La desaparición del estado del bienestar

El estado del bienestar es una cosa un tanto compleja pero que, en cierta medida, tenemos todos en la cabeza: un estado del bienestar es aquel en el que las personas se dotan a sí mismas de una organización tal (habitualmente personificada en el Estado) que garantiza la protección social para todos los firmantes del pacto (incluso aquellos que aunque quisieran no tienen la opción a no firmar el pacto). Esta protección incluye prestaciones por desempleo, servicio de sanidad, acceso a la educación y a servicios sociales básicos, garantía de los derechos y libertades fundamentales.

En las últimas décadas no cabe duda de que si hay un modelo del bienestar en el mundo ese es el que se desarrolló en la Unión Europea tras la sangrante y atroz primera mitad del s. XX. Es evidente, sin embargo, que de un tiempo a esta parte este estado del bienestar está de capa caída y cada vez garantiza menos los derechos fundamentales (plazos de detención sin cargos cada vez mayores, espionaje estatal a los ciudadanos, cada vez menos derechos para la población -tanto inmigrante como oriunda-). Los signos y los movimientos en este ámbito son numerosos y se suceden de forma constante en el tiempo.

Del empobrecimiento gradual de la población, debido a un aumento del coste de la vida (alimentos, vivienda -tanto en propiedad como en alquiler-) muy por encima del aumento salarial paralelo, a la imposición de un sistema altamente disciplinario, el aumento de la jornada laboral hasta las 65 horas, la reducción de nuestra privacidad, la eliminación del secreto de las telecomunicaciones, y el paso al siempre vigilados. Todo ello pasando por una reducción progresiva de los servicios sociales (con una sanidad privatizada encubierta, con una educación instrumentalizada y una justicia a las que el Estado no dedica en absoluto los recursos necesarios -para que así se convierta en un arma aplicada de forma arbitraria contra aquellos a quienes interese). Y podría seguir con bastantes ejemplos que muchos de ustedes ya conocéis.

Y entonces llegó la crisis. La principal herramienta del poder para imponer medidas que de otra forma serían rechazadas sin dudarlo. Tú ves crisis ellos ven ocasión de hacer negocio a costa de lo que nos pertenecía a todos.

Europa, esa que los euronacionalistas (y a esos les tengo dedicado una reflexión que espero depurar prontito) ven como una entidad civilizada y pacífica, tiene en su currículum muchas de las más atroces guerras que el mundo ha visto. Y estas guerras del s. XX surgieron de las miserias sociales a las que masas de personas desprovistas de toda condición de ciudadano fueron empujadas; surgieron de la radicalización de la política que sólo viene aparejada del miedo a morir de hambre. Y las consecuencias fueron grandes: la instauración de los «documentos de identidad nacional» (en España, por ejemplo, fue introducido durante la dictadura fascista del general Franco) y el cerrojazo a las fronteras y a los movimientos migratorios: es decir, de las crisis de primera mitad del s. XX nació un mundo con fronteras mucho más rígidas y controladas, y con ciudadanos mucho más controlados también dentro de las fronteras.

Mientras tenemos la tendencia a observar Europa como algo estático, ésta está evolucionando rápidamente hacia una sociedad en la que las decisiones no se toman de forma asamblearia (de hecho, las instituciones de poder en la UE no son democráticas) sino por coerción. De la sociedad democrática a un régimen post-democrático, coercitivo y apoyado en la disciplina y el control ejercido sobre las personas.

A la crisis económica de la que tanto se habla, y que muchos comparan ya con la gran depresión del año 1929 que dio alas y disparó definitivamente el fascismo europeo del s. XX, hay que unir sin dudarlo ni un momento el continuo recorte de libertades en Europa y las llamadas xenófobas y racistas, que se producen ya desde la política masiva y que ha perdido el miedo a expresar su racismo y su xenofobia a cara descubierta. Frente a un mundo que gracias a Internet necesita cada vez menos de las rancias estructuras «en corralito» en que se han convertido los diferentes estados, el estado mismo reacciona de forma virulenta y excluyente, haciéndose valer, temeroso de perder su excesivo poder si nadie le hace caso. Temeroso de quedarse en casa el sábado porque nadie lo llame para salir; temeroso de que la gente busque otras cosas diferentes al control estatal de la vida pública y privada.

En el contexto en que occidente afronta una de sus últimas grandes crisis siendo la referencia mundial, hay que volver a considerar las posibles consecuencias que una verdadera globalización, en la que además del dinero las personas hubieran podido moverse libremente por el mundo en los últimos treinta años, habría tenido. Con una ciudadanía europea que no hubiera desaprovechado la oportunidad de llevar a Asia y África mucho más que la libertad para los mercados: la libertad para las personas que viven allí.

Eso nunca sucedió y occidente (Europa, Estados Unidos, Canada, Australia) pagarán carísimo su desdén hacia los ciudadanos de los países en desarrollo, pagarán caro no haberles ayudado cuando lo tuvieron en la mano.

Hoy mismo, en pleno vórtice del hundimiento bancario-demagógico, hemos sabido que la ONU apoya una iniciativa para cambiar los protocolos que rigen la red y que se dificulte/elimine el anonimato en la red. La iniciativa, por supuesto, está apadrinada por China (miembro del consejo de seguridad permanente de la ONU) y parece gozar del respaldo del resto del consejo de seguridad permanente; ya se pueden leer, sin embargo, las primeras reflexiones de rechazo desde el ciudadano de a pie. Está claro que no va a ser la maquinaria de la UE quien se oponga, después de habernos sisado el (otrora sacrosanto) secreto de las telecomunicaciones. Por supuesto, para conseguir esto proponen rediseñar la web, y nosotros ya conocemos dónde se esconde el peligro de rediseñar internet.

¿Cómo habría sido un mundo en que desde 1989 (caída del muro de Berlín y sucesos de Tiananmen), occidente se hubiera esforzado por llevar la democracia no sólo a Europa del este sino también a China? No lo sabemos, pero podemos estimar que quizá tendríamos otras cartas en la mano. Cómo podrían ser si no siguiéramos prestos a salir vestidos de camorrista a mirar mal a todo el que no es como nosotros?

Es difícil jugar a las adivinanzas y no lo haré. Me quedaré mejor en lo que tenemos en la mano. Perdimos el tiempo juntando pitos y el Estado, organizado, ya no quiere mus. Hay que jugar con lo que tenemos o dejar la mesa, y ya saben que jugador de chicas, perdedor de mus. Si de las crisis del s. XX nacieron los DNI, la Stasi, la KGB y las principales agencias de inteligencia europeas y norteamericana, ¿qué no podrá salir de la deriva autoritaria de este occidente podrido?

Este es un post cargado de futuro, de cosas que aún no han sucedido. Pero es que cuando escribimos sobre el futuro lo hacemos para que éste no suceda. Orwell no escribió 1984 para que nosotros lo viviéramos, por decirlo de alguna forma, sino para evitarlo; seguramente Leif GW. Persson tampoco escribió el declive del estado del bienestar para acelerarlo, pero ahí está su obra. A ver si esta vez tenemos más suerte.

[Por cierto, la petición de China a las Naciones Unidas llega en el momento justo, esta semana se vota en el europarlamento el paquete telecom por el que protestan cada vez más personas y organizaciones y que amenaza con poner internet bajo riguroso y férreo control.]

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

23 Comments

    • Pero si es que es imposible que aborden estos temas (y he perdido esperanza de que lo aborden mínimamente en estos términos) si la mirada del que escribe/maneja el periódico tiene una mirada patriota y nacionalista, ombliguista y corta. Si el que escribe es incapaz de verse a sí mismo al otro lado del espejo.

      Los medios están a otra cosa, venderían a una madre por otra copa (o por un 1% más de EGM), como decían Héroes del silencio.

    • ¡Cojonudo! Se me arrugan los huevecillos cuando leo textos como el tuyo. Ya sabes que yo tengo una utopía muy clara que tiene relación con el Estado del Bienestar. Se llama “Renta básica de ciudadanía”. Daniel Raventós y otros la defienden en nuestro país. Mi sueño sería morir viendo alguna nación (Alaska no vale) con un modelo de Renta Básica implantado.

  1. Sorprendente artículo, te felicito. El texto resume claramente todas las situaciones que están por llegar y en evolución. Muy bien sintetizado.
    Aunque me gustaría añadir alguna cosa;
    La sumisión de los sindicatos al poder y la superficialidad, deshumanización y sumisión de la sociedad a los medios de comunicación. Ambas cosas retienen y limitan la actuación del ciudadano para participar en el poder y reivindicarse a si mismo junto a sus derechos.
    Un saludo.

  2. No está mal, pero la verdad es q se qeda en una amalgama de consignas antisistema. Más q los estados en sí mismos, tienes q ser consciente de q lo q estos defienden es a un buen puñado de ciudadanos, cortos, ombliguistas y como qieras llamarles, pero tan ciudadanos como tú y como yo.

    • Protesto. Antisistema es el ad hominem que el poder establecido utiliza para descalificar a todos los que mantienen una posición alternativa. En realidad no existe la gente “antisistema”, existen visiones alternativas del sistema, pero eso no está bien visto por aquellos a los que este sistema llena de privilegios. Y la manera más fácil es descalificarlos, porque es chungo decir “estoy a favor de los antisistema” sin que suene a demencia senil. Es la semántica de combate, y te agradecería que meditaras antes de utilizar los términos que la televisión te empuja a usar :)

  3. Tu árticulo no es original, pero nada importa eso, te daré unas claves que refuerzan tu teoria:

    1.- el estado del bienestar solo era un arma publicitaria de los estados con el fin de evitar que los trabajadores de las democracias europeas votasen un partido comunista, el cual con el apoyo de la URSS se hubiese perpetuado en cualquier pais, llamesé finlandia suecia o francia.

    2.- el modelo español, con menos estado del bienestar a cambio de una universidad abierta, nada rigurosa en sus prueblas y vacia de todo contenido práctico, una universidad con nivel de bachillerato europeo y francamente prostituida por el regimen con un solo objetivo claro: evitar una revolucion de las clases trabajadores en España

    Un minero es capaz de entrar a 800 metros bajo tierra a enfermar de silicosis sin protestar siempre que a su hijo le garanticen que no ira a la mina. En otras palabras, los trabajadores en España fueron engañados con la promesa de un futuro universitario para sus hijos, objetivo que solo se cumplió en parte para la generación 1945-1955.

    En España no se conoció estado del bienestar hasta 1986 cuando llegaron los tipos de interes bancario al 22%. A la postre la vida real coloco a los universitarios de auxiliares administrativos y a los hijos de papa en el “lugar que se merecian”, porque esto es una monarquia Sres. y al hijo de un boticario no se le pide mucho para tener botica de la misma forma que al hijo del rey se le pide poco para ser rey.

    4.- Trayectoria de la UE. Por si no se han percatado este es el objetivo de los tratados de Amsterdam y Niza. Una vez que cayo el muro no se podia dejar ningun pais por libre, y mucho menos a la gran Servia, que bajo el común denominador eslavo podria aglutinar pueblos con una fuerza por encima del condepto político juridico de nacion. Asi tenemos que primero se destruyo yugoslavia y despues a Servia con acciones de la OTAN que ofenden al derecho internacional.

    A los fragmentos o minipaises resultantes se les acepto sin ningun requisito en el gran club de la UE, quedando asi semiglobalizados, esto es, nunca iban a ir por libre. Acabada la destrucción y absorción de estos paises y ausente ya la amenaza sovietica, la UE intenta recuperar los sistemas sociales del XIX con su liberalismo y capitalismo salvajes y para ello nada mas que llevarse el trabajo ( unico bien del trabajador ) a China e implantar una constitución de corte neoliberal. Esta claro porque paises inteligentes como Francia y Holanda le dieron el corte de mangas a aquel bodrio que ZP nos quisohacer tragar con resbull. Tras ese fracaso, Angela merkel invento la constitución sin votación ( ya no se puede ser mas bananera Sra.)

    Por ultimo no olvidemos la campaña para introducir mano de obra barata, baratisima, en europa, comprando a los sindicatos y acusando de racista y xenofobo al que se oponga a ello. El concepto de raza está tan metido en el ser humano que se sobrepone al de nación y solo esta por detras de el de familia, no hay nada malo en reservar para una sociedad el bienestar que sus ancestros consiguieron, muchas veces con trabajo infantil, cual fue el caso de nuestros padres y abuelos.

    saludos

  4. Perdona, pero más bien diría q antisistema es el q critica al sistema o a los q tienen privilegios pq él mismo no los tiene. En el fondo es una cuestión de mera envidia, y no de poder, clases, obreros, trabajadores o mierdas por el estilo. Pq si, pasara como pasó en la URSS, se cambiara el sistema al q proponen los mal llamados ‘antisistema’, no sería más q un cambio de tiranos: la tiranía pasaría de las clases altas a las clases bajas, y al final tendríamos lo mismo pero con cambio de actores en el poder.

    Al marxista este de aqí arriba ni le respondo. Valiente sarta de gilipolleces. Esa manera de hablar es de hace dos siglos, a ver si nos actualizamos.

    • eres un ignorante en todas las materias, tu ignorancia no tiene lagunas, sino que es el oceano en el que habeis naufragado todas las generaciones desde la X, … hasta la de mohamed. Para tontos como tu hay una pelicula que se llama idiocracia o idiocracy

  5. Este post, que digo! este site es increíble. Lo digo de verdad. Lo leo desde hace muy poco, pero coincido completamente con todo lo que hasta ahora he leído.

    Solo quería decir, que si de verdad nos estamos encaminado hacía una sociedad de control que ni el mismísimo Orwel podría imaginar, ¿qué podemos hacer nosotros como ciudadanos? Sinceramente, no creo que la solución sea instalarse el emule, difundir blogs, o protestar ante los mismos organismos que intentan imponerla. No me gusta tener que decir esto, pero lo que creo es que quizá dentro de unos años tengamos que echarnos literalmente al monte. Armarnos con lo que podamos, principalmente con la idea de que luchamos por nuestros derechos y libertades, y si, cometer asesinatos, fusilamientos, delitos que ahora quizá nos parezcan propios de animales, pero que quizá dentro de no tanto puedan ser la respuesta ante el panorama que se avecina. No es que pretenda ir de revolucionario al más puro estilo “che”, pero no veo más solución a largo plazo. Quizá a corto y medio plazo se pueda acudir a ciertos organismos que aún puedan ser independientes de ciertos intereses. Pero al final acabarán claudicando.

    Creo que estamos viviendo una época muy emocionate, que quizá abrirá la caja de pandora que se ha estado construyendo desde finales del siglo pasado, o quizá, dios lo quiera, acabe con aquello que aún conservan quienes intentan controlar la sociedad a toda costa. En cualquier caso, no creo que nadie con un mínimo de dignidad pueda quedar indiferente ante todos estos hechos.

    Muchas gracias por escribir en la web. Ánimo con el libro, seguro lo compraré. Y si no encuentras editor, no lo dudes. Envíanos un documento digital y que corra la voz. Todos sabremos cuál será su valor y su precio.

    Saludos.

  6. Si, bien. Podrías resumir que en el fondo todo es ni más ni menos que un sistema socieconómico basado en que una pequeña parte de sus integrantes mantienen esclavizados y a su servicio a la otra gran parte restante. Esto no es nuevo, existe desde que el ser humano empezó a comportarse en forma ‘civilizada’, por llamarlo de alguna forma, y esta parte que es la clase dominante, ha usado todo tipo de artimañas cruentas para que siga siendo así: tener esclavos a tu servicio es algo que debe ser muy gratificante, excepto si tu mente no es obtusa y se abre al conocimiento del Universo y es capaz de descubrir que todos formamos parte de algo global que está por encima de forma espiritual, una especie de conjunción de las consciencias que nos hace sentir como propio el sufrimiento ajeno (¿has oído hablar de Rupert Sheldrake?). Esto ya aflora en la conciencia de los estados de forma tímida, por ejemplo nadie puede imaginarse ametrallar las pateras de desesperados que intentan alcanzar Europa, en el pasado acaso hasta lo hubieran justificado pero hoy día parece que nuestras mentes están empezando a situarse por otro sitio más moderado. Esta acción de ametrallar, que nos parece una aberración total a cualquier ciudadano que no pertenezca a una banda neonazi, es menos terrible que permitir que millones de personas mueran de hambre anualmente y sin embargo parece que se tolera socialmente, parece decirse que no hay nada que podamos hacer y es una falacia total, el poder económico y por tanto la clase dominante es culpable de este genocidio. Tengo la seguridad de que dentro de algún tiempo, si la humanidad sigue adelante, será visto como un horrible crimen del sistema que rige en este momento en el planeta. Así pues desde este simple punto de vista ser antisitema es bueno, para el ser humano y para el planeta y por tanto para el resto de las especies vivas que aún existen.

  7. estoy de acuerdo con casi todo lo que se comenta aqui. creo que lo que esta ocurriendo es mucho mas profundo de lo que parece. creo que estamos asistindo al fin de una era y al principio del fin del estado del bienestar… la derecha mundial y el capitalismo junto con la iglesia y demas fuerzas reaccionarias han conseguido lo que querian: acabar con el comunismo, la izquierda y el movimiento obrero. Ya el capitalismo no tiene que vender nada al bloque socialista marxista, ya todo el mundo es capitalista y ahora vamos a ver la auténtica cara al capitalismo… creo que en una o dos decadas vamos a asistir a la destruccion del llamado estado del bienestar, lo que ha costado siglos de luchas y revoluciones y sangre se va a perder si el movimiento obrero no vuelve a organizarse y resurgir. veremos una europa con millones de parados, jornadas de 60 horas o mas semanales y sueldos de miseria aparte de recortes sociales: en definitiva, como los chinos… ademas creo que esta habiendo un nuevo reequilibrio mundial entre potencias, esta vez capitalistas y podrian haber grandes guerras otra vez por el control de los recursos (seria una forma de mitigar el paro, como fue habitual en el pasado). aparte de las nuevas economias emergentes: china, india, brasil… y que dios pille confesados a todos los paises con grandes recursos de petroleo, gas o agua: iran, venezuela… creo que nos han ganado la partida y no tienen lavado el cerebro: alguien oye hablar a algun trabajador de clase obrera y proletariado? si llamas obrero a un trabajador casi se ofende. nos creemos todos de clase media… obreros son los inmigrantes… se ha perdido la solidaridad y la utopia: en los 70 luchábamos por cambiar el mundo y la sociedad y a españa… ahora los jovenes solo piensan en divertirse, fiestas, drogas, sexo y botellones… y el sistema frotandose las manos. en fin, creo que nos han ganado la partida…

  8. Muy buena redacción, felicitaciones!, incluso a jovenes como yo, de 15 años, nos llama la atención articuos como éste, empecé por buscar información para una tarea, y me llevo un conocimiento basico de la materia, gracias por escribirlo y de nuevo felicitaciones! ;)

  9. Hola, me parece un texto muy claro, bien explicado. Lo que hace falta en estos tiempos es que la gente reaccione un poquito o mejor bastante, aunque con poco de parte de todos se podria conseguir algo pero es que hablarle a la gente de libertad es algo que suena bastante raro debido a que la gente tiende a sentirse libre, nunca me lo hubiese imaginado cuan elaborado ha sido el plan de alienacion de las personas hasta el limite de convertirnos en unos pollos de corral y nosotros nisiquiera darnos cuenta de ese estado de cautividad, cada vez mas comodos, cada vez mas dependientes con todo lo que acarea lla dependencia. Para empezar hay que reconocer que no somos personas libres aunque podamos caminar por la calle tranquilamente o hablar sin que nadie nos detenga y encarcele por ello, hoy en dia puedes hacer todo esto péro bajo vigilancia y esto es lo que la gente no sabe. CIVILIZADOS O DOMESTICADOS?

Submit a comment