Las fotos de Mark Zuckerberg y la consciencia de la sobreexposición

Podemos aprender algunas cosas de analizar el fallo de ayer en Facebook. El mismo sirvió para filtrar las fotos privadas de Mark Zuckerberg (les recomiendo que las ojeen antes de terminar el post, pues no hay peligro –no son escatológicas, no son comprometedoras).

Y ésa es precisamente la lección que deberían aprender el 99% de los usuarios de Facebook que aún no la entendieron: Mark Zuckerberg usa los filtros de acceso en sus fotos, pero el principal filtro de acceso no está en el software que gestiona Facebook, sino en su cabeza. No se sobreexpone.

Si han seguido mi recomendación y han ojeado las fotos que enlacé antes habrán visto escenas domésticas: «yo haciendo sushi», «yo con mi perrito», «yo con amigos». No habrán visto nada comprometedor, nada vergonzante. No hay ni una sola foto que, dado el caso de que ésta se filtre, suponga una humillación pública ni un dilema moral para nadie.

Efectivamente, no importa bajo cuantos filtros ni candados lógicos protejas una foto, si la subiste a Internet la foto es pública. Mark Zuckerberg lo sabe y creo que yerran el tiro quienes afirman que estas fotos ponen en evidencia al creador de Facebook. Si sólo tuviéramos esas fotos para juzgarlo, sería imposible negar que se trata de una persona modelo.

Otra cosa es que lo que ponen en evidencia estas fotos sea otra cosa: que él es plenamente consciente de los riesgos que implica su plataforma, que es consciente de que la gran catástrofe de la privacidad llegará antes o después, y se prepara para ello mientras a sus usuarios los mantiene sumidos en la confusión nada inocente de unas gestiones complejas por diseño en una herramienta diseñada para eso.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

12 Comments

    • Dioses, es duro de imaginar… puede que tengas algo de razón, pero ¿tampoco se emborracha? ¿no fuma porros? ¿no hizo despedida de soltero? No le ha sacado el finger a un colega, siquiera entre sonrisas, cuando le ha apuntado con el móvil y no le apetecía? No sé, todo muy contenido…

  1. Cuando le preguntaron qué opinaba de la película “La red social” y sobre que le representaran como alguien que había levantado Facebook por motivos personales bastante oscuros, como la venganza, los celos, y el complejo de clase, respondió: “¿Y no se les ocurrió que lo hice sólo porque me gusta hacer cosas?” Aaaaargh.

    Prefiero al Zuckerberg cabrón de la película. El real es tan beige que parece bechamel.

    • Cantaba uno de esos grupos noventeros que a mí me encantan que «all you know about is what I’ve sold you». ¿De verdad Zuckerberg tiene tan poca sangre como aparenta? No vi la película, y no creo en la historia de la venganza ni los celos ni cosas así… pero sí que creo que el tipo es más vivo de lo que parece, y que for a few dollars more es capaz de muchas cosas :D

  2. Jejeje, que acertado el razonamiento. Posiblemente el tío que mejor conoce las implicaciones de la sobreexposición solo sube fotos edulcoradas. Eso o es el tío más aburrido que hay. Bueno…a su favor que sabe que esta en el ojo del huracán y que si se filtra alguna foto medianamente comprometida le buscarán las cosquillas.

    Para conocer mejor las implicaciones en seguridad y privacidad entiendo que es un buen ejercicio pararnos a pensar en cual es el propósito de Facebook. Esta red social basa su modelo de negocio en la publicidad, cobra a los anunciantes por impactarnos con sus mensajes, y cuanto más nos impacten (más retorno obtengan) más estarán dispuestos a pagar. Obviamente, a más información disponible sobre nosotros (todo vale, y posiblemente nuestras debilidades y dependencias mucho más) mejores perfiles (más segmentados) y por tanto mejores ratios ofrecerá Facebook a los anunciantes. Me decía un amigo el otro día, «si algo es gratis, lo más probable es que tu no seas el cliente, sino la mercancía» (queda pendiente una reflexión de como encaja esta frase con el soft libre).

    Pero si creo que hay matices en eso de «si la subiste a Internet la foto es pública». Dependerá en gran medida de a donde la subas. El hecho de subir a Internet datos personales no es el problema más grave, si lo es que lo hagamos sobre una plataforma de terceros (que nos fuerza a la sobreexposición) y centralizada (sujeta a fallas mayores y objetivo nº1 de atacantes). El principal riesgo es no ser conscientes de hasta que punto estamos dando pie a que nos manipulen.

    Y ojala llegue un Chernovil pronto, porque si no estaremos contaminándonos poco a poco sin darnos cuenta, como la anécdota de la cocción de la rana.

    Perdona por la extensión, al final quedo un resumen para aclarar mis ideas, nada que no digas en el post y que no lleves alertándonos desde hace tiempo :)

    • La extensión no es problema cuando cada párrafo es un aporte :)

      Es verdad que «lo que no pagas no te pertenece». Era un mantra que repetí hasta la saciedad frente al primer hype con el cloud computing, cuando hice la trilogía de artículos de la distribución (infraestructura, software, hardware). Precisamente el último artículo enlazado acaba así:

      Cada euro que gastas apoya algo, y si no pagas nada por algo, no vale la pena engañarte creyendo que te pertenece. Le pertenece a aquel que pagó por ello. ¿Qué internet quieres tener dentro de 10 años?

      Ya hemos gastado 3 de esos 10 años, y estamos en una situación aún más delicada.

      Acepto los matices, porque es evidente que tener las fotos en tu propio espacio no tiene el mismo coste desde la perspectiva de la personalización algorítmica ni el marketing personalizado. Pero una de esas contradicciones que debemos aprender a manejar: es más fácil asaltar mi blog en mi servidor que asaltarlo en los servidores de Google. El precio, claro, es darle a Google el control de tu vida (inaceptable), pero el coste de disidencia existe. Eso es innegable, y si asaltan mi servidor mis fotos pueden quedar igual de expuestas aunque estén en mi gestor de fotos en mi servidor. Sin que ello suponga que esté en contra: me parece posiblemente la mejor opción para tener fotos online y compartirlas con alguien, hacerlo en mi propio espacio :)

      Y también tienes razón en eso de que es mejor un Chernovil rapidito. Como decían cuando yo era pequeño, más vale una vez rojo que ciento amarillo :D

      ¡Un abrazo!

      • Interesantísimo lo de los 2 tipos de personalización y sus implicaciones. Y si al coste de disidencia, pero mira que me cuesta manejar esas contradicciones, entran en juego tantas variables (seguridad de los datos/servicio, privacidad, alimentar una maquinaria de control social, costes, tiempo dedicado, conocimiento de la tecnología (program or be programmed), etc.). De todas ellas, la peor y más sibilina , el control social, porque te manipulará de tal modo que luego serás incapaz de juzgar libremente la importancia del resto.

        Estaba pensando en lo de que «lo que no pagues no te pertenece» y el software libre, también veo ahí contradicciones. Creo que más que el propio dinero lo que hay tener claro es lo que aporta uno a cambio, como se beneficia el proveedor, ¿están contentas las dos partes?. Si no se tiene eso claro algo falla, y aparecerán las fricciones. En el caso del software libre aunque no haya que pagar, si aportamos. Lo publicito, ayudo a extenderlo, aporto en base a mi experiencia…así hasta ayudar al tejido industrial, generar más autonomía y resiliencia y por último libertad. Para esto es muy importante conocer los objetivos del proveedor, conociéndolos puedo saber si realmente mi aportación es valorada, si se trata de una relación sana de mutuo beneficio. En cambio, ¿que aporto yo a los servicios gratuitos como los de Google o Facebook en base a sus objetivos?….solo datos que monetizar, el resto les da igual.

        • Claramente hay que acotar su aplicación, esto es como las ecuaciones de la física, sólo son válidas para el sistema en el que se definen… :D Así, es cierto que el tema del software libre, y los conocimientos libres, donde muchas veces no pagamos por acceso ni uso, están al margen de ese axioma anterior. Nos pertenecen y de esa pertenencia se genera nuevo conocimiento que a su vez pertenece tanto a nosotros como a los demás. Todo ventajas.

          La solución que propones (evaluar los incentivos y beneficios reales del sistema) es la clave de todo. Es eso que queda tan claro cuando uno se lee El economista camuflado de Tim Harford, algo intrínseco a toda decisión humana (como refleja su ejemplo, al abrir del libro, sobre el café del Starbucks). Confeccionar un reparto que beneficie a todos es una de las cosas más complicadas, como se refleja en Freakonomics. Facebook, a mi juicio, no lo ha logrado. Ni siquiera para todos aquellos que (inercia social y manipulació mediante, como mencionas) así lo creen. Los riesgos de abuso son enormes, el simple hecho de que me sirvas mejores anuncios ya supone un problema, porque serán más efectivos.

          Y sí, lo único que quieren de ti son los datos. Eso matiza el hecho de que no te quieran nada en absoluto, aún puedes serles útil… otra cosa es que te den de comer como se le da de comer a los cerdos, no los consideramos ni queridos ni iguales, pero nos viene bien que estén bien cebados, porque de lo contrario no servirán de nada. Intentarán que no salgas huyendo, pero es instrumental, tan sólo se desea conseguir que alguien ponga cash sobre la mesa. In gold we trust ;)

          • Mucho mejor dicho como “evaluar los incentivos y beneficios reales del sistema”. Me apunto el libro para leerlo estas navidades. Muchas gracias!!

  3. de facebook yo observo dos cuestiones fundamentales en cuanto a la privacidad. Por una parte está la idea de que el problema de privacidad es que se meta un hacker y copie tus fotos, o que otro usuario a quien no tienes como amigo termine viendolas. De este primer problema es del hablan y hablan en la prensa. Lo cual no hace más que ocultar la importancia de la segunda cuestión: él verdadero problema de privacidad no es que otro usuario vea tus fotos, sino que facebook lo tiene para comerciar con él, y con tu consentimiento. De este sin embargo no habla la prensa generalista, sino la prensa especializada y blogs como este en el que comentamos.

    Y este es el problema que veo en esta noticia. Que volvemos a desviarnos del principal problema. Y cuando hablas con amigos que no leen blogs, ni fuentes de informacion que sean la prensa clasica de siempre o las noticias de la tele (ojo, que estos amigos son muchos, mucisimos) es muy dificil explicarles esto y “lo entiendan”, pues es una vision nueva, no lo han leido antes, no tienen presente dia a dia esta realidad, y te dicen: -pero es que tb tiene cosas buenas. No son conscientes que hay otras muchas formas de usar la web, creen que dejar de usar las “redes sociales” será algo negativo. Con esto de que lo entiendan no me refiero solo a que lo razonen, que algunos (no todos) lo hacen, sino a que hagan algo al respecto. Cuando le cuentas estas cosas te dicen: “”o es verdad, si es cierto”, pero ni cierran su cuenta ni dejan de cuidar lo que ponen. A las tres horas de decirte eso estan de nuevo subiendo una foto chorra y comentarios simplistas.

    PD: ultimamente tengo panico hasta de hacerme fotos con amigos. Porque sabeis a donde van luego verdad?

    • Por supuesto, tienes razón. Lo más importante es que Facebook tiene tus datos, centralizados y con ello mejoran su sistema publicitario. Al centralizar la información se le da una posición dominante que no tardará en monetizar, pero también al centralizar la información se convertirá en el primer sitio al que los servicios de inteligencia (recuerden a In-Q-Tel) acudirán a buscar.

      >> Cuando le cuentas estas cosas te dicen: “”o es verdad, si es cierto”, pero ni cierran su cuenta ni dejan de cuidar lo que ponen. A las tres horas de decirte eso estan de nuevo subiendo una foto chorra y comentarios simplistas.

      Es aún más divertido: a mis posts sobre Facebook (generalmente críticos) llegan lectores… desde Facebook. Esto es, hay quien comparte el enlace en Facebook. Se lo leen y a pesar de eso van a FB y lo comparten. ¿No es hilarante? :D

Submit a comment