia y libertad de expresión. Por eso la van a eliminar, por eso hay que defenderla.

La revolución digital, por ejemplo el que yo pueda escribir esto y ustedes puedan leerlo, se la debemos a la neutralidad de la red, que se define como «la no injerencia de los proveedores de banda ancha en el tránsito en internet, estos proveedores no podían bloquear, deteriorar o interferir sin razón el acceso a internet». En otras palabras, que todas las páginas de internet se puedan acceder con la misma facilidad. Ahora, las telecos podrán priorizar la conexión de aquel que pague la factura, cuanto más pagues más prioridad tendrás. Ahora podrán decidir qué página va a funcionar mejor, atentiendo únicamente a cuánto paga cada una de ellas. Lo primero que podemos pensar es que la innovación pasa a un segundo plano: Si lo que tú ofreces es una mierda pero pagas tu cuota tu página será accedida con más facilidad, por lo cual acabarás teniendo más visitantes (= clientes potenciales). Pero una lectura más correcta nos diría que en una sociedad con pocos ISP que reúnen mucho poder, y que gracias al amiguismo gubernamental tienen un exceso de privilegios, conectar con páginas que te muestren un «punto de vista no oficial» de las cosas se puede convertir en un momento dado en toda una odisea. Leído de un modo aún más directo y radical podría significar que si bloquean el acceso a esas fuentes alternativas ni siquiera podremos hablar de censura, ahora tienen la excusa de que no pagaron su cuota.

Lo cierto es que nos quejamos mucho de las violaciones a los derechos digitales en China, pero todo esto pasa en occidente, pasa en Estados Unidos y va a ser determinante en todo el mundo no sólo porque EEUU sea «el mayor internauta del mundo» sino porque todos los grandes gigantes de la red son de aquel pais, y porque los mismos lobbies que han presionado para que la neutralidad de la red sea eliminada allí son los que van a presionar aquí. Tienen el poder en sus manos y quieren además la capacidad de callar a todo aquel que pueda ponerle límites a ese poder. Quieren control sobre nuestras voces, para acallar sin cargo de conciencia a todo aquel que vaya en contra de lo establecido. Criticamos amargamente la censura digital en China y aquí, para colmo, nos legalizan principios que podrían originar censura legal. Supongo que son ironías de la globalización que alimentamos, las mismas compañías transnacionales están en todos los paises, ¿por qué iban a respetar los derechos de unos y a violar los de otros?.

Y es que el verdadero peligro de este control reside en que si el intervencionismo gubernamental puede controlar legalmente con quién podemos conectar y cuándo, entonces esto no es más que una repetición de los patrones que encontramos en «el mundo real». ¿Os imagináis una revuelta social organizada en sólo unas horas con ayuda de e-mail y sms en una red intervenida? No. No es imaginable. En una sociedad donde nos han demostrado que el empleo de la tecnología para el control excesivo de la ciudadanía es una prioridad de los gobiernos una medida como ésta es lo último que necesitamos.

Como apunte final, Eric Schmidt, CEO de Google, nos deja una nota sobre la neutralidad de la red en Google, léanla que vale la pena. En esa nota hay una petición que puedes firmar si eres residente en EEUU, algo que supongo no es el caso de muchos de nosotros, pero esto sólo acaba de comenzar, nuestras voces y nuestras firmas serán necesarias cuando la misma amenaza se cierna sobre Europa. Y conociendo cómo funciona el mundo no pasará mucho tiempo antes de que aquí intenten algo parecido. Defiende tus derechos, defiende tu voz, para que todas las versiones de los hechos se puedan seguir leyendo defiende la neutralidad de la red. ¡Salva Internet!, si no lo haces ahora, llegado el momento puede ser demasiado tarde

Actualización 12.38h
Vía Error 500 podemos leer en Uberbin.net un preocupante ejemplo de lo que esto nos puede traer.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

2 Comments

  1. Lo que harán será obligar a Google a dar servicio de Internet (algo que se rumoreaba) y quedarse con todo el mercado de conexiones.

    Quizá todavía nos quede el libre (¿?) mercado como solución.

Submit a comment