Dreamhost grrrrr…

Por motivos que desconozco llevamos casi todo el día offline, y ahora mismo dependo de que la providencia divina nos mantenga online ya que no tengo tiempo para pelearme con los señores de Dreamhost.

Disculpen las molestias y espero que no haya muchos más problemas y el blog funcione con normalidad de ahora en adelante.