Compro luego existo

Esta imagen la tomé la semana pasada, durante mi visita a Bilbao. Está adornando una de las paredes de Las Siete Calles (zazpi kaleak). Me encantó porque define perfectamente el espíritu consumista en el que nos educan, y me conquistó definitivamente el detalle de la cabeza-cámara de CCTV. ¡Es tan aberrante! la idea de que para el mundo (para los gobiernos y para las grandes corporaciones) existimos únicamente porque podemos contribuir a sus mecanismos con nuestro dinero. Mezclado todo con la invasión a la privacidad…

Le eché tres fotos por si alguna salía borrosa o la luz no me gustaba así que ya podéis imaginar qué impacto me causó ;)

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

5 Comments

  1. Qtal? me ha gustado la foto, y solo queria comentar que cada vez se estila más pintadas así, que no sea un nombre simplón y colorido, sino algo que deje que pensar, como pequeños detalles que no se quien va dejando por las paredes, como aquí en Málaga, que hasta hace poco en un barrio había una pìntada de ni másni menos que de Nosferatu, era buenísimo, lástima que la hayan borrado.

Submit a comment