El gobierno británico insiste en la necesidad de la retención de datos

Escuché anoche que los ministros de interior de los paises miembros de la UE no habían llegado a un acuerdo para aprobar la directiva que legalizaría la retención de datos en las telecomunicaciones.

Parece ser, como ya se sabía, que los británicos son los únicos que se muestran a favor de tamaña agresión contra la privacidad de los ciudadanos de una UE que se dice defensora de la libertad y la democracia y a la que le gusta presumir de social, siempre comparado con el agresivo modelo estadounidense, por supuesto.

Pero el hecho es que no hay acuerdo, no está seguro que se vaya aprobar, aunque los ingleses insisten, ya que sea por el motivo que sea (¿piensan que puede resultar impopular? Me decanto por esa opción) los demás gobiernos no se atreven a apoyar dicha medida.

Esto significa que aún nos queda trabajo por hacer: Mientras no la rechacen de pleno (incluso cuando la rechacen, porque no se rendirán) estamos a tiempo de dar a conocer las nefastas consecuencias de la retención de datos a las personas de nuestro entorno.

O a las que estén lejos usando, cómo ahora, Internet. El elemento democratizador por excelencia del tiempo que nos ha tocado vivir ;)

Fuente: The Inquirer

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment