Wired mata cosas

Se dice, se rumorea, que la web se muere. No lo digo yo, claro, lo dicen en Wired. ¿Es eso una garantía de éxito para el argumento? Tomemos un minuto para mirar atrás, con calma, y ver el camino recorrido desde hace más de una década.

En 2008, Wired decía que Twitter, Facebook y Flickr (jur, jur) hacían que los blogs parecieran taaan 2004. En 2010, las agencias de publicidad británicas promocionan su gran apuesta televisiva de la temporada al margen de estos servicios y Watson tiene blog.

Pero, ¿para qué deternernos en 2008 si podemos ir mucho más atrás? En 1997, Wired anunciaba la inminente muerte de la web a manos del Push. Acertaron, evidentemente, por eso trece años después la web se ha convertido junto al correo en la única herramienta de Internet realmente inevitable, la única que todo el que se conecta a la red usa y quiere usar (sobre las demás tendremos necesidades y gustos y diversidad de opiniones). Acertaron, claro, y por eso la web sigue bien viva en 2010 para que ellos puedan… matarla de nuevo.

No. La web no se muere. Resulta paradójico que yo lea sobre la muerte de la web, precisamente, en la web. Resulta clarificador que los que se empeñan en dar por muerto a la criatura fueran los primeros en lanzar una aplicación específica con la que ver sus contenidos en el iPad «como si fuera una revista de verdad». ¿Cómo una revista? Sin enlaces, sin poderlo ver de la forma que más me guste? ¿Qué hay de separar diseño de contenido? ¿Qué fue de los enlaces? Tonterías: como una revista quiere decir, que te lo compras en el kiosko… soooo 1990. Al fin y al cabo, el kioskero está de su parte: no quiere un país de blogueros.

No es que Wired dejara de emocionar hace ya muchos años. Es que en su ensimismamiento cool dicen tonterías que muchos años después vuelven a repetir, como si se tratase de una especie de sortilegio, un intento de profecía que, desean, sea autocumplida. Les encantaría que todos comprásemos su aplicación, con lo que ello implica, y no saben cómo desviar la atención. Pero no sucederá y, ya puestos a comprar una revista de diseño frívola, no creo que escogiera Wired. Para eso me quedo con Monocle: al menos nadie se lleva a engaño con lo que se puede leer dentro.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

6 Comments

  1. …que no tiene ni pies ni cabeza. Digo yo por ahí en un foro de Wireless Health…

    “Thought-provoking article, pity it’s also full of inconsistencies and fundamental flaws. Whereas it generates interesting dialog about the position of smartphone client applications versus mobile applications delivered via the browser, the authors fail to define what the Web is for the sake of their argument, and here’s where inconsistencies appear. “What is dead, exactly?” is the first question that readers should ask themselves. The authors also use this ambiguity to prove their point. For instance, the chart at the beginning of the article shows a sharp increase of Video and a decrease of “Web” traffic. If by “video” they mean YouTube, Vimeo, etc. then they fail to acknowledge that most people watch it via their Web site (or embedded videos in other Web sites) and therefore one would assume that it should count as Web traffic. The only “conclusive” fact about that chart would be that since its inception, P2P has displaced FTP as the most popular way to share files… “

    • >> for the sake of their argument

      Ahí está la clave. No les importa que el artículo pierda calidad (desinformar o afirmar cosas que no son puntúan en pérdida de calidad) para poner a salvo lo que querían decir.

      Como decían los malos periodistas (o los malos científicos) que la realidad (o los datos) no te estropeen tu artículo…

    • Enrique Dans se hace altavoz de los blogs yankees el 99% del tiempo. No me sorprende que haya matado bastantes cosas… sus fuentes, que le sirven de inspiración, son casi todas yankees matacosas. Visto así, casi no es culpa suya : )

      Sin embargo, Wired goza de una atención muchísimo mayor en muchísimas más zonas del mundo, y por eso critico a Wired.

Submit a comment