Lo peor de la «Tasa Alierta» que la presidencia española propone para la UE

Ya hace algo más de un mes nos temíamos lo peor al respecto de los planes de la presidencia española de la UE para internet.

Desde ese día diversos sucesos han vuelto a levantar las alertas de todos los que defendemos una red neutra como la única vía para mantener una red y una sociedad digital libre y plural. Me refiero, el lector avezado ya lo habrá adivinado aunque no tuvimos tiempo en este blog para hablar antes de ello, a las tristes declaraciones de César Alierta, presidente de telefónica, al respecto de porqué las empresas que trabajan en la red deberían pagarles una tasa. [Sin que sirva de precedente, aquí debajo dejo el vídeo –con acotaciones que facilitan su comprensión, visto en Halón disparado hace un par de días– para que lo vean los interesados que no estén al tanto de lo que dijo este señor.]

Que el Estado español proponga ahora elevar esta tasa Alierta a toda la UE (la propuesta se ha conocido ahora, pero fue trasladada unos días antes de las famosas declaraciones de Alierta, Bandaancha) era un movimiento esperado, toda vez que el propio ministro de industria ya la había defendido en unas criticadas declaraciones en las que atacaba él mismo la neutralidad de la red.

Aunque coincido con Antonio en que es terrible que la mayor empresa de telecomunicaciones del mundo latoc sea incapaz de hacer una propuesta de valor de futuro hacia la red, lo más lamentable de todo no es que Telefónica no comprenda que es la red la que aporta valor a sus servicios y no al revés (como la gente usa el metro porque tiene trabajo, y no al revés que la gente tenga trabajo porque acuden en metro), lo más doloroso es ver cómo el Estado se agarra a los ISP en una alianza para el control de la red.

Hace años que los proveedores de acceso cortejan al Estado, en su lucha con las entidades de gestión por ver quién tiene el poder último de controlar el flujo de datos y contenidos y, así, ver quién tiene el control sobre el taxímetro de nuestra vida en red. El Estado acepta el trato porque una alianza con las puertas de entrada a la red facilita el registro de las telecomunicaciones, necesario para aumentar la asimetría de información en los tiempos de la ciudadanía transparente.

Decíamos en junio de 2008, al hilo de El final de las tarifas planas.

el tráfico de internet representa una porción creciente del tráfico total de telecomunicaciones, pero las telecos hacen la mayor parte de sus beneficios a través de los servicios tradicionales (llamadas de voz) no incluídos en las malditas tarifas planas que hacen que su beneficio no sea escalable y que, por tanto, ese aumento de tráfico no conlleve un incremento proporcional de los costes.

El poder político contempla esa petición como una oportunidad para permitir el filtrado de contenidos, que derrocaría a la neutralidad de la red. De forma que no es descabellado pensar que unos y otros se guiñen un ojo y legislen al respecto.

Cualquier Teleco grande como telefónica genera muchísimos más ingresos y más beneficios que otras empresas como Google. Sin embargo, si la perspectiva a medio plazo es que los beneficios no escalen de forma progresiva, su capitalización bursátil no se disparará (algo que si sucede a la gran G y a otras empresas de internet). Por eso Telefónica busca romper lo que de plano tienen las tarifas de acceso, para convertirlas en un producto segmentado y segmentable, con capacidad de crecer exponencialmente (o que al menos tal cosa pueda decirse en un powerpoint para vender la moto). No veo yo muy factible que una empresa sin ideas de futuro y que aún contandocon el mayor monopolio y la mayor facilidad que el Estado pudo dar a una teleco ha sido incapaz de adaptarse ni hacer algo bien para con internet. Así que sí: usarán sus fuerzas en quitar el bollo al otro en lugar de en fabricar su propio pan, y todo porque sus magros ingresos sin margen de crecimiento desbocado no conseguirán disparar su valor en bolsa: con la especulación hemos topado.

Y el problema aquí no es que Telefónica, el Estado, Google, y la SGAE todos pretendan romper la neutralidad de la red (bueno, Google sólo pretende suplantarla, ¡je!) a su favor: el problema es que estamos solos una vez más. Nadie nos defenderá sino nosotros mismos. Y en esta batalla no estamos de parte de nadie –poco me importa que el gato se lo lleve al agua Alierta, el Estado, la SGAE o una combinación lineal de todas las anteriores– más que de la nuestra, porque nadie está de nuestra parte.

Y quizá va a llegar el momento en que debamos ir pensando en acceder directamente a la red, de forma autónoma. Quizá no es factible hoy a gran escala, pero no están tan lejos y no hay otra si queremos equilibrar una situación en la que la falta de mesura de la concentrada élite estatal-empresarial comienza a resultar… irritante y peligrosa para todos.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

10 Comments

  1. Y no se podría crear una cooperativa o una mutua que “entre” en el negocio de dar internet y cuyo principal objetivo no sea forrarse de mala manera??
    Es decir dar un servicio social y como secundario generar beneficios.
    Estoy convencido de que tendría un exitazo es decir una tarifa plana y justa y un servicio de calidad arrasarían pues si miramos las compañías tradicionales dan pena.
    Saludos.

    • Creo que ahí el problema es convertirse en operador frente a la CMT, si no te crujen una multa enorme como han hecho al ayto de Málaga (ciudad donde resido actualmente, por cierto). Además, queda el hecho de la infraestructura soterrada en sí: todos esos kilómetros de fibra son de alguien (principalmente de Alierta y gente con su misma agenda de intereses) que seguirán repitiendo el mismo discurso.

      No: hay que hacerlo sin cables. Punto a punto, antena a antena, de bloque de vecinos en bloque de vecinos… Parece lejano, pero llegará; ésa es la única esperanza que tenemos viendo cómo se pone la cosa para la red como la conocemos ahora (con acceso a la misma descentralizado en unos pocos ISP).

  2. con los beneficios obtenidos por Google, pueda opar a cualquier ISP y claro, los presidentes de la ISP opadas, lo tendrían crudo, pues no aportan valor añadido y están obsesionados con la forma de facturación.
    El miedo es sólo el miedo de Alierta.
    Salud os.

    P.D.: Como respuesta, quitemos las seguridades a nuestros wifis domésticos: dejemos las redes abiertas.

    • Qué bueno ese apunte tuyo: que los ISP le estén viendo las orejas al lobo gracias a la burbuja bursátil de esas mismas empresas de internet… no parece muy factible que un boquerón se coma a un atún, pero imagino que todo depende de que el boquerón parezca un atún aún más grande.

      PD. Mi wifi no tiene contraseña. Que veo que de repente hay más gente de la cuenta y que me saturan con el eMule… pues cambio algo y en el rato que tardan en volver a encontrarme me da tiempo a acabar la tarea. (Además, no me ha hecho falta eso más que alguna vez… normalmente la gente navega sin saturar el ancho de banda.)

  3. Quiero pedir disculpas a todos los Europeos que puedan leer esto, pido disculpas por la que se les viene encima por nuestra culpa, pero que le vamos a hacer si nuestro gobierno está infestado de ladrones y gilipollas y tenemos en el país 20 millones de mongoles que lo votan. No podemos hacer otra cosa que decirles que a nosotros nos gusta tan poco como a ellos lo que se está proponiendo para el furuto de internet.

    Por cierto, esa propuesta del primer post es interesante. Pero le veo muchas pegas. La primera y principal es que es muy caro. No es lo mismo levantar aceras en plena ciudad y montar infraestructuras de telecomunicaciones que poner canales de riego enmedio del campo.

    • Ojo, no es algo que pueda pagar una única persona, pero un grupo sí… y se amortiza seguro: una instalación que mediante placas solares alimente una parabólica y unos pocos portátiles) y todos se conecten a la red a través de un sat-modem bidireccional…

      Por lo demás, en descarga del gobierno español no innovan ni para hacer las cosas mal: Sarkozy ya hizo una propuesta de «tasa Google» hace meses (cuando aún era SuperSarko y quería a toda costa salir en todas las noticias actuando). Eso sí, no le salió bien… y ahora éstos con toda la «autoridad» que les da la presidencia de turno pretenden pasarla sin pena ninguna… mientras otros ven cómo les ganan la guerra sin sufrir bajas porque ellos no están luchando realmente.

      Damn.

      • Pienso que tu respuesta a mi post es acertada en el sentido de que montar una infraestructura fisica de fibra óptica o equivalente es muy caro.
        Pero cómo tu dices en este post :D a lo mejor a nivel de comunidad de vecinos o de barrio si que sería posible, conectándose a un satélite, es más se podría montar una cooperativa que te instalase toda la infraestructura y gestionase la conexión (vamos llave en mano) a un precio que una comunidad de vecinos por ejemplo si se podría permitir, corrígeme si me equivoco.

        Saludos.

        • Yo creo que habría que hacer números, pero que desde luego es planteable por parte de un colectivo. En todo caso, la tecnología debería irse abaratando con el tiempo y este tipo de alternativas deberían ir siendo más asequibles.

          Un saludo!

  4. En primer lugar, disculpas por llegar tan tarde al post.

    Lo que sugiere Lucas está empezando a moverse ya: la red ciudadana guifi.net ha conseguido (via su Fundación) conectarse al punto neutro de Internet de Cataluña (CATNIX), y ya llevan tiempo viendo cómo utilizar ciertas instalaciones que permitirían tirar fibra óptica propia, a parte de aprovechar su red inhalámbrica actual (la más extensa del mundo) para convertir lo que ahora es una red IP paralela a Internet en una parte de ésta.

    Imaginad, una zona de Internet completamente abierta, libre y neutral, ¡y gestionada por sus propios usuarios! Por supuesto, si la cosa funciona, es de esperar que las telecos empiecen a presionar al Estado para cambiar las leyes, claro.

  5. Ufff, lo cierto es que me pierdo en vuestro discurso, reconocido queda, pero sin duda leyendoos si que hay algo de lo que me alegro cada dia mas, y es de ser mortal¡¡ Madre mia dónde llegaría la avaricia del hombre si no fuesemos mortales¡¡ Un saludo y gracias por estar ahi, aprendo mucho de vosotros, me haceis pensar¡

Submit a comment