Apple y el futuro de internet

«Piensa que esos dos inventos -iPhone y Apple II- fueron lanzados por el mismo hombre, las revolución que cada uno inauguró es radicalmente diferente. El Apple II era la quintaesencia de la tecnología generativa. Era una plataforma. Invitaba a la gente a jugar con él. Los aficionados escribieron programas para él, los hombres de negocios comenzaron a vender software para él. Jobs (y Apple) no tenían ni idea del modo en que su máquina sería usada. Ellos tenían su visión, pero afortunadamente para ellos, nada limitó a la máquina únicamente a la visión de sus fundadores. Apple ni siquiera sabía que VisiCalc estaba en el mercado cuando se percató de que las ventas de Apple II se disparaban. El Apple II fue diseñado para las sorpresas -algunas muy buenas (VisiCalc), y algunas no tanto (los inevitables y frecuentes bloqueos del sistema).

El iPhone es el opuesto. Es estéril. Más que una plataforma que invita a la innovación, el iPhone viene preprogramado. No tienes permiso para instalar programas al dispositivo todo en uno que Steve Jobs te vende. Su funcionalidad está capada, y Apple lo puede cambiar via actualizaciones remotas. Más aún, a aquellos que se las apañaron para jugar con el código para desbloquear el iPhone, Apple los amenazó (y luego cumplió la amenaza) con transformar el iPhone en un iLadrillo. La máquina no estaba pensada para ser generar innovación más allá de la innovación que Apple (y su socio en exclusividad AT&T [NdT: en los EE.UU.]) quería. Mientras el mundo entero innovaba para el Apple II, sólo Apple innovaría para el iPhone.»

Jonathan L. Zittrain, The Future of the Internet (and how to stop it)

Por eso no me gustan los productos de Apple y estoy harto del iPhone, ¿en qué momento nos convertimos en la propiedad intelectual de Apple para que nos digan lo que podemos y no podemos hacer? Nunca me convertí en su propiedad intelectual, y no pienso pasar por ahí.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

6 Comments

  1. Yo creo que los de apple son unos cracks en vender diseño y marca .
    El problema es cuando rascas un poco :P y entonces ves que el iphone viene a ser como la tecnologia DRM -> defective by design.
    También creo que muchas empresas matarían por tener una legión de consumidores tan fiel y que practica tanto el proselitismo.
    Pero bueno lo de apple al fin y al cabo no deja de ser una elección particular, el problema sería si se llega generalizar éste tipo de prácticas ( lo de capar todo por defecto ) a la mayoría de productos.
    Saludos.

    • Aunque el capado que impone Apple a sus productos es descomunal, eso de limitar funcionalidades está mucho más extendido de lo que parece. Empezando por teléfonos a los que el operador bloquea el bluetooth, siguiendo por reproductores de mp3 que no comparten bien archivos entre sí o le añaden drm (zune) y acabando porque las tarifas de internet móvil no respetan la neutralidad de la red al prohibir expresamente utilizar p2p.

      Está muy extendido, aunque repito: lo de Apple es de manual (se han creado un monopolio en el que fabrican y venden e incluso ganan dinero después de la venta -un porcentaje de la tarifa mensual del cliente-; todo a base de capar el dispositivo).

  2. Me alegro de que te haya gustado el libro que te recomendé, al menos para sacar un extracto del mismo. Yo estoy muy de acuerdo con el autor. ¿Podría ser Android la alternativa? Ya veremos.

    • No he leído todo, pero sí he leído algunos trozos grandes. Está guay. Stallman cuando estuvo en Málaga decía que la parte libre de Android no era un sistema operativo completo, pero Google ha manifestado en los últimos días que sí lo será. De todas formas está publicado con licencia Apache (que es una licencia “débil” porque permite derivados privativos), pero quizá a partir de ese clon aparezca algo así como FreeAndroid, con soporte comunitario y licencia GPL, desde luego no hay muchas alternativas, y ésa lo parece.

Submit a comment