Lo no permitido y lo socialmente aceptado

Facebook

Que aquí hablamos de Facebook como uno de los elementos de recentralización de Internet con más peligros que beneficios no es ninguna novedad. Que tanto ellos como otros servicios de su clase (por ejemplo, Tuenti, que sigue existiendo aunque, desde la entrada de Telefónica, Prisa ya no saque 5 noticias al día sobre él) no permiten el registro a menores (Facebook pone el límite en los 13 años), tampoco. ¿Será novedad el hecho de que se haya demostrado que multitud de padres ayudan a sus hijos a mentir en la edad para poder crear una cuenta en Facebook?

Técnicamente es una novedad, realmente no. Sucede que el uso de Facebook está socialmente aceptado, no parece dañino, no parece peligroso. Así, los padres no creen que esté mal ayudar a los hijos a entrar en el servicio, aunque sea haciendo trampas.

El esfuerzo no hay que hacerlo en el endurecimiento del sistema, sino en comunicación y didáctica. No se trata de prohibir a los niños que se creen perfiles en Facebook, sino de explicar las consecuencias. Si lo consideran cool lo harán, si se lo prohíben lo harán con más ahínco. ¿A qué edad comenzaron a fumar la mayoría de fumadores? A una edad a la que no tenían permiso para fumar. Easy.

Más valdría dejar de prohibir y mostrar mejor las implicaciones de una u otra decisión; y si aún así lo deciden usar, pues les dejaremos hacer lo que quieran aunque no compartamos sus hábitos, pero imponer restricciones sin sentido, que se pueden romper sin consecuencias porque son una verdad social a día de hoy, no sirve de nada. La tarea pendiente es ser más pedagógicos y menos totalitarios. Se trata de enseñar en y para la responsabilidad, para la madurez y no para una dependencia que sólo generará adultos-niño incapaces de hacerse cargo de nada.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

4 Comments

  1. Pero es que es taaaan cansado educar durante años, y da tanta pereza hacerlo cuando tienes a mano la posibilidad de prohibir en cuestión de minutos…
    Con todo (y dudo que se te haya pasado por alto ;)), que haya una edad mínima no es porque los mencionados servicios consideren mejor limitar de alguna forma la edad de acceso, sino más bien para limpiarse las manos y la reputación. “Salva tu culo”. Oye, que nosotros ya pusimos un cartel bien gordo que decía que tenías que ser mayor de edad, no nos hagas responsables de las consecuencias. Porque al final, el único responsable es el usuario.

Submit a comment