De Borjamari a Espeonza

En 2003 las parodias eran blogs riéndose de otros blogs más o menos conocidos y sus manías más o menos públicas. En 2012 la parodia de moda es un tuiter que se burla de un político. Basta ya de decir que si blanco, que si negro. Las cosas son útiles en su justa medida, pero el diseño condiciona la función. En 2003 (y en 2004, y en 2005) la moda era «la conversación» y el metajuego le daba entidad no invitando a la fiesta a todo aquel que no fuera explícitamente parte del mismo. En 2012 la conversación es la de toda la vida (tirios contra troyanos). Han pasado nueve años y no sé, pero tú antes molabas. O quizá es tan sólo que a mí me ha dado un poco de morriña. No me lo tengan demasiado en cuenta.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment