El gobierno holandés quería silencio, pero no lo tendrá

No al RFID en las tárjetas de créditoUna noticia que ya tiene casi un mes pero me parece tan importante que no la puedo dejar sin publicar. El gobierno holandés pide a los investigadores que encontraron deficiencias de seguridad en el chip rfid de la oyster card(*) que no publiquen los resultados (TheRegister).

Me recordó peligrosamente al caso de unos investigadores estadounidenses que averiguaron cómo romper un sistema anticopia y que, en virtud de la DMCA, fueron censurados bajo la amenaza de cortarle toda la financiación y perder su puesto de trabajo si incumplían la ley. Con ese buen rollito da gusto, por cierto, que sea el Estado el que te pague… y te extorsione. Esto muestra, además, cuál es el verdadero fin de mucha legislación sobre propiedad intelectual.

Sin embargo, el gobierno holandés tendrá que soportar no sólo las culpas por haber extendido un sistema RFID poco fiable, sino la vergüenza de ver cómo los tribunales le dan la razón a los investigadores, que podrán publicar sus datos a partir de octubre (TheReg).

El caso del DRM lo leí hace ya mucho tiempo en El anarquista en la biblioteca. Imagináos que en Europa aún no tenemos una ley como la odiosa DMCA, aunque el G8 quiera introducirla con calzador, la UE quiera ampliar hasta 95 años la duración del privilegio de explotación musical y las enmiendas torpedo quieran subyugar a la sociedad digital. ¿Tendremos la misma suerte cuando todo esté en marcha? Mejor no comprobarlo.

Nota al pie:
(*) en la Oyster y en otro montón de tarjetas que usan chips similares.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

3 Comments

  1. Estimado: Las cuestiones de privacidad no son nuevas, y desde ya, vos las tratas seguido y bien en el blog.
    Luego de leer tu artículo, caí en el recuerdo de algunas cuestiones de privacidad ocurridas en Argentina. Por ejemplo la participación de Inglaterra en el golpe de estado al gobierno constitucional de en 1955, los secuestros de personas judías en Bs As por parte de la CIA (alemanes creo que científicos que acusaron de nazis y fueron utilizados por la ciencia para acrecentar el conocimiento de EEUU), los vuelos secretos sobre España por parte de la CIA, y la sensura al acceso de archivos de la CIA por 70 años de aquellos denominados expedientes clasificados…

    La asimetría de información beneficia a una parte, para perjudicar a otra, no es aliada de la “competencia perfecta” tan esgrimida por la muchacha Gocho y pone de manifiesto que el consenso de Washington y el giro al modelo asiático de la UE es imparable. Me pregunto cuanto tiempo estaremos dispuestos a tolerar esa asalto al que estamos asistiendo en vivo y en directo…

    Saludos!
    Gustavo

    • Hombre, los problemas de privacidad no son nuevas, pero nunca como ahora han sido tan importantes porque nunca como ahora los Estados han tenido la posibilidad de controlar tanto a las personas, de saber tanto acerca de sus vidas, sus hábitos, sus cotidianeidades.

      La dictadura argentina, la de Videla, recibió ayuda informática de la CIA (haciendo amigos…), los DNI fueron introducidos en Europa durante las décadas fuertes del Fascismo, viene Godwin de camino pero es que esa es la realidad: Hitler las usó durante su estancia en el poder, en España fue introducido durante la dictadura fascista del general Franco (que además se reservó a sí mismo el número 1 de estos documentos, modestia…). Hay países que no tienen DNI y viven sin problemas (como UK), allí lo quieren introducir y hay fuerte oposición.

      Lo que sucede es que en los primeros años de la informática la gente pensaba que para que el gobierno lo supiera todo de tí necesitaría mucha gente leyendo tarjetas perforadas y pasando los datos a la máquina. Pero la realidad nos dice que el proceso es mucho más simple (y profundo).

Submit a comment