Criminalizando la diferencia, el caso del cifrado de correo

¿Una persona que no siempre lleva encima su móvil [Richard Stallman habría escrito dispositivo de seguimiento, pero yo no soy RMS] y cifra su correo? Está claro: es un terrorista.

¿Parece sacado de una peli? Pues agárrense el sombrero, que hay vendaval. No llevar encima su móvil y cifrar el correo han sido los dos indicios que han llevado a la inclusión de un ciudadano alemán en la lista de sospechosos de terrorismo, algo de lo que fue informado el día que la policía irrumpió por la fuerza en su apartamento. Lo cuenta la pareja del sospechoso en un blog recién abierto: Blogging against Surveillance. Lo vi primero hace unos días en lo de Carlos Alonso, despues también habló de ello Acalpixca.

No llevar encima su móvil y cifrar el correo. ¿De verdad son motivos para incluir a alguien en una lista de sospechosos de la-palabra-que-comienza-por-T y tratarlo como tal?

Si menos del 95% de la gente no responde clara, rápida y concisamente a esa pregunta de forma negativa, algo estamos haciendo mal y entonces será cierto eso, que me comentaba alguien el otro día, de que los ciudadanos de la UE se merecen todo el mal que le venga de parte de sus políticos, por ser tan absolutamente sumisos a lo que un tipo con traje y acta de diputado diga por la televisión.

En cualquier caso, no se preocupen porque para evitar incómodas respuesta negativas de gente pensando que evidentemente se trata de un abuso policial, ya nos van preparando el cuerpo con noticias que igualan cifrado con terrorismo (como bien nos contó Arnau en un artículo imprescindible). Como si fuera algo nuevo el uso de cifrado, ¿es algo nuevo? Seguro que no: lo que es nuevo es que haya que criminalizarlo. ¡Cómo osas tener la misma herramienta de cifrado que todas las organizaciones estatales y/o mafiosas que están al margen de la ley?

Está claro, lo diferente asusta. A los poderes establecidos los inquieta que la gente pueda comunicarse sin control, que puedan hablar sobre temas no dictados desde lo alto de la pirámide que estructure el flujo de información, pues la estructura de ese flujo determina la estructura de poder social subyacente. Por eso les asusta que, cada vez más, no haya pirámide. En momentos de crisis sistémica, agrupar a la gente entorno a un lider o formar una piña con ellos suele funcionar para lograr unificar ideas por el siempre efectivo método de criminalizar la diferencia. En un momento en que la gente ya no cree en los políticos, el miedo aún servirá para agrupar al rebaño un tiempo.

Y podemos estar seguros de que lo van a dar todo para conseguir que cedamos nuestro derecho a, entre otras cosas, cifrar nuestro correo.

*** Relacionado:
Cómo y por qué usar cifrado de correo (tutorial apto para novatos).

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

2 Comments

Submit a comment