Hey promete rescatar al email, ¿lo logrará?

Soy un amante del email, me encanta escribirlo y me encanta leerlo.

Pero esto no incluye a los mensajes automáticos. Las notificaciones son útiles, pero me decepcionan cada vez que recibo un email y está escrito por un robot. Las newsletters, ya os conté lo que pienso de ellas.

Quizá por eso espero desde hace meses el lanzamiento de Hey, por parte de Jason Fried y la gente de Basecamp. En su blog incluso contaron cómo adquirieron el dominio, en una versión que imagino dulcificada pero estoy dispuesta a tomar tal cual, porque me parece también respetuosa. Y yo creo en el respeto en general.

El próximo lunes abren lo que sea que hayan hecho ahí. A ver qué es, a ver qué mejoras trae, y a ver si tienen suerte.

Jose Alcántara
Resolviendo problemas mediante ciencia, software y tecnología. Hice un doctorado especializado en desarrollo de hardware para análisis químico. Especialista en desarrollo agile de software. Más sobre Jose Alcántara.

2 comentarios

  1. Yo he cambiado el RSS por los newsletter y el formato email. Con la potencia del buscador de gmail, pues resulta útil para recuperar cosas, además. También evito las notificaciones del navegador y otras perversiones de nuestro tiempo.

    Como medio que también está saturado, probé una aplicación que las relaciones públicas vendieron como la nueva darling de Silicon Valley: Superhuman. Cobraban 30 dólares al mes… e incluía soporte permanente de un experto en cómo usarlo. Que, de por sí, sugiere algo no bueno: tan intensa es la curva de experiencia que… no es tan intuitivo: al final, ponía énfasis en la velocidad de getión de la bandeja de entrada y de asegurarte de que terminas flujos iniciados por mail.

    La forma de hacerlo era… comandos de teclado. Corría por encima de gmail y, era bastante brillante como solución. Pero al final, era demasiado y me quedé con la gestión de bandeja de entrada clásica de gmail (no, las pestañas de social y de anuncios, fuera).

    Sumémosle lo que tiene de repositorio de documentos «indirecto» en nube (el servidor de otro, pero también un servicio que resuelve muchas cosas de la vida moderna) y el email pues… sigue siendo, con el chat, el pilar de internet. O las killer apps, que decíamos antes. Opino. Así en plan alto nivel.

Los comentarios están cerrados.