Ayer tuve sexo solo dos horas

Para que conste: seguiré escribiendo como me salga los cojones. La RAE no me inspira confianza, sus normas tampoco. El 2011 disciplinario nos trae una indeseada e indeseable prohibición del tabaco en lugares públicos y una nueva remesa de recomendaciones, que no obligaciones, ortográficas. No sabe uno si alegrarse de que una panda de irredimibles académicos nos perdone la vida o de que haya quien piense que si sigo tildando mis demostrativos es porque lo permite la norma y no porque me la suda la susodicha norma. Por otra parte, obligar a no poner las tildes habría sido una fuente inagotable de diversión. La frase que da título a este post, sin ir más lejos, es tremendamente más divertida si no nos dejan ponerle tildes: ni siquiera sabemos qué quiere decir. Y yo no pienso resolver las dudas porque, como comencé diciendo, no me sale los cojones.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

19 Comments

  1. Me hace gracia la rebeldía de la tilde. Oralmente también pones tildes? Si oralmente no tienes problemas, es porqué no hay lugar a confusión. Eso es debido a que la lengua no solo es ortografía, también es sintaxis. Sintácticamente, tu ejemplo es bastante malo. Es una frase muy artificial porqué difícilmente la dirías así oralmente y de manera espontánea. Juega con la posición del “solo” y verás que encontrarás soluciones que no dan lugar a confusión, con o sin tilde.

    Yo no estoy aquí defendiendo la RAE, simplemente pido critica sólida.

    • Salvando las distancias: en física, la validez de una ecuación queda inscrita al problema para el que se define, con las condiciones y ligaduras en que se define. Usar la ecuación de los gases ideales para intentar prever el comportamiento de gases a muy alta presión y temperatura nos lleva a cometer errores. Del mismo modo, presuponer que lo que aplica a la oralidad es válido para la lengua escrita, cuando por propio diseño está pensada para superar el ámbito de ésta… me parece un muy mal ejemplo. La lengua escrita es diferente a la oral, y es precisamente por eso que este post lo he escrito y no te he hecho el chiste en la barra de un bar, donde la ambigüedad se habría disipado sola :)

      Dicho esto, sintácticamente mi ejemplo es bastante bueno; y semánticamente da para hacer algún chiste (como bien entendió Foncu más arriba).

      Todo lo que me dices al final no lo considero porque entiendo que te refieres a una comunicación oral a la que yo no he aludido en ningún momento. Y, además, me resulta divertido que estés de mi parte apoyando la rebeldía de las tildes… o eso me parece entender de ese «porqué».

      La RAE no tiene defensa y no creo que seas tú el que le haga guiños, pero la crítica sólida debe empezar por uno mismo, enfocando la crítica donde procede. El caso que comento es tremendamente ambiguo porque está escrito, negar la validez de la crítica porque hay otro caso (el oral) no ambiguo me parece incorrecto, ya que la oralidad no alcanza a todas partes. (No puedo hablar oralmente más que con las personas que están directamente a mi alrededor.)

      Buen viernes :)

      • Mi punto de vista es que tanto el contexto como la sintaxis resuelven las dudas, haciendo la tilde innecesaria. Por suerte la lengua es redundante. Tu frase tiene mala sintaxis (es la opinión de una persona no experta que no tiene el castellano como lengua materna) y además no tiene contexto.

        O sea, creo que es una buena reforma que simplifica la lengua escrita y que facilita la vida a los usuarios.

        Es verdad que la lengua oral y la escrita son cosas diferentes, pero muy relacionadas. Exageras la separación entre una y otra. Exageras mucho.

        A mi no me parece mal que exista un organismo estandarizador de la lengua, de la misma manera que creo que está bien que el W3C estandarice las tecnologías de la web. Otra cosa es que tenga que ser la Real Academia quien se encargue de ello.

        Finalmente, toda relación entre la decisión de la RAE y la ley del tabaco me parece imaginada por tu cerebro, deseoso de ver actitudes disciplinarias (que las hay) en toda decisión del estado.

        • No creo que mi sintaxis sea mala, sencillamente.

          La reforma simplifica la escritura, no sé si simplifica la vida eliminando herramientas de matizar la lengua escrita.

          El inglés no tiene organismo que estandarice su uso, y no parece que sea un idioma con problemas de uso/comprensión.

          De la RAE, efectivamente, no queremos hablar ninguno :P

          No hay ninguna coincidencia aparte de la mera aplicación simultánea de ambas reformas. La vocación disciplinante del tabaco es clara, la de muchas (casi todas) las acciones de la RAE no lo son menos. Su única finalidad es uniformizar y disciplinar, para que los moriscos del sur de la península hablaran castellano y para que los americanos también hablaran castellano. No tiene otro fin. Aceptarla es como aceptar la visión católica del ecumenismo (que no es otra que la de la unión de todas las iglesias cristianas bajo el control del catolicismo).

          • Me refería a norma, en toda su implicación de obligatoriedad. Un estándar no tiene porqué ser obligatorio. La BBC, como TVE o TV3, imponen un estándar y facilitan la uniformización de la lengua, pero no normativizan la lengua.

  2. Jajaj! A mí también me toca un poco la fibra.
    No pienso volver a redactar todo aquello que ya he publicado de acuerdo con la vieja gramática.
    Además, no tengo muy claro si seguiré escribiendo cumpliendo con una u otra. Supongo que avanzaré de acuerdo con la pura inercia del lenguaje, pero sin cambios radicales de última hora como se pretende.
    Eso sí, no pasaré bajo el yugo del absurdo “lenguaje no sexista”.
    Sin embargo, creo que “pqs” lleva parte de razón en el hecho de que oralmente esa frase puede interpretarse de doble forma -pues la tilde no es visible en la comunicación oral-.
    No te digo esto para defender a la RAE, sino para advertirte (así que ten cuidado con Rouco, no sea que te tache de onanista).
    ;-)

    • Yo me niego a reredactar nada. Mi forma de escribir cambiará, seguro. Pero cambiará como consecuencia de una vida que dará tumbos: y seguro cogeré manías de escritura, y seguro algunas no estarán bien vistas ni serán conformes a la norma. No me preocupa :)

      Pere tiene razón en que en la oralidad la ambigüedad desaparece, pero yerra en no considerar que la oralidad sigue existiendo en la escritura.

      Y si Rouco me echa el guante, creo que el onanismo será tan sólo uno más (quizá el menor) de mis problemas. Por favor, no me dejéis solo :D

  3. Es curioso cómo, en realidad, todas las polémicas y grupos de Facebook que se han montado a propósito de de las “nuevas” (están todas en la Ortografía de 1999) normas no hacen más que reflejar la autoridad que sigue teniendo la RAE.

    No me refiero a un carácter legal, sino a que la magnitud de la polémica viene dada porque me jode que a quien le doy la autoridad sobre la ortografía me cambie reglas y, como resultado, ya no puedo decir que sigo las normas.

    Y, perdóname, versvs, pero no se puede escribir como nos salga de los cojones. Cualquier forma de escritura es una convención social, o sea que necesita que estemos de acuerdo. Tú lo que quieres decir es que en tres detallitos vas a escribir como te salga de los cojones, pero el 99% básico vas a seguir haciendo caso a la RAE.

    • :)

      Talmente: en realidad se trata de mera deformación, estudié demasiados años y leí demasiados libros y algún poso me dejaron en la escritura. Y, claro, lo que quiero decir es que el otro día me dijeron que estaba escribiendo a la contra de las nuevas normas ortográficas y este post no era más que una excusa para recordarle al mundo que la reforma no era vinculante, sino mera recomendación… y que al no obligarme a escribir sin tildes me están liberando de saltarme la obligación, ya que no me planteo cambiar mi forma de escribir.

      La ortografía es un mundo interesante, por cuanto la normativización exhaustiva de todo mínimo detalle sirve tan sólo para marcar diferencias entre los que pudieron estudiar y los que no. Eso me impulsa a rechazar las normas, porque no hay correlación (y ésta no implicaría causalidad) entre cometer menos «faltas ortográficas» y «ser mejor persona»… pero es algo complejo. Me atengo a una cierta norma, si intentara escribir la palabra «sorpresa» como la sucesión no alterable de caracteres que constituyen la siguiente cadena «qergjj459y» nadie me entendería. Obviamente, no se trata de eso.

      Así que no, no es obedecer a la RAE (algún día haré un post sobre el origen y función de estas academias de la lengua, pero hoy no tengo tiempo para ello). Es no negarle a nadie el mérito de las normas cuando son útiles, una cierta norma básica de escritura nos viene bien a todos. Y no aceptarle las que entorpecen nuestro día a día. Sin ir más lejos, mi lectura diaria, mucho más eficiente si no me introducen elementos incomprensibles.

  4. No creo que sea comparable la prohibición de fumar con las recomendaciones ortográficas… A fin de cuentas, puedes publicar lo que tú quieras (aunque por supuesto no donde tú quieras) con faltas de orotografía a mansalva y con el tipo de lenguaje que prefieras.

    • Bueno, las dos tienen cierto carácter disciplinante. Mucho peor en el caso de la prohibición de fumar, claro. Que, dicho sea de paso, yo no soy fumador ni lo fui nunca. Sólo creo que había otras formas de enfocar los espacios sin humos que no pasa por la prohibición total, pero de eso hablé bastante en el post que ya hice en su día :)

  5. Si ayer tuviste sexo por dos horas (por cierto ¿cuál?)… ¿qué es lo que tienes ahora?

    Yo tengo sexo desde hace 45 años y siempre es el mismo, varón, con el que provisionalmente estoy contento y no entra en mis planes cambiarlo a corto plazo. Por cierto, las opciones se reducen a 1… fuera de eso ¿qué se puede tener?

    :-DDD

    Como he dicho en otras ocasiones “tener sexo” (para decir “gozar carnalmente”) es el idiotismo más difundido entre las lenguas del mundo.

    Otra cosa: los camareros sin duda estarán contentos con que les hayan librado de unas condiciones de trabajo higiénicamente poco saludables. Como aquellos trabajadores de uralitas cuando prohibieron el amianto ;-)

    Yo también estoy contento pero, claro, para mi entrar en un bar es voluntario. No es lo mismo.

  6. A mí, además, lo que me da rabia es el anglicismo “tener sexo”. Suena muy raro. “Ahí estaban, teniendo sexo…”. Aunque tampoco me gusta “practicar”; suena así como frío…

    Por lo demás, completamente de acuerdo. La lengua escrita necesita de matices para emular a la hablada. ¿Qué hay de malo en que los hablantes aprendan algunas normas? Creo que hasta les viene bien para reflexionar más sobre su propia lengua.

    Algunos actores normativos ya la han adoptado. Fijáos sino en el diario El País. Debo ser yo, pero no me encuentro un solo “solo” acentuado. Es una pena: empobrece el idioma y a los hablantes.

Submit a comment