Cursos online, el ejemplo de Stanford

Rotores de máquina enigma

Hace varios meses se anunció la nueva temporada de cursos gratuitos online de Stanford. El año pasado no me apunté, pero tenía muchas ganas de probar alguno de esos cursos, así que me apunté a varios. Sí, ahora tengo el tiempo justo para todo, entre sacar adelante Cartograf, tomar alguna caña ocasional con amigos y estudiar. Pero cuando el aprendizaje lo controla uno mismo y el curso es tan interesante como prometía ser (y de eso hablamos enseguida), no hay dolor ni penas.

El asunto es que hace dos semanas comenzó el curso de criptografía de Stanford (ya saben que por aquí somos amantes de GPG, del cifrado de datos y demás zarandajas). Lo hice porque, aún teniendo un cierto conocimiento sobre el tema, sé que este curso me puede aportar muchísimo. Llevamos dos semanas y, aunque sean preliminares, ya tengo algunas conclusiones:

  • Formación voluntaria y sin título. Cuando la formación es voluntaria los alumnos suelen apuntarse porque quieren. Existe una excepción (que es legión, además): la de formación voluntaria que no persigue la formación sino el título para acumular méritos de cara a otro objetivo (promoción interna, oposiciones, acumulación de títulos para el CV). Al eliminar todo eso y dejar sólo la formación, las personas que están en el curso están muy motivadas y tienen un único incentivo para estudiarlo: aprender.
  • Calidad, dedicación y caos. Estamos acostumbrados a que la formación online y a distancia esté impartida por personas desmotivadas o sin conocimiento profundo de su materia. Eso así desde universidades algunos cursos de pago como la UOC ciertas asignaturas/docentes en la UOC a todo tipo de seminarios de poca monta que se intentan vender por Internet como la solución definitiva. En muchos cursos online organizados en torno a tutores, éstos hunden el curso como consecuencia de su falta de constancia y/o cambio de motivación. En realidad, el curso no puede ser susceptible al caos interno de los formadores, y la sistematización es un valor que pronto se pone de relieve.
  • Directos al grano, conocimientos prácticos. Primera semana, primeras bases, primeros ejercicios prácticos con ejemplos del mundo real. Sin más historias, sin preámbulos, sin tangentes, sin hablar del sexo de los ángeles.

Al final, el resultado lo notas en los foros de discusión: no sólo hay una gran cantidad de personas preguntando y resolviendo dudas, los mismos profesores están muy activos en los foros, lo cual demuestra el interés del profesor aunque, maravillas del crowd, la mayoría de las veces las dudas quedan resueltas por otras personas que también están estudiando el curso.

En sí, el curso está dispuesto como una serie de vídeos en los que el monitor se convierte en una pizarra virtual donde se van explicando las cosas, pidiendo respuestas de forma interactiva cada cierto tiempo. Los vídeos en sí no están en la línea de Khan Academy (no, al menos, en la línea de los que yo pude ver). Donde Khan Academy se siente un poco como un screencast (como un exceso de tecnología a la que no se está sacando todo el potencial), los vídeos que Dan Boneh está preparando para este curso son más como una pizarra, donde las cosas suceden de forma más natural. Donde Khan Academy reduce la interacción (y no está mal, soluciona otros problemas), me da la sensación de que estos cursos la cuidan mucho más.

En fin, son sólo unas primeras impresiones pero me atrevo a recomendar: si pensaban hacer algún curso online este trimestre, yo iría de cabeza al catálogo de cursos gratuitos de Stanford y otras universidades. Tienen una veintena de cursos gratuitos por los que, seguramente, valdría la pena pagar (normalmente es al revés, y no vale la pena pagar el 99% de los cursos que pagamos).

[Por cierto, que si el curso que están pensando hacer es precisamente el de criptografía, estos días se presentó Crypt4you, una iniciativa de la UCM apadrinada entre otros por Jorge Ramió, de quien hemos hablado alguna vez por aquí, y al que sin duda vale la pena prestar atención, promete ser también un curso muy práctico y directo.]

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

12 Comments

  1. Hombre, mi paso por la UOC no lo recuerdo tan mal… aparte de la tutora de investigación de DEA que sencillamente no me aportó nada, el resto sí que en mayor o menor medida hacían bien su papel de facilitadores del aprendizaje. Y desde luego, lo hacían cien mil veces mejor que la gran mayoría de mis profesores “presenciales” en la UPC, esos sí ofrecían la misma interactividad que una cassettera dictando a toda velocidad…

    • Yo también tuve buenas experiencias en algunas asignaturas en la UOC. La mejor, curiosamente, comparte un rasgo con el curso de Stanford que comenta Jose: materiales elaboradas por el propio profesor responsable de la asignatura y que luego también interactúa con los estudiantes (a esa figura en la UOC la llaman consultor si recuerdo bien).

      En cambio, en las peores no se percibía relación alguna entre los materiales y el consultor de la asignatura quien, en algunos casos podía directamente no existir porque enviaba mails estándar, no tenía ninguna identidad digital y no intervenía en los foros y debates.

      Estamos en lo de siempre: una persona con conocimientos y ganas de compartirlo siempre encontrará el mejor modo para sacarle el máximo provecho a la tecnología mientras que ni la mejor tecnología servirá si no hay quien quiera de verdad sacarle ese provecho.

    • Igual me pillo los dedos y generalizo injustamente, ahora edito. Mi experiencia es en tercera persona: no pasé por la UOC pero tanto Fer como Bianka contaban historias parecidas.

      Como siempre, generalizar es equivocarnos :)
      Edito post:)

      • Es lo de siempre: al final lo que importa son las personas. Una institución/empresa con la cultura equivocada puede quemar hasta al más puesto. Quizás tuve suerte y me tocaron profesores/consultores que daban más de lo que les exigía la institución (o lo que les pagaba). Como digo, todos correctos, excepto la última, precisamente la del seminario de investigación con quien se supone que tenía que haber establecido una relación más estrecha. Creo que pasé por ahí un poco antes que Bianka, igual a ella (y quizás a Fer) ya les tocaron los consultores más “quemados”. Saludos :)

  2. Vaya. Yo me he apuntado al de Model Thinking, al de Computer Human Interaction y al de Tecnology Entrepeneurship. El primero de ellos me encanta. Creo que hay muchos conceptos del campo de las matemáticas y la economía, como peer effects o sorting effects y algo de probabilidad.No tengo nada que ver con esos campos, pero me resulta bastante sencillo entenderlo. Al principio me pasaba lo mismo que a David, no sabía muy bien de que se trataba. El segundo no ha empezado(menos mal) y el tercero empieza en breve, si decido hacerlo tengo hasta el 23 de marzo para registrarme, pues pretende llevar una dinámica de grupos que creo puede ser interesante.
    No obstante voy super retrasado, porque encima la vida me ha dado un vuelco en las últimas semanas: En breve me voy Madrid, ayer le dije a mi jefe que dejaba el trabajo, tengo ahora mismo la casa llena de cajas, y proyectos que terminar tanto en el trabajo como otros que tengo por libre. Justo en el peor momento. Pero recuperaré el ritmo del curso cuando todo se calme.
    Por último, solo decir que os leo desde tiempo, he hecho algúna vez tímidos comentarios y algún día me presentaré como es debido que ya llevo mucho comentario.

    • Hola Luis,

      cuando arranque el de HCI seguramente nos veremos. Por suerte se ha retrasado y con algo más de suerte se retrasa un poco más y no me coincide con los otros dos :)

      Sobre Model Thinking no solo David y Tú, sino Chema me ha comentado por email algo parecido. Lo cierto es que la idea promete… así que habrá que darle una oportunidad para que el profe despliegue lo que la asignatura tiene que ofrecer :)

      Y ya sabes que cuando quieras, está es tu casa, así que no te apures ;)

Submit a comment